6 de abril de 2009

La Trilogía de Bartimeo

.

Buenas tardes, no sé por qué será, pero este bosque de las palabras cada día está más poblado, poblado de musas, de libros, de escritores y de casi todos los personajes que alguna vez han pululado por las mentes extraordinarias de los más extraordinarios escritores. Pero hay que tener mucho cuidado, pues no todos los personajes que aparecen en los libros son inofensivos, todos tienen algo que deberían hacerte pensar si es saludable encontrarte con ellos, sobre todo si hablamos de personajes o criaturas pertenecientes al género de esta sección, quizás uno de los géneros literarios más libres e imaginativos de todos ellos, una semana más nos adentramos de nuevo en los Reinos de la Fantasía y la Magia, de la mano de los libros fantásticos con los que me he ido topando en mis mejores ratos de lectura, cuidado, no vayamos a encontrarnos con dragones o con una terrible quimera, comienza aquí la sección fantástica, el más extraño paraje de todo el Bosque.

Y hoy, antes de comentar la trilogía que tengo en mis manos, quisiera contaros un par de noticias de estos mundos literarios fantásticos y voy a procurar hacer lo mismo cada semana, siempre que encuentre una noticia interesante que contaros de los reinos de la Fantasía os la traeré aquí, aunque eso me cueste el recortar algo el comentario propiamente dicho, hay que estar informado ¿no?

Esta semana empiezo anunciando la publicación de las segundas partes de dos libros que ya hemos comentado por aquí. Uno es Astralis 2, el enigmático mundo astral del que hablamos hace unos meses, ideado por el malagueño afincado en Barcelona Antonio J. Bazalo, que lanza la segunda parte de su saga literaria gobernada por los Astrales, de la que espero que os acordéis por aquí, la publicación de Astralis 2 será mañana miércoles, 1 de abril y podréis comprarla a través de su web, que es www.astralis-saga.com.

El otro libro que se publica en abril y que yo ya tengo en mi casa es Cosecha Negra, la segunda parte de la tetralogía Porta Coeli, de la barcelonesa Susana Vallejo, hace muy poco que hablamos aquí de ella y de su originalísima saga fantástica, seguro que lo recordáis. Pues bien, ya tenemos desde esta misma semana Porta Coeli II, que como sea la mitad de buena y entretenida que la primera parte, gozará de una recomendación en esta sección muy pronto.

Y para acabar con las noticias literarias y antes de ponernos en materia con nuestros libros de hoy, una noticia que estoy seguro de que gustará a todos los aficionados a la escritura y a la literatura fantástica de El Bosque de las Palabras, porque nuestros amigos de la Asociación Cultural Los Espejos de la Rueda, han puesto en marcha un concurso de relatos de Fantasía Épica, cuyos únicos requisitos son: estar escritos en lengua castellana, ser originales e inéditos y no superar las ocho páginas de extensión. Si os animáis a participar, sólo tenéis que entrar en la web, recoger las bases y enviad un correo electrónico con vuestro relato, tenéis hasta el 13 de abril para enviar un texto. Para entrar en la web podéis buscar Los Espejos de la Rueda en Google o si no os queréis tomar la molestia, también podéis entrar en mi blog No me cuentes más cuentos. Allí tendré la dirección a vuestra disposición, al igual que están los textos de todas las recomendaciones que hago por aquí.

Bien, y después de consumir casi la mitad de la sección en estas interesantes propuestas fantásticas, vamos con la recomendación de tres libros, pertenecientes a una trilogía con principio y fin, sin ánimo de continuidad por el momento, aunque el universo creado por Jonathan Stroud daría para varias novelas y trilogías más. La serie en cuestión comenzó a publicarse en 2004, con una novela tan buena como divertida y original, sumamente original, El Amuleto de Samarkanda.

El Amuleto de Samarkanda nos presenta un mundo en el que el Imperio Británico nunca ha dejado de serlo, gracias a una élite que se mantiene en el gobierno, los Magos, que gobiernan con mano de hierro gracias a su dominio sobre las criaturas del Otro Lado, los genios o espíritus. América es un continente en guerra perpetua y el mundo presenta un orden establecido un tanto diferente al real de hoy en día.

Y claro, el autor nos lleva a Londres, al centro del Imperio, a un lugar en el que los ministros del parlamento se pelean entre sí por sus ambiciones personales de poder y riquezas. Nada parecido a un libro fantástico habitual. Allí, en Londres eso donde nos topamos con uno de los protagonistas de la historia, Nathaniel, un niño, que bien podría ser la antítesis del bueno de Harry Potter. Nathaniel, que ha sido vendido a un mago como aprendiz, es obstinado, ambicioso, taimado, egoísta y rastrero, todo un aprendiz de mago de su mundo, aunque para quien haya leído las aventuras del otro joven aprendiz de mago, es ligeramente diferente a su colega de Hogwarts. Nathaniel, deseoso tras un castigo de vengarse de su malvado maestro, y con unas capacidades para la magia superiores a lo común, se enfrasca en el aprendizaje de los libros de conjuros que caen en su poder, hasta el punto de, tras leer libros prohibidos para los aprendices, ser capaz de realizar invocaciones de grado medio alto.

Tras preparar un pentagrama poniendo mucho cuidado en no equivocarse en nada y en no dejar ninguna línea sin cerrar, pues el demonio en cuestión podría escapar o llevárselo al abismo con él, Nathaniel invoca a Bartimeo, un genio de segunda que se convierte al momento en el protagonista de la trilogía junto con el niño mago.

Bartimeo es un genio con más de 5000 años de existencia, ha pasado por amos muy poderosos y afirma haber entablado amistad con el propio Ptolomeo. El demonio en cuestión es maleducado, siniestramente jovial, simpático y goza de una ironía que para sí quisieran muchos escritores. La mezcla de Nathaniel, serio y ambicioso y de Bartimeo, pasota y de vuelta de todo, provocan en el lector muchos momentos muy divertidos. Aunque las tres novelas que componen la serie tienen buenas dosis de magia y aventuras. La verdad es que es una saga para pasárselo muy bien leyéndola.

Los capítulos van turnando el protagonismo entre Nathaniel y Bartimeo, cambiando el tono, aunque manteniendo siempre una prosa jovial y desenfadada que te hace mantener una media sonrisa durante la mayor parte de la lectura. Tres libros muy divertidos que recomiendo a todos nuestros oyentes.

El Amuleto de Samarkanda, El Ojo del Golem y La Puerta de Tolomeo, publicados por Montena en su Serie Infinita. No dejéis de leerlos, porque os vais a divertir mucho con las ocurrencias de estos anti héroes tan especiales, palabra.

Hasta la semana que viene.

Jonathan Stroud