11 de agosto de 2008

Diario de un repartidor de pan


No sé si lo habré dejado escrito por aquí, pero soy un tipo de lo más inconstante y vago, fijaos que empecé este diario para tener una excusa y tener la obligación de escribir algo todos los días... pues podéis ver cuánto tiempo llevo sin escribir nada nuevo... pero es que yo soy así y no lo puedo remediar así que... seguro que el día de mañana, espero que dentro de, por lo menos, ochenta años, en mi lecho de muerte, seguiré diciéndome: "mañana haré esto sin falta" y me quejaré al saber todas las cosas que dejé por hacer por pura vagancia.