20 de noviembre de 2007

Mi primer luluaño

Hoy, a 20 de noviembre de 2007 cumplo mi primer “luluaño”, sí, eso es, mi primer año con los amigos de lulu.com.
En este año me ha pasado de todo. He tenido un hijo, lo que ya de por sí es algo que ha cambiado mi vida para siempre. Pero es que, además, he hecho cosas que nunca había pensado que haría –o simplemente las había soñado-: he publicado gracias a Lulu seis libros y varios cuentos, que han sido leídos por mucha más gente de la que yo pensaba que lo harían; he hecho un montón de amigos nuevos, algunos de lugares tan lejanos como Israel o El Salvador; he hablado en público sobre mis libros, incluso en una presentación conjunta con otros escritores y escritoras; he comenzado un par de blogs, aunque yo prefiero hablar de bitácoras; me he apuntado a una asociación cultural, en ¡Villa del Prado! Llamada las Palabras Escondidas; he ganado un concurso de cuento en Navas del Rey; me han ofrecido escribir en un periódico... la lista es infinita y ¡sólo es un año!
La oportunidad que me ha dado lulu.com de ofrecer mis escritos a la gente es algo que nunca olvidaré. En uno de los post de un foro dije que aunque alguna editorial decidiera algún día publicar lo que escribo (algo difícil por mi escasa calidad), yo seguiría apostando por tener algo en su web. Y lo mantengo. Sé que para ellos es un negocio, un gran negocio por cierto, pero para los escritores noveles como yo es un trampolín para dar a conocer tu obra. En mi caso literaria, pero también gráfica o cualquier otro tipo de expresión artística.
Por eso quiero dar las gracias Lulu, a sus creadores y a su staff por darnos esta oportunidad. También gracias a Rodrigo y a Ignacio por estar siempre ahí cuando uno los necesita, sois unos monstruos.
La efemérides del día habla de la muerte de un dictador, lo que me hace pensar que es una fecha buena para hablar de escritura y libertad, cuántos escritores han muerto en el mundo por el simple hecho de intentar decir lo que pensaban. No es que yo sea muy dado a hablar u opinar de política, pero me alegro de que estemos en una democracia y no en una dictadura, sea del tinte político que sea, así por lo menos, aunque escriba mal, puedo decir lo que me plazca a quien me plazca, siempre y cuando respete al que se lo digo; puedo pensar en voz alta, reunirme con quien yo quiera y expresar todas y cada una de mis opiniones. Vale que vivimos en el consumismo y tal... seguro que un izquierdista acérrimo, de esos que son tan fachas como los ultraderechistas, me diría que la libertad no existe, que es un sentimiento que me hacen creer tener... tonterías. Tan pesados son los unos como los otros. Yo, al menos, aunque tenga que seguir unas leyes y de vez en cuando me enfade por el precio de las viviendas, el gasoil y los impuestos, estoy satisfecho con cómo se vive en mi país.
Si leo la efemérides también es el día en el que comenzó el proceso de Nuremberg y el día en el que más de 200.000 personas se manifestaron por la paz de Vietnam en Washintong, algo que también me llena de orgullo y me hace tener algo de fe en la humanidad, fe que se diluye si miras qué se juzgaba en aquel juicio y por qué es necesario manifestarse por la paz...
Lo que más me alegra de haber empezado un día como hoy con Lulú es que el 20 de noviembre es también el Día Mundial de la Infancia Hasta ahora el libro que he escrito que ha tenido más éxito, con más de 200 ejemplares vendidos es “Un ejército para Hans”, protagonizado y dedicado a los niños. ¿Podría haber elegido mejor día?
En fin, felicidades a mí mismo por este primer luluaño. ¡Y que cumpla muchos más!

3 comentarios :

Santyago dijo...

Enhorabuena, Javier.
En este año, no sólo has logrado avanzar mucho en tus anhelos personales, sino que, además, has procurado ayudar a otros a hacerlo.
Que sean muchos más... o no... quizás, mejor que te "fiche" una gran editorial (eso sí, acuérdate entonces de tus ex-compis de Lulu)

Rudy Spillman dijo...

"Eres un tío genial", expresión que suelo escuchar en ustedes, los españoles y que en ti cuadra de maravilla (como hecha a tu medida).
Me has contagiado tu alegría en el festejo de tu primer exitoso año. Pero sabes una cosa, en lo que más pienso es en la suerte que tiene Moisés, que llegará a ser un hombre de bien y feliz, sin importar en el mundo que le toque vivir. Y en gran parte, gracias a ti. No se gana todos los días tener un padrazo como vos (esto último me salió en porteño).
Un amigo te desea lo mejor.

Enrique Timón dijo...

Felicidades Javier,

Que cumplas muchos luluaños más.

Puestos en efemérides también es el aniversario de la Revolución Mexicana.

Saludos de un convaleciente