24 de abril de 2008

Boom!

Hoy he escuchado que comienza a haber restricciones alimenticias en Estados Unidos, una serie de grandes almacenes han decidido restringir la venta de alimentos debido a la fuerte subida de precios y a la alarma de escasez que amenaza a todo el planeta... y no puedo más que sentirme realmente intranquilo.
Siempre he pensado que este mundo estaba en orden, cada nación se mantendría inamovible y cada país estaba fijado para siempre. No obstante esa percepción va cambiando. Por alguna razón que desconozco (a lo mejor es por leer tanta historia) empiezo a pensar que todo el mundo puede dar un vuelco en cualquier momento.
Sí, cada vez tengo más claro que esto tiene que estallar por algún sitio, si no es por culpa de la gasolina será por el agua y si no por la comida... o por un desastre nuclear... dios no lo quiera. El caso es que cada día que pasa tengo más claro, para mí es más evidente que esto tiene que terminar reventando, que los países ya no están tan aislados como lo estaban antes y todos sabemos cómo se vive a unos kilómetros de nuestras fronteras.
No sé cuántos años quedará para eso, no sé si lo veré, pero creo que las naciones dejarán de existir como tales y el gran imperio americano desaparecerá sin dejar rastro.
Aunque créeme, estoy muy ilusionado con equivocarme.