31 de marzo de 2009

La Maldición del Dragón


Hola a todos, una semana más nos adentramos en los mundos de la imaginación y la magia, en nuestra sección fantástica de El Bosque de las Palabras.

¿Cuánto se tarda en escribir un libro? Con esta pregunta comienza un pequeño prólogo que Dennis L. McKiernan, el autor de la novela que vamos a comentar hoy, añade a La Maldición del Dragón, un libro fantástico y muy interesante que se tardó en gestar más o menos seis años y medio, pero como reconoce Dennis, se tardó en escribir unos cien días desperdigados en esos seis años.

La verdad es que la pregunta tiene miga, porque no creo que haya una medida exacta que indique cuánto se tarda en escribir una novela, da igual su número de páginas o el trabajo empleado en ella, supongo que depende de multitud de factores, entre los que destacan quién la escriba. En la pasada feria del libro de Madrid, conocí a un escritor que me afirmó que había tardado en escribir su libro ¡14 años nada menos! Mientras que la semana pasada, Jordi Sierra i Fabra, aseguraba que su última novela, Las Guerras de Diego, había sido escrita en tres semanas… y que eso era demasiado, aunque luego aclaraba que antes de escribir un libro se curra un guión muchísimo, quizás durante años y años.

No sé cuánto se tarda en escribir un libro. Yo, por ejemplo, Un ejército para Hans, lo escribí en un mes y medio, a ratos, mientras que El Escudero del Rey me costó muchos años. Tampoco sé si cuando piensas en escribir algo, cuando empiezas a fraguarlo en tu cabeza y a desentrañar los hilos de una historia, ya lo estás escribiendo… supongo que será como todo, depende ¿no?
Tampoco sé lo que se tarda en leer un libro, en ocasiones me duran un suspiro, como los dos que me he leído esta semana y que sólo voy a mencionar, porque no pertenecen a nuestra sección, que han sido: Kafka y la muñeca viajera, y Madrid, campo de exterminio. Dos libros que recomiendo aunque no sean de nuestro género favorito. Otras, en cambio, me pueden durar semanas y semanas. En fin, supongo que los buenos libros se leen muy rápido, porque uno tiene muchas ganas de leerlos.

Y mientras leo Los Libros Mágicos, de Santyago Moro, y espero la segunda parte de Astralis, de Antonio J. Bazalo, me detuve el otro día a pensar qué libro fantástico podía recomendar esta semana… y se me vino a la cabeza uno que leí hace tiempo, que guardo con mucho cariño en mi estantería repleta de títulos fantásticos. La Maldición del Dragón, de Dennis L. McKiernan.

Reconozco que esta semana me he tenido que apoyar en varias búsquedas en Google para preparar mi recomendación, pues aunque recordaba parte de la historia y lo más importante, recordaba que me encantó, no tenía muy claros algunos detalles y bueno, en estos tiempos de Internet, eso tiene una solución muy sencilla.

O quizás no tanta, porque encontrar algo en internet sobre la Maldición del Dragón en castellano, ha sido de lo más difícil. No hay demasiadas reseñas sobre el libro, aunque sí que encontré algunas que me han servido de apoyo a este comentario. Por ejemplo, un blog de un lector encantado con la obra o el comentario sobre el autor que he encontrado en una de esas páginas web de gente aficionada al género fantástico y que os recomiendo si os gusta ese tipo de lectura: Los espejos de la Rueda.

Puede que el autor del que hablamos hoy, Dennis L. McKiernan, lo repito para que os entre bien en la cabeza, puede que sea uno de los escritores fantásticos menos reconocidos entre el público español, aunque sí que goza de fama y prestigio a nivel internacional, quizás porque sus historias y su estilo recuerda mucho a Tolkien y eso pueda provocar que haya quien lo vea como un impostor o una copia barata. Pero quien lo hace se equivoca, este norteamericano ha sido capaz de crear un mundo propio Mithgar, en el que trascurren la mayoría, si no todas, sus novelas.
Puede que Mithgar no posea grandes dosis de originalidad, puede que los enanos sean sólo eso, enanos, los elfos elfos y los hombres hombres, puede que use criaturas semejantes a muchos otros libros de Fantasía Épica… pero qué queréis, como diría mi amigo Jose, está todo inventado. Yo creo que no hace falta crear seres ni criaturas para dotar a un mundo nuevo de vida propia. Dennis no sólo ha creado un mundo, sino que lo ha dotado de culturas y de historias que no tienen que ser originales para llamar mucho la atención del lector.

De hecho, la novela de la que hablamos hoy, La Maldición del Dragón, es una historia que podría parecer de lo más típica. Un dragón destruye una ciudad de enanos, situada en una montaña, mata a casi todos sus habitantes y se queda con sus tesoros. Los hombres, al paso de los años, acuden a la guarida del dragón, lo matan y se quedan con el tesoro para ellos. Pero claro, los enanos deciden recuperarlo y comienzan una guerra con los hombres. Hasta ahí lo típico ¿no? Incluso en el asunto de que un tesoro de un dragón suele estar maldito, que creo procede de la mitología escandinava.

