23 de abril de 2008

Mociones de censura

Veo en la tele muchas imágenes de protesta que vienen desde integrantes de ETA, me da igual que pertenezcan o no a un partido legal o ilegal, me da igual que hayan sido votados por el pueblo, me da igual que se hayan ganado en las urnas el derecho a estar en los ayuntamientos... simplemente me dan asco, me inspiran repulsa y mala leche. Les veo con sus cínicas sonrisas, llamando fascistas a los demócratas y a las gentes de bien... y por un momento, aunque sólo sea por un segundo, entiendo a todos aquellos que defienden la pena de muerte y la ausencia de una democracia real.
Me gusta la democracia, nací con ella y, aunque sé que es la menos mala de las opciones conocidas, es mucho mejor que cualquier otro régimen político. Sin embargo, veo a gentes como los de ANV siendo alcaldes de pueblos en el País Vasco y siento que hay algo en la democracia que no funciona. ¿Cómo pueden ser gobernantes tipos que no respetan la libertad? ¿Cómo pueden pertenecer a esto personas que actúan como el peor de los fascistas?
Puede que yo no sea demasiado inteligente o que no me llegue con las escasas neuronas que contiene mi cerebro, pero no comprendo cómo personas que defienden a asesinos pueden llegar a ser los gobernantes de una democracia.
Simplemente no lo entiendo.