19 de mayo de 2008

Necesidades superfluas

He escuchado en la radio que ayer se manifestaron en Madrid en contra de algún asunto sobre la educación. El otro día redacté una noticia que habla de lo molestos que están los profesores y algunos padres porque tenga que haber uno o dos alumnos más por cada aula en las guarderías madrileñas. Y he pensado en darles una solución al conflicto, una ocurrencia que he tenido con la que acabaré de golpe con todos sus problemas, sí, es algo revolucionario y novedoso... váyanse a vivir a Birmania, ahora han quedado muchas plazas libres... sí, algo así como cincuenta mil plazas nuevas para ocupar en las guarderías... seguro que allí no tienen problemas de sobreasistencia de niños a las escuelas.
¡Qué asco damos los humanos! Cuanto más tenemos más queremos (que conste que yo el primero). No logro entendernos, ¿por qué nos quejamos si tenemos más de lo que podemos precisar y mucho más de lo que merecemos?
Es una cuestión que no consigo ni conseguiré explicarme, tampoco pretendo que nadie la responda, sólo quería realizar este breve comentario y ofrecer mi más sincero pensamiento a todas las víctimas de este terrible ciclón que ha azotado Birmania, sobre todo a los niños.
Descansen en paz, aunque lo más divertido sería que volviesen loco a San Pedro con sus juegos, su vitalidad y su alegría. Seguro que los próximos ángeles serán birmanos o chinos. Aunque de pobres está el cementerio lleno.

1 comentarios :

Silvia dijo...

bolonia es una mierda!! v( el plan digo)