#MalditaGuerra

Porque la Guerra es una mierda, se mire como se mire

"La gran aventura de Sir Wilfredo - El asedio de las sombras"

Una novela para disfrutar de las princesas y de los caballeros.

Microrrelatos en 3 Capítulos

Disfruta de más de cien historias cortas

La importancia de las librerías

Artículo publicado en Diábolo Magazine

26 de febrero de 2009

El viaje en las novelas de Fantasía


La Comunidad del Anillo.

La verdad es que me encanta disponer de este espacio en un programa que, cada vez, se convierte en más y más seguido y, por supuesto, más reconocido. Creo que es interesante esta exploración que hacemos semanalmente por los reinos de la Fantasía y creo que, aunque a veces me ponga un poco pesado o repetitivo, suelo hablar de cosas que a los no iniciados, o incluso a algunos de los que ya han visitado ciertos lugares, pueden sonarles más o menos interesantes. Lo que pasa es que quiero hacerlo mejor, pretendo mejorar semana a semana y me estrujo el cerebro pensando en qué nuevo tema tratar… incluso me estoy planteando iniciar una especie de catálogo sobre seres fantásticos con los que me he topado en mis viajes a través de las novelas o relatos que tratamos aquí… aunque eso será otro día.

Ahora mismo estoy embarcado en la lectura de Desde Dos Ríos, la primera novela de la exitosa saga de Robert Jordan, La Rueda del Tiempo, y como aún no la he terminado de leer, he pensado que sería mejor esperar a terminarla para hacer un comentario adecuado sobre ella. Así que, pensando en qué podríamos tratar aquí, se me vino a la cabeza, de pronto, que no contábamos con una buena banda sonora que acompañase mis palabras semanales en El Bosque de las Palabras.

He preferido no decirte nada, ni a ti ni a los oyentes, con la intención de sorprenderos a todos y hacer que esto suene algo más entretenido o mejor acompañado. No es una decisión pensada o estudiada, no, simplemente estaba escuchando una canción y de pronto, me vino la inspiración sobre el tema a tratar esta semana, espero que os guste a todos.

Esta música pertenece a la Banda Sonora Original de la película El señor de los anillos y creo que me sirve muy bien de base, para hablar de fantasía. No sé a vosotros, pero a mí esta música, compuesta por Howard Stone, me lleva a pensar en un largo viaje, no sé, quizás estoy recordando en mi subconsciente el iniciado por Frodo allá en la lejana Comarca, aquél que le llevó hasta el mismo corazón del mal para destruir el Anillo…

La novela fantástica trata, aunque de una manera algo diferente, sobre los mismos temas sobre los que versan el resto de las novelas: el amor, la intriga, el poder… cualquier tema que pienses, puede estar usado para narrar una buena novela fantástica. Pero, si hay algo que fascine y enganche a las personas de un modo inevitable, es un viaje. Quizá, porque nuestra propia vida no deja de ser un viaje largo, repleto de obstáculos y de aprendizajes varios, que nos lleva de la cuna a la mortaja, como decía cierto poema.

He leído muchos libros fantásticos y casi todos comienzan con un viaje, ya sea a través del mundo o a través de una persona, sobre su propio entrenamiento, aprendizaje o manera de sentir. Todos viajamos día a día, a través del tiempo y a través de nuestras propias experiencias, entonces ¿cómo no íbamos a escribir los humanos sobre los viajes? Ya en El poema de Gilgamesh, del que hablamos aquí hace unas semanas, se nos relata el viaje realizado por Enkidu para encontrar a Gilgamesh, príncipe de Uruk, un viaje en el que el primero deja de ser una semi bestia para tornarse un humano y acompañar al príncipe de la ciudad cercada en otro largo viaje que les lleva al Bosque de los Cedros o incluso más allá.

Pero claro, si nos ponemos trascendentales o metafísicos, podríamos decir que casi cualquier empresa que nos proponemos en esta vida es un largo viaje. Ya lo dijo el filósofo, “Cuando vayas a Ítaca, procura que el viaje sea largo…”. Largo fue el viaje de Ulises para regresar a casa o extraño el del descenso a los infiernos descrito por Dante en La divina comedia, también lo fue la extraña transformación del protagonista de La Metamorfosis, un viaje diferente, pero un viaje más.

Ya me estoy yendo de mi propósito, que es hablar de libros de Fantasía. Bien, pues vamos a enumerar varios de los viajes más importantes y extraordinarios descritos por el hombre, muchos de ellos menos extraordinarios e importantes que viajes verdaderos realizados por personas de verdad. Dicen que la realidad supera muchas veces a la ficción y yo creo que es cierto.

