12 de octubre de 2007

Eres tú la que hace
Que corra la sangre en mis venas,
Cobijadas por mi piel,
Apenas su ardor disimulado.
Heroína incierta de
Rebeldes fantasías lujuriosas,
Invasoras de largas noches insomnes
E inmisericordes albores desvelados.
Conspiradora musa de
Inoportunos deslices provocados
Por tu esencia turgente,
Voluptuosa presencia, que
Incita a amarte sin mesura.
Duermevela de carnes encontradas,
Diosa renacida de espíritu rebelde
Y desolado
Que endulza la eterna amargura
De la deslumbrante llama en tu mirada.
Ojos negros como noche oscura,
Infinitos pozos opacos
De luz apagada y albas perdidas
En los que jamás dejaré de caer
Y abandonarme a tu caprichoso antojo.
Muerte venidera,
Sueño futuro que jamás se cumplirá,
Profecía no cumplida,
Temor lloroso...
¡ Nunca escucharás mi alarido suplicante !
Jamás tendré tu amor...
.
No penséis mal, está dedicado a la escritura, espero que os guste. Éste es uno de los pocos poemas que he escrito que me atrevo a enseñar.