Lo que ocurre es que dentro de esa historia de dragones, enanos, humanos y guerras infinitas, de odio y de prejuicios, se encuentra el trasfondo de la verdadera historia que Dennis quería contar, una historia de golondrinas y vencejos, como la describe él mismo. Al hablar de enanos y hombres, de sus luchas, nos habla de racismo, de odios ancestrales, de miedos… que incluso se pueden encontrar hoy día en la sociedad ¿no? El miedo, el odio, el racismo, la codicia…

Y nos da una solución… o un rayo de esperanza. Mientras los hombres y los enanos guerrean por el tesoro, entra en escena Kalgalath , un dragón negro que acude a la batalla con ejércitos de criaturas oscuras, pensando en eso de que a río revuelto… el caso es que sólo la unión de las fuerzas entre una doncella guerrera humana, Elyn y un príncipe enano, Thork, podrá destruir al dragón y salvar a las dos razas.

Elyn y Thork se embarcan en la búsqueda de un arma capaz de matar a Kalgalath, un martillo mágico con el que finalizar la guerra y salvar a sus respectivos pueblos. Para Dennis L. McKiernan existe una magia capaz de superar a todas las demás: el amor.

Yo os recomiendo La Maldición del Dragón, un excelente libro de fantasía en el que el amor y la tolerancia superan al miedo y al racismo… espero. Es difícil encontrar este libro en España, publicado en 1988 en EEUU y editado en España por Tinum Mas en 1992. La edición que yo tengo es del Círculo de Lectores y me suena que lo compré en 1998 o 99… así que ya ha llovido, aunque estoy seguro de que hoy día se puede encontrar, si no en librerías, sí en Internet, fijo.
Y si os gusta, hay muchos más libros de Dennis y su mundo, Mithgar. La piedra del dragón, Cuentos de Mithgar, El viaje del jinete de las zorras, Dentro de la forja, Dentro del fuego o La trilogía La Torre de Hielo, por poner algún ejemplo.

Bueno, y me despido hasta la semana que viene, no sin antes recomendaros que seamos todos algo más tolerantes con nuestros vecinos, porque tengan el tono de piel que tengan son sólo eso, vecinos.

Adios.

6 comentarios :

Yosu Rc! dijo...

En cuanto a la primera parte, ¿cuánto se tarda en escribir un libro?
Si lo contamos desde la primera idea que nos viene al tarro, yo diría que nos lleva toda la vida escribir todos los libros que escribimos, y que ya emepezamos los que aún no hemos siquiera elucubrado.
Porque, al menos yo, siempre tengo flashes en mi mente de personajes, situaciones, argumentos... casi cada semana que salgo a la calle, veo una peli o leo un libro.
Hoy mismo, sólo al ver pasar un niño saltando y jugando a mi lado, me vino un "trozo de relato" a la cabeza, como si recordase algo que ya he leído. Y sé que, antes o después, lo usaré en alguna narración.
No sé si a los demás os pasa así, pero en mi caso, así es. Y eso le da a la tarea de escribir una dimensión increíblemente interesante.

Javi dijo...

Cómo me alegro de haberte hecho pensar, es mucho más de lo que me proponía al escribirlo.

Jolan dijo...

No sé cuánto se tarda en escribir un buen libro, pero desde luego Dennis L. McKiernan puede dar por más que bien empleados los seis años que le llevó 'La Maldición del Dragón'.

¡Qué libro tan maravilloso! Y sin embargo, como comentas, creo que mucha gente que lo ha leído no ha sabido ver más allá de lo que parece una historia típica. Que, por otra parte, puede que tire de elementos ya muy usados, pero a mi parecer lo hace con una originalidad y un gusto narrativo rara vez vistos en los autores de fantasía. ¡Ya quisieran muchos imitadores del estilo Tolkien contar las cosas como McKiernan! Y el mundo de Mithgar puede que también tenga semejanzas con la Tierra Media, pero su creador ha sabido dotarlo de una historia y mitología propias realmente increibles, como se puede ver con sólo echar un vistazo a los apéndices que contiene el libro.

Personajes que se quedan en la memoria y que logran emocionar, una historia dinámica y bien estructurada, un mundo atrayente... ¿qué más se puede pedir, no? Bueno, sí... que alguna editorial se decida de una vez por publicar algo más de este grandísimo -y poco reconocido en España- autor!

Además de 'La Maldición del Dragón' aquí se publicó unicamente 'El Ojo del Cazador'. Si no lo has leído, te lo recomiendo desde ya!

Saludos!

Javi dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Jolan, buscaré ese "Ojo del cazador" para leerlo.

Mil gracias por el comentario y sí, a ver si alguna editorial se pringa con este gran escritor.

kumyna dijo...

Recien lei el libro, lo encontre por casualidad en internet y lo descargue, lamentablemente la traduccion no era del todo buena o tal vez fue la transcripcion al formato digital lo que fallo pero a pesar de eso disfrute mucho leyendolo hace tiempo que no encontraba un libro que me atrapara asi ... pero bueno ya se ha escrito sobre esos puntos.

Y si, es cierto, no hay mucha informacion de el en internet y me he quebrado la cabeza buscando imagenes de la historia pues deseo hacer un dibujo, pero no he encontrado nada de lo que busco :/

Por cierto queria preguntar algo n_n ¿el resto de los libros que tambien hablan de Mithgar estan relacionados con los hechos transcurridos en la maldicion del dragon? porque me han quedado muchas incognitas xD

Javi dijo...

Hola Kumyna,

pues creo que sí, que tiene más libros sobre esta saga literaria, pero, de momento, me ha sido imposible encontrarlos. Seguiré en el empeño de hacerlo.