22 de noviembre de 2007

El niño del pijama de rayas


Hoy he terminado de leer "El niño del pijama de rayas" y ya me ha dado igual que mis ojos estuviesen húmedos por el triste final -que ya me iba oliendo según se acercaba-. ¡Qué libro tan bueno y tan tremendo! Excelente y recomendable para regalar a cualquier niño en cualquier parte del mundo, aunque los adultos no deberían perdérselo. Sus páginas dicen más por lo que callan que por lo que cuentan. Nunca me había emocionado tanto una novela, he estado a punto de ponerme a llorar como un crío en varios momentos, pero es que... es la mejor novela de nazis que he leído. Natural y cotidiana. Un bombazo a la incomprensión.