Ya hemos hablado del viaje que la Comunidad del Anillo realiza a través de la Tierra Media para destruir el arma esgrimida por Mordor, que no es más que un anillo capaz de gobernar a cualquiera que lo crea poseer a él. Algún día os contaré con qué se ha comparado en ocasiones el anillo, disgustando incluso al propio Tolkien en su día. Pero hay muchos viajes más. Tenemos el viaje interno que realiza el alma de Drizzt Do Urden en El elfo oscuro, que no sólo le lleva a escapar de Menzoberranzan para salir a la superficie, sino que también lo hace renegar de buena parte de sus enseñanzas o creencias. Por supuesto, ahí está el Endiano viaje que Atreyu realiza a través de los reinos descritos en La Historia Interminable, o el más fantástico todavía, realizado por Bastian, ése que le lleva desde la buhardilla de su colegio, a la que ha llegado al ser expulsado de clase por realizar una pregunta inconveniente, hasta Fantasía o Fantasia.

Pero hay tantos viajes como novelas. Recuerdo, por ejemplo, a los compañeros de la lanza, Caramon, Sturm, Flint, Tanis y demás, recorriendo Ansalón en busca de las lanzas capaces de acabar con los dragones. O, en el mismo libro, el viaje realizado por el alma del personaje más completo de la saga, Raistlin Majere, que le lleva, en sólo tres libros, a llevar el manto de las tres Órdenes de la magia del mundo Dragonlance, en una corrupción de un alma como no he leído otra igual.

El viaje de Harry Potter es, a través de los siete cursos que dura la serie, dispuestos en otros tantos libros, el paso de la inocencia, la sonrisa y la niñez desbordante de los primeros libros de la serie, a la oscuridad, la guerra y la muerte, descritos en los últimos, en lo que yo creo que es uno de los grandes aciertos de su autora, el acompañar con su prosa el crecimiento de sus personajes y, por supuesto, de sus lectores. Convirtiendo cada nuevo libro en algo más siniestro y serio que el anterior. Un detalle que sus críticos no han sabido apreciar.

Estamos de acuerdo en que nuestra propia vida no deja de ser un largo viaje y creo que es obligado que los escritores contemos viajes en nuestros escritos, sean estos, de la categoría que sean, porque no tienes por qué ir a ningún sitio para viajar, eso lo sabemos muy bien los aficionados a la lectura o la escritura.

Espero que el viaje de todos los que nos acompañan semana tras semana, sea largo y repleto de experiencias que poder recordar al calor de un buen fuego en la posada de nuestra vejez, aquélla que suele ser visitada con atención por nuestros descendientes.

Hasta la semana que viene.

23 de febrero de 2009

Esclavo de ti


Yo no sé qué es lo que me pasa en estos últimos días, pero desde que ha empezado 2009 me siento de lo más inspirado, ya llevo escritos varios cuentos breves, el Niño de los Ojos Brillantes continúa en busca del Dios Agua perdido en las Fuentes de la Vida y me salen las ideas a borbotones. Seguimos con los Castillos en el Aire que Jose, Silvia y yo empezamos a edificar lentamente el año pasado y Plyngo, aunque algo más despacio, sigue comentando la actualidad (y ahora, además, hablando para todos los niños colombianos de la mano de Martha).

Pero es que, además, estoy escribiendo poesía, ¡yo! Que la escribía cuando empecé a salir con Miriam, de un modo muy regular, pero muy simple y que luego, al saberme un hereje de los versos, me retiré de hacerla, sólo para hacer alguna incursión furtiva y pendenciera de vez en cuando, sólo por darme gusto.

Pues bien, ya digo que no sé qué es lo que sucede, pero no paro de escribir poesía en este 2009 (¿tendrá algo que ver el premio que me dieron por una de ellas, que desató mi vena poética?) La verdad es que no lo sé, pero cuando llegan las Musas esas, lo mejor que uno puede hacer es escucharlas, no vaya a ser que se marchen enfadadas y no vuelvan.

Vuelvo a reiterar que la poesía no es lo mío, pero bueno, cuando hago una os la pongo aquí (bueno, no todas, ya sabéis que me gusta siempre tener un as en la manga, por si acaso). Espero que os guste ésta, que es una de las penúltimas.

Javi.


Esclavo de besos imposibles,
loco poeta enamorado
de musas y locuras visitado.

Lloroso tardío y mustio solitario,
vendedor de afeites y consuelos ajenos
que nunca saciarán tu propio dolor.

Muerto en vida,
enamorado,
por y para siempre
de Ella,
que jamás sabrá
lo mucho que la amas,
lo que duele
no ser
amado.

