18 de febrero de 2008

El fútbol y yo

Nunca he sido un gran deportista, además como era de los que decía lo que pensaba, en las dos ocasiones en las que intenté hacerme con un sitio en el equipo de fútbol sala del colegio acabé fuera del mismo por hacer ver al entrenador que no cumplía lo que prometía. Me acuerdo del día en el que el "mister" nos prometió que daría las vueltas al cole por nosotros si ganábamos el partido... pues bien, ganamos el partido, pero el entrenador no cumplió su palabra, así que algunos nos declaramos en "huelga" de correr. Recuerdo a Roberto diciendo en voz alta que no había derecho, que era un mentiroso y demás. Yo apoyé en todo momento la postura de mi amigo y los dos, muy enfadados, nos marchamos del entrenamiento sin dejar de protestar. Vale, hasta ahí perfecto, el problema era que Roberto era buenísimo y yo un paquete así que... él volvió al día siguiente y no pasó nada, a mí me expulsaron del equipo.
No fue hasta el instituto que decidí volver a integrarme en un equipo de fútbol sala, pero como llegamos tarde al patronato de deportes de Leganés sólo pudimos inscribirnos en la liga de Voleibol y nos vimos abocados a jugar con infantiles siendo nosotros el único equipo de cadetes inscrito en todo Leganés. Ni que decir tiene que aprendí a jugar a ese deporte -aunque lo hago como con todo, muy mal-. A pesar de perder con muchos de los equipos más pequeños nos declararon campeones de cadetes (como no había otros...) y nos llevaron a jugar el trofeo de la Comunidad de Madrid. En semifinales no se presentaron los contrarios y nos dieron el partido por ganado. Claro, cuando fuimos a la final... nos llevamos la del pulpo.
Luego jugué en el instituto de San Martín, en la liga del recreo y he de reconocer que lo hacía tan mal como siempre, así que me dije que no volvería a jugar si no era con mis amigos y así...
Pero volvió a picarme el gusanillo en una conversación veraniega y fundé un equipo de fútbol sala. Ya os contaré cómo me va en otro momento, aunque aún continúo jugando.

1 comentarios :

sr.stromboli dijo...

Ni que decir tiene que seguíamos jugando tan mal como siempre, pero lo importante era jugar ;-)

Yo ya no lo hago, pero en su momento no lo hicimos tan mal tan mal, claro que eran otros tiempos...

Ahora los que siguen, pues a veces ganan y pierden, pero al menos juegan y se divierten jeje, un olé por ellos!!