9 de diciembre de 2008

El elfo oscuro


Imagina que vas a la firma de libros de uno de tus escritores favoritos y tienes la desgracia de que el escritor en cuestión se va sin haberte firmado el tuyo. ¿Qué sentirías?

Pues a Robert Anthony Salvatore, uno de los creadores de la saga de libros fantásticos de los Reinos Olvidados le pasó eso en una firma de sus dos escritores favoritos, dos de los que ya hemos hablado por aquí, Margaret Weis y Tracy Hickman. ¿Y qué hizo? Se prometió que escribiría una saga de libros tan buenos o mejores que los de la Dragonlance y aquí comenzó la historia literaria de uno de los escritores de sagas fantásticas más importantes a nivel mundial. Gracias a un escenario de un juego de rol que usaban unos amigos para jugar sus partidas, a una firma frustrada y a un apasionado de la fantasía, a la que llegó fascinado tras leer El Señor de los Anillos… por cierto, habría que hacer una mención especial a este libro de Tolkien, ¿cuántos escritores de fantasía no habrán decidido escribir algo fantástico gracias a la Tierra Media?... esa puede ser una buena historia que será contada en otra ocasión…

Sigamos con Salvatore, esa anécdota de la firma la leí por ahí en una ocasión, pero por más que la he buscado no he logrado dar con ella para confirmarla, así que si alguno de tus oyentes refuta mis palabras o dice que me he confundido, puede que tenga razón.

La magia de estos libros fantásticos es que puedes, una vez que has logrado que tu serie tenga el éxito necesario, explotar a tus personajes, convertirles en historia en sí mismos, contar su infancia o aventuras anteriores. Sobre todo cuando el personaje en cuestión destaca por encima del resto. El libro del que vamos a hablar hoy está escrito en tres partes, así que ya tenemos una nueva trilogía fantástica, la trilogía en cuestión se titula El elfo oscuro y trata sobre la infancia, adolescencia y juventud de uno de los personajes secundarios más importantes de la fantasía actual, tanto que dejó una impronta tan acuciante que su autor, fue instado y casi obligado a escribir esta biografía novelada.

Y tengo que decir que incluso a mí, acostumbrado a leer fantasía de toda clase y condición, me sorprendió muy gratamente esta biografía de aquel antiguo personaje secundario, hoy convertido en uno de los héroes fantásticos más populares, Drizzt Do´urden, el elfo oscuro.

Me sorprendió el oscuro mundo subterráneo en el que nace Drizzt, la tétrica ciudad de Menzoberranzan, donde moran los crueles elfos oscuros o drows y su terrible matriarca, la Reina Araña. También el inusual gobierno de las mujeres de cada familia, más fuertes y poderosas que cualquiera de sus hombres, una estructurada estirpe seleccionada por castas, el poder de los clanes familiares y una ferocidad sin límites. La sociedad que habita en la Antípoda Oscura está regida por una religión poderosa, encabezada por la Reina Araña y sus sacerdotisas, seguidoras de la sangrienta diosa Lloth.

Sobre todo el primero de los tres libros de la trilogía, nos muestra un mundo muy agresivo, en el que sólo los más fuertes y capacitados logran salir adelante, un mundo subterráneo en el que prima la violencia y se premia el comportamiento bélico y marcial por encima de cualquier otro. Así se forjan los elfos oscuros de los Reinos Olvidados, una de las razas más aguerridas de todos los universos fantásticos en los que me he asomado.

El personaje que nos ocupa, Drizzt, nace como el tercer hijo varón de la familia Do Urden, lo que le convierte en candidato único para el sacrificio a la diosa que todas las familias de Mezoberranzán están obligadas a hacer para no caer en desgracia ante ella. Pero ese mismo día es el elegido por la madre de nuestro protagonista para atacar una casa enemiga y ocupar su puesto privilegiado de poder. El golpe falla y uno de los hermanos del recién nacido aprovecha la confusión en la huida para matar a su hermano mayor y convertirse así en el primogénito… eso para que os hagáis una idea de cómo es la sociedad drow.

Gracias a ello Drizzt se libra de la muerte y se convierte en el hijo segundo, destinado a ser educado como mago, aunque su padre, el maestro de armas de su casa logra convencer a la matriarca de que es mejor entrenarlo como guerrero. Ni que decir tiene que nuestro héroe se convierte en uno de los mejores luchadores de todo su reino, incluso es trasladado a la escuela de guerreros de Menzoberranzan, dónde, a pesar de los intentos de todos sus maestros, que incluso le hacen enfrentarse con alumnos mayores que él y pasar las peores pruebas, logra “matricularse” como guerrero en la academia drow de Melee-Magthere.

Una vez superado el entrenamiento, Drizzt sólo tiene que jurar fidelidad a la diosa Lloth y participar en una ceremonia orgía de graduación para ser considerado un drow en toda regla, pero rechaza participar e incluso maldice a la diosa.

Pero es que Drizzt no es un elfo oscuro al uso, su descripción coincide en pleno. Piel oscura, lacio pelo blanco, ojos rojos o violáceos… pero en su interior guarda un sentimiento poco dado en su raza, el honor. Para que os hagáis una idea, en una incursión a la superficie (los drows viven en cuevas oscuras), salva a una niña elfa en un mundo en el que los elfos son los enemigos acérrimos de los elfos oscuros. Logrando que su familia en pleno caiga en desgracia ante la Reina Araña.

Drizzt debe por tanto, incluso escapar de su propia familia, momento en el que su padre, inculcador de los valores morales que imperan en él, muere para permitir su huida. Desde entonces Drizzt se convierte en una criatura oscura más de los reinos de las cavernas, El Cazador. Durante años, el elfo oscuro vive como un ser oscuro en la Antípoda Oscura, acompañado sólo por Guenhwyvare, una pantera, un ser del plano astral ligado a una estatuilla de ónice que se convierte es su compañera habitual. Hasta que alguien vuelve a verlo y decide acabar con él de una vez. ¿Se salvará?

Os recomiendo el Elfo Oscuro, de RA Salvatore, porque vais a descubrir un mundo totalmente nuevo, sobre todo en sus dos primeras partes. La sociedad drow es algo novedoso, ¿qué otra raza es gobernada por las mujeres?

Y una recomendación, si por cualquier causa debéis enfrentaros con un elfo oscuro, procurad hacerlo a la luz del día… os puede venir muy bien esa diminuta ventaja.



¿Quieres escucharlo? Pincha aquí