Verás marchitar las hojas
de los árboles en primavera.
Sentirás tu corazón nevado
en medio del triste verano
y nadie sabrá del dolor
que embriaga tu corazón
en un otoño floreado.
Y cuando llegues al invierno
recordarás…

Y morirás sabiendo que
siempre
y nada más
fuiste un poeta enamorado.


Pues hala, que espero que os haya gustado a todos.

20 de febrero de 2009

Colecciones de Fantasía


La saga Dragonlance es una de las más conocidas en todo el mundo


Buenas tardes a todos, hoy vamos a hablar de títulos fantásticos. Sí, vamos a dar buena cuenta de algunos títulos o sagas de Fantasía de las que todavía no hemos hablado y que son tan importantes o más que las que sí han ido apareciendo ya por aquí.

El otro día leí un artículo que hablaba de la Crisis en el sector editorial, creo que ya nos ha alcanzado a casi todos. Según el artículo, el sector del libro va a ser de los que menos note el efecto de la crisis económica y van a ser los títulos en tapa blanda, edición que las editoriales cada vez tratan mejor y promocionan más, los que consigan evitar estos tiempos de penurias monetarias. El libro es, con diferencia, el tipo de ocio más barato que existe, junto con el deporte al aire libre y la televisión. Como vivimos en una sociedad cada vez más sedentaria y la televisión cada vez ofrece menos servicios a pesar de tener más y más canales, parece ser que el libro se erige como alternativa a tener muy en cuenta. Un libro te da muchas horas de entretenimiento a un coste muy bajo, y si encima acudes a la biblioteca, mucho más bajo aún.
El caso es que las editoriales parecen haberse dado cuenta de ese y han decidió no sólo explotar mejor las ediciones de tapa blanda, sino empezar a publicar menos títulos nuevos y con menos cantidades, además de utilizar sus títulos viejos para lanzar nuevas colecciones de bolsillo, donde ofrecer títulos que hace años fueron éxitos de ventas o, por el contrario, poca gente leyó.

Anagrama, por ejemplo, ha lanzado una colección que se vende en los quioscos de toda España, a un precio muy económico, con los 100 mejores libros que ha publicado en sus, creo, 40 años de historia.

Yo no sé lo que opinan los oyentes de El Bosque de las Palabras de las colecciones de libros. Escuché en cierta ocasión a un escritor muy famoso (no me preguntes cual, porque no lo recuerdo) decir que odiaba las colecciones, que ver una biblioteca de libros iguales le producía repelús y que le indicaba que su dueño no era demasiado lector. Que prefería encontrarse con estanterías de libros diversos y desiguales que indicaran que su dueño era un elector de títulos, alguien que leía sólo lo que le interesaba.

Estando de acuerdo con este señor, añadiré a sus palabas que, quizás ese lector elector no sólo leía lo que le interesaba, sino lo que conocía. A mí sí me gustan las colecciones de libros, al menos si eres alguien como yo, que se las procura leer enteras (aunque tarde mucho en hacerlo) y que, si encuentra algo que le gusta, sigue leyendo de ese algo o salpica las colecciones con sus propias elecciones literarias. Las colecciones, aunque siempre dejen fuera algún título o escritor que se merece estar en ellas, o tengan algún libro que no debería estar incluido, sirven para que mucha gente disponga de una buena variedad de títulos de todas las clases, de diversos escritores y de una visión generalizada de los temas sobre los que versa la colección en sí.

Yo, aunque mi biblioteca está llena de libros de todos los temas, colores, tamaños, ideas y autores, por ejemplo, disfruto de los clásicos gracias a una estupenda colección que el periódico El Mundo sacó en su día, a precios absurdamente baratos, también tengo otra de libros más modernos… creo que también es del Mundo, tengo una de novela negra de El País, algunos de una colección de Julio Verne, otros de una sobre Gabriel García Márquez… y ahora estoy haciendo una sobre literatura fantástica, recientemente puesta a la venta.

Los títulos de literatura fantástica suelen aparecer y desaparecer de igual manera que el resto de los libros, pero algunos de ellos perduran en el tiempo en la memoria de miles de lectores en todo el mundo, muchos de ellos jóvenes y adolescentes, que cuando son mayores buscan esas mismas lecturas que a ellos les entusiasmaron para sus propios hijos. ¿A quién no le ha hablado su padre de los libros que leía de joven o de sus personajes de tebeo favorito? El guerrero del antifaz, El Capitán Trueno… o las aventuras de Sandokan, del Capitán Nemo o de Miguel Strogoff.

Ahora sucede lo mismo con libros que marcaron una época en los años 80 o 90 y que Harry Potter, las películas del Señor de los Anillos y la nueva moda de la atracción por la literatura fantástica están haciendo regresar de los fondos editoriales. Claro que, siempre ha habido literatura fantástica, ya lo hemos dicho aquí, pero la colección de la que os hablo nos trae a escritores modernos y clásicos por igual, con títulos que abarcan buena parte de la historia de la literatura fantástica más actual. Libros que, en ocasiones, ya leyeron nuestros padres, o nuestros tíos, o nuestros hermanos mayores y que regresan con fuerza.

Altaya, la editorial que ha puesto a la venta recientemente esta colección sobre Sagas Épicas, ya ha probado los resultados publicando la colección entera de la saga Dragonlcance o la de los Reinos Olvidados. Y hace unos años fue otra editorial la que probó suerte con una colección sobre títulos fantásticos, de la que guardo en mi casa también algunos ejemplares.

Según dice la propia editorial en su web de suscripción. La Fantasía es la llave que nos abre la puerta de los más lejanos y extraños mundos. Mundos a los que nos acercamos de la mano de geniales escritores, como pueden serlo Robert Jordan, RA Salvatore, Ursula K.Leguin, Scott Baker, o Margaret Weiss y Tracy Hickman. Que los llevan a las nuevas fronteras de la imaginación humana, donde luchan eternamente el bien y el mal, el orden y el caos.

Yo me he suscrito a la colección, porque, a pesar de ser un lector consumado de esta literatura, no tengo en mi biblioteca más que dos de los libros que ofertan. Algunos es imposible encontrarlos ya en librerías, porque, o están descatalogados o son muy difíciles de conseguir, otros simplemente ni los conocía, como a algunos escritores que me encontraré, hacer y leer una colección es adéntrate en ocasiones en terrenos desconocidos que aún no has explorado, como si buscas un tesoro, pero tienes el mapa adecuado… o por lo menos para encontrar el lugar que un tercero quiere que encuentres, ya estarás tú para elegir tu propio camino más tarde.

En la colección nos encontramos como hilo principal la saga fantástica La Rueda del Tiempo, de Robert Jordan, según Altaya, la saga de fantasía más emblemática de todos los tiempos, con más de 20 títulos a sus espaldas. Pero también tenemos las Guerras Demoníacas de Salvatore, otra saga del escritor del Elfo Oscuro; Príncipe de Nada, que nos narra toda una guerra santa; Terramar, el extraño mundo mágico ideado por Ursula K. Leguin, donde las palabras, los nombres verdaderos de las cosas, otorgan el dominio y el poder sobre los animales o los elementos; la intriga política y religiosa de Aquasilva; la trilogía de El No Mago, de W.J. Maryson, donde se nos describe una nación gobernada y habitada por magos; Los Cánticos de Bronce, una de las últimas creaciones de Tracy Hickman, que junto con su hermana Laura nos muestra un universo en el que se entrelazan tres mundos distintos; la Gema Soberana, trilogía escrita a dos cabezas por los padres del universo Dragonlance, Margaret Weiss y el anteriormente nombrado Tracy Hickman y la originalísima Trilogía Terrarca, una obra en la que se entremezclan mosquetes y dragones, con una raza alienígena que gobierna a los hombres.

Creo que esta colección es de lo más completa y que muchos de los títulos que he mencionado acabarán formando parte de nuestra biblioteca fantástica de este Bosque de las Palabras.

Hasta la semana que viene.

Los conocidísimos y exitosos escritores Margaret Weis y Tracy Hickman

Y para quien no lo sepa (por orden de aparición), las fotos son las de Ursula K. Le Guin, Richard A. Knaak y Robert Jordam.

13 de febrero de 2009

Poe y Lovecraft


Esta semana no he tenido tiempo de leer ningún libro completo, bueno, miento, me he leído en un ratito los Cuentos de Beddle el Bardo, la última publicación de la creadora de Harry Potter, pero no considero que estos cuentos merezcan mucha consideración y no digo que este libro de cinco cuentos, que se leen en media hora, todos, sea un “sacacuartos”, porque parte del dinero recaudado por las ventas van a parar a Children's High Level Group, una organización infantil creada por la propia Rowling y por la eurodiputada Emma Nicholson, que se dedica a que muchos de los niños europeos que están obligados a vivir en centros de menores, vivan algo mejor y puedan incluso, ser alojados por familias de acogida o por sus mismas familias, si éstas carecen de los recursos necesarios. Sólo por eso no digo que es un “sacacuartos”.


Pero de Harry Potter y de su creadora ya hablaremos en otra ocasión. La verdad es que llevo leyendo un libro, que se suponía de fantasía, como todos de los que hablo aquí, del escritor de Las Crónicas de Narnia, CS Lewis. Pero la editorial Planeta me ha engañado como a un chino y seguro que hemos sido más de uno los que hemos picado. Nos presentan una portada con un tío con una espada y un dragón y nos dicen en la portada, El regreso del peregrino, la primera novela del escritor de las Crónicas de Narnia… y luego te encuentras con una historia, que, por cierto no me disgusta, sobre asuntos filosóficos, religiosos, éticos y morales, que nada tienen que ver, o muy poco, con una novela como la que presentaba la portada. Pero bueno, algún día hablaremos de trucos de las editoriales para vender.

Bueno, yo no sé si a ti te pasa lo mismo, pero a mí cada vez me entran más ganas de leer y leer más y más libros y cada vez tengo menos tiempo de hacerlo. Cada vez que me compro un libro y no me lo leo al momento, es uno más que añado a mi colección de libros para leer en un futuro. Pero he encontrado una solución a mi problema de tiempo, porque me paso mucho tiempo conduciendo a lo largo del día y escucho mucho la radio. Había escuchado hablar de los audiolibros, esos libros que alguien se dedica a leer en alto y grabar para que haya gente capaz de leer sin tener que hacerlo. Yo no sé si eso puede ser considerado como una pequeña trampa. Pero llevo leídos así, o sería mejor hablar de que llevo escuchados, más de una docena de cuentos fantásticos de escritores que siempre te llaman la atención y que nunca pareces encontrar tiempo para leer.

¿No es fantástico? Y no es nada ficticio, es una realidad como un templo. Y lo mejor es que encuentras poesía, cuentos, novelas… el mismísimo Quijote está grabado y una de las últimas incorporaciones es El Lazarillo de Tormes.

Con la tontería he escuchado un cuento fantástico y de misterio de Hans Christian Andersen, un par de cuentos cortos de Nabokov y lo que interesa a esta sección, varios cuentos de Edgar Allam Poe, que nadie puede decir que no es un escritor fantástico y de Fantasía, aunque algo más tétrica y desasosegadora de la que yo suelo traer y otro de los padres de la Fantasía tal y como hoy es concebida, uno de los innovadores dentro del género del cuento de terror, que es una de las ramas más exploradas de la literatura fantástica, el también estadounidense Howard Phillips Lovecraft.



Lovecraft nació cincuenta y un años después de Poe. Pero, después de escuchar varios de los relatos de los dos escritores, creo poder decir que bebió de los relatos de su antecesor y llevó el terror algo más allá. Poe suele hablar de remordimientos y de hechos fantásticos relacionados con el alcohol, la psicología y la mente humana por encima de otros asuntos supraterrenales, en los que, por otro lado, también entra de vez en cuando, como la parapsicología, el satanismo o la ciencia ficción. Lovecraft también escribe sobre esos asuntos, pero ahondando en elementos novedosos dentro del cuento de terror y usando incluso seres extraterrestre en sus narraciones, claramente marcadas por las nuevas tecnologías de principios del siglo XX. Como otros grandes escritores fantásticos creó una mitología propia (Los mitos de Cthulhu), que desarrolló con la colaboración de otros escritores contemporáneos y que han continuado engordando la imaginación de escritores futuros.

Los relatos de Lovecraft constituyen un clásico del terror cósmico materialista, donde el hombre queda relegado al destino al que es sometido por criaturas ancestrales, por dioses extraterrestres que lo convierten en una mera marioneta, en algo insignificante. En sus relatos fantásticos se habla de nuevos elementos de la ciencia ficción: razas alienígenas, viajes en el tiempo, dimensiones diferentes a la nuestra… en fin, toda una suerte de productos que hoy en día son aprovechados por los escritores fantásticos más reconocidos y de mayor éxito. Como, por ejemplo, el famoso Stephen King.

Tus oyentes más avezados en esto de los escritores y los relatos de terror, podrán decir que Poe y Lovecraft no se paracen en nada, que uno es el máximo exponente de los relatos góticos o el padre de la novela detectivesca y el otro es un engordador de las revistas Pulp que se hicieron tan famosas en Estados Unidos en el primer y segundo tercios del siglo XX, consideradas como las antecesoras de la Serie B, esas películas de terror tan malas que suelen poner a las tantas de la noche por la tele y que, aunque digan que son malísimas, cuentan con un sinfín de seguidores en todo el mundo. Pero a mí uno me recuerda mucho al otro, por lo menos escuchando sus relatos.

Suelen ser muy lóbregos y oscuros. Ninguno de los dos tiene reparos en descripciones sangrientas y cruentas de los crímenes que encierran sus relatos y te hacen estar todo el tiempo en tensión y en espera de que pase algo. Sus cuentos están teñidos de melancolía y tristeza, de seres ásperos y solitarios, y por supuesto, de muerte. Los dos describen a protagonistas, en ocasiones, perturbados, extraños, ebrios… muchas veces en primera persona. Ambos escribieron también mucha poesía. No sé, diría que, al menos yo, no puedo hablar de uno sin que me venga el otro a la mente.

Yo os recomiendo a todos los que les guste la fantasía y la buena literatura que lean cuentos y poesía de estos dos grandes genios literarios. Que lean el inquietante y triste poema de El Cuervo, de Poe, o el relato El Gato Negro o el Corazón Delator, por ejemplo. Hay una excelente recopilación de los cuentos completos de Poe, publicada por Augur Libros o por Páginas de Espuma, que están más que bien. Por cierto, aquí en España, conocimos a Poe de la mano de la traducción de Julio Cortázar, del que se van a cumplir 25 años de su muerte el jueves. Y también os recomiendo, cómo no, la que quizá sea su narración más famosa, Los crímenes de la calle Morgue.

Y de Lovecraft, creador del fantástico libro ficticio el Necromicon, un grimorio que aún hay gente que considera una publicación satánica real, os recomiendo que os leáis los cuentos que yo me he leído y me han gustado. Como Dagon, En la cripta, Los gatos de Ulthar, El Árbol, El clérigo, El extraño… o La llamada de Cthulhu, que aún no he leído pero pienso leer en cuanto tenga oportunidad.

Mi recomendación de esta semana es que, si leéis a estos dos genios, no tengáis demasiadas pesadillas, como le ocurre al protagonista del último relato que he escuchado de Poe, El entierro prematuro, un hombre que sufre catalepsia y que, de tanto leer relatos y artículos sobre personas que han sido enterradas vivas, se obsesiona con ser enterrado vivo él mismo. Bueno, no os cuento el final, que os fastidio el relato.


10 de febrero de 2009

Entrevista a Susana Vallejo


Gracias a Francisco Legaz y a su programa de radio El bosque de las palabras, tengo la obligación semanal de comentar un libro o un autor de Fantasía cada martes a eso de las siete de la tarde. Para poder hacerlo, aunque tengo muchos libros fantásticos leídos en la recámara (por si acaso), me he liado la manta a la cabeza y me he propuesto (siempre que tenga tiempo de hacerlo) leer un libro nuevo semanal y, a ser posible, ir descubriendo talentos escondidos por todo el mundo (en este mundo, todavía globalizado, hay que prestar mucha atención a cualquier rincón del planeta).

Sin embargo, siento perdilección por autores españoles o de habla hispana, ya que la literatura fantástica no parece estar demasiado bien considerada dentro del mundo de las letras nacional. Y me he encontrado conque, también el literatura fantástica, tenemos un ligero toque que nos distingue del resto del mundo literario (el anglosajón es el que más se ha dedicado a la literatura fantástica). Así, procuro aportar al excelente programa de Francisco, escritores y libros de autores españoles.

Ya he hablado de Laura Gallego, de Andreu Llamas y, la semana pasada, de Susana Vallejo, con la que además he coincidido en la Red de redes. De los otros escritores no puedo hablar, pero sí puedo afirmar que me he hecho un seguidor incondicional de Susana, que no sólo ha conversado conmigo a través de correos electrónicos, sino que me ha demostrado que es una escritora genial.

Su habilidad narrativa es innegable y la originalidad de su obra muy fresca y renovadora del género fantástico, en el que parece estar todo inventado a estas alturas. Susana ha conseguido con su escritura a un fiel lector y con su amable disposición a hablar con un desconocido, a un amigo.

Es la primera entrevista que traigo al blog y espero que no sea la última. Os recomiendo a todos que leais La Orden de Santa Ceclina, un libro de fantasía diferente que no os dejará respirar y os obligará a leerlo de un tirón.


1. ¿Por qué escribir literatura fantástica o Ciencia Ficción en vez de cualquier otra cosa?

Siempre me han atraído estos géneros… Y es que creo que la realidad me aburre soberanamente. ;)

Ahora en serio, cuando abres un libro de género fantástico, ¡cualquier cosa puede pasar! Es un género sin límites para la imaginación y esa infinidad de posibilidades es lo que más me atrae tanto como lector como escritor.

2. ¿Son géneros tomados en serio en España o son tratados como literatura menor?

Desgraciadamente se siguen entendiendo como "géneros" sin gran valor literario. Creo que su percepción ha mejorado algo, pero aún les queda mucho camino por recorrer y para ser tomados "en serio".

3. ¿Para quién escribes? ¿Te gusta escribir o lo haces por obligación?

¡Obligación! ¡Qué sacrilegio! :) Escribir es una necesidad fisiológica para mí. Lo haría aunque no publicase (como de hecho lo he hecho durante muchos años).

No es que me guste, es que me absorbe, me arrastra y ¡¡lo necesito!!

Escribo para mí, lo que me gustaría leer a mí… Si además resulta que a alguien más le gusta y le entretiene, ¡pues estupendo! Pero si no gustase o no publicase, seguiría escribiendo. No puedo vivir sin escribir, sin crear…

4. ¿Es más sencillo publicar viviendo en Madrid o en Barcelona?

Hoy en día creo que no hay diferencias. Gracias a Internet, al correo electrónico y a las redes sociales electrónicas, la geografía ha dejado de ser un problema.

5. Has quedado finalista en dos premios muy importantes ¿Qué importancia le das a los premios literarios?

Les doy la justa importancia. Ser finalista me ha permitido darme a conocer y conseguir por fin a publicar. (Casi nada). O sea que estoy muy agradecida a esos premios que nunca gané.

(Y son tres premios y no dos, compañero: el Minotauro de literatura fantástica y ciencia ficción; y de Literatura juvenil, el Edebé y el Jaén… ¡¡Parece que me haya especializado en ser finalista!!). Ja, ja, ja… :D

6. ¿Tienes algo en mente para después de Porta Coeli?

Antes del verano ya se publicará algo diferente a Porta Coeli: una novela para adultos de ciencia ficción que mezcla la ciencia ficción con la novela negra. Se titula "Switch in the Red".

Y en cuanto acabe con "Porta Coeli IV, la llave del secreto (que es lo que estoy escribiendo ahora y me trae de cabeza) creo que haré una novela muy loca, para adultos también, protagonizada por un montón de personajes desquiciados. Ahora estoy empezando a darle vueltas al asunto y terminando de redondear situaciones y personajes. ¡Y ya me apetece ponerme con ella!

7. ¿Te parece que las nuevas tecnologías son un buen impulso para los escritores? ¿o por el contrario provocan el que haya una acumulación enorme de libros, textos, poemas...?

Las nuevas tecnologías son sin duda alguna una ayuda. Por ejemplo, publicar en revistas "electrónicas" ahora es más sencillo. Puede que por ello haya ahora una mayor cantidad de textos, y quizás no de una gran calidad. Pero la auténtica calidad, creo, siempre acabará por abrirse camino, ¡tarde o temprano!

8. ¿Y son una herramienta capaz de desbaratar por completo los derechos de autor?

Podría serlo… tal y como se entienden los derechos hoy en día. Pero si los canales de comunicación evolucionan, ¡también tendrá que hacerlo la legislación!

9. ¿Qué opinas tú de los derechos de autor?

Caramba, como autora ¿qué voy a pensar? Que desde luego los autores tenemos derecho a cobrar algo por nuestro trabajo. Pero por otro lado, también es necesario abrir nuestro trabajo a nuevos canales de comunicación.

10. ¿Regalarías tu libro a los lectores a través de internet?

Sinceramente no lo creo. Un libro no, pero un cuento o un relato ¿por qué no?

Un libro conlleva un trabajo del demonio, joven padawan. ;) Y hay que pagarse de algún modo las lentejas. (Hablando en serio, quiero decir que hay que ganarse la vida de alguna manera. No puedes regalar tu trabajo así como así).

11. ¿En qué piensa un escritor cuando no está escribiendo?

Yo tengo una mente muy retorcida, XD, y aunque no escriba siempre estoy pensando en otros argumentos, en otros libros, en otros personajes, en nuevos diálogos… Siempre estoy tejiendo argumentos.

12. Tus personajes de La Orden de Santa Ceclina son viajeros que parecen llegar al final de un gran viaje, a pesar de que éste no es sino un nuevo inicio, ¿crees que todos ansiamos llegar a "casa"?

Me encanta que hagas esta pregunta, porque de hecho la idea de fondo que subyace en La Orden de Sta. Ceclina precisamente es ese: el monasterio es "el hogar", "el lugar en el mundo" de muchos de sus protagonistas. Por eso allí se sienten a gusto y darían lo que fuera por defenderlo… Pero también la idea que se desprende, es que tu hogar lo puedes llevar contigo a cualquier sitio porque está dentro de ti.

Es una idea profunda, que sinceramente, no sé si el lector aprecia, pero, te aseguro que está allí "puestecita" con mucho cariño". ;)))

13. ¿Cómo se te ocurrió esta novela fantástica tan original?

Yendo en tren… Me vienen muchas ideas mientras voy en tren, en coche, en autobús, en metro… Pero la idea de dos mundos paralelos me acompañaba desde hacía muchos años. Fui entremezclando varias ideas que me acompañaban hasta que el puzzle resultante fue lo bastante atractivo.

14. ¿Crees que es saludable salpicarte con las opiniones de los lectores?

A mí me encanta conocer las opiniones de lo lectores. Alimenta mi espíritu. Porque como no soy una escritora profesional, saber lo que a alguien le ha gustado o no le ha gustado, me hace muy feliz.

Y os aseguro que no hay nada mejor que cuando alguien me dice que no ha podido dormir porque se acostó a las tantas enganchado con mi libro, o que lloró al leer determinado pasaje…

15. ¿Qué parte de culpa en la escritura de un libro tiene la familia, amigos, relaciones personales...?

En mi caso: todos los que me rodean tienen mucha culpa… Ja, ja,ja. Soy como un vampiro. Chupo personajes, ideas, diálogos, historias… de todo y todos lo que me rodean.

A veces te inspiras en una cara que has visto en el autobús, en algo que le ha pasado a un amigo, en un sentimiento que de pronto se despierta en ti… Todo, y todos, son aprovechables… ;)
Además de eso, supongo que también influyen otros aspectos relacionados con el ambiente que te rodea. Si en tu familia se lee, es muy probable que uno lea. Y de la lectura se llega a la escritura… En fin, todo cuenta. ;)


Yo simplemente concluyo esta entrada recomendando que todos leais "La Orden de Santa Ceclina", "Switch in the Red" y todo lo que vaya publicando Susana Vallejo, seguro que, si os gusta la Ciencia Ficción y la Fantasía, os gustará lo que escribe. No me extraña que no la importe conocer las opiniones de los lectores, porque sabe que todos quedamos contentos.

Volveremos a hablar con Susana de literatura en el futuro y seguiremos hablando de sus libros según se publiquen. Edebe ha encontrado una genial escritora y mejor persona.


7 de febrero de 2009

Renacimiento... mira que me fastidia que me acoten los temas de los cuentos.



Esto de la Crisis me tiene medio loco, no sólo porque no paramos de hablar de ella todo el santo día, sino porque, además, es verdaderamente chungo encontrar patrocinadores para lo que sea ahora mismo... bueno, como gané algunos concursillos literarios el año pasado, he pensado en participar en unos pocos más, a ver si con un poco de suerte, todos esos relatos, poemas y cuentos que tengo en el disco duro y en la cabeza, sirven para más cosas aparte de sacar mi creatividad y entretener a unos pocos. A ver si también rinden económicamente.

De momento he enviado un cuento y una poesía a Torrejón de Ardoz, otro cuento al Tiemblo y otro más a Villa del Prado. Y ahora mismo estoy escribiendo otro para el concurso que más pasta da de toda la comarca de la Sierra Oeste, San Martín de Valdeiglesias. Sí, hemos protestado algo porque dan 500 € al poema y 1500 € al relato... pero ¿y si gano por casualidad el premio de relato? ¡Son 1500 eurazos!

Hay un problemilla, que el tema está acotado a la época renacentista... y aunque uno tiene más nociones históricas que lo acostumbrado en la juventud (si es que aún puedo llamarme joven), he tenido que mirar un poquillo en internet, enciclopedias y demás, buscando algunos datos comarcales (como el nombre de los puentes de la zona, por ejemplo).

En fin, que mientras buceaba por la Red, me he topado con Oda a la vida retirada (Fray Luis de León), y he pensado que, a lo mejor, os apetecía releerla (no creo que nadie desconozca, por lo menos, los primeros versos). Ahí os la dejo, que la disfrutéis.



¡Qué descansada vida
la del que huye el mundanal ruido,
y sigue la escondida
senda por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido

Que no le enturbia el pecho
de los soberbios grandes del estado,
ni del dorado techo
se admira, fabricado
del sabio moro, en jaspes sustentado.

No cura si la fama
canta con voz su nombre pregonera,
ni cura si encarama
la lengua lisonjera
lo que condena la verdad sincera.

¿Qué presta a mi contento
si soy del vano dedo señalado,
si en busca de este viento
ando desalentado
con ansias vivas, con mortal cuidado?

¡Oh monte, oh fuente, oh río!
¡Oh secreto seguro deleitoso!
Roto caso el navío,
a vuestro almo reposo
huyo de aqueste mar tempestüoso.

Un no rompido sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza o el dinero.

Despiértenme las aves
con su cantar süave no aprendo,
no los cuidados graves
de que es siempre seguido
el que al ajeno arbitrio está atendido.

Vivir quiero conmigo,
gozar quiero del bien que debo al cielo,
a solas sin testigo,
libre de amor, de celo,
de odio, de esperanzas, de recelo.

Del monte en la ladera
por mi mano plantado tengo un huerto,
que con la primavera de bella flor cubierto
ya muestra en esperanza el fruto cierto.

Y como codiciosa
de ver y acrecentar su hermosura,
desde la cumbre airosa
una fontana pura
hasta llegar corriendo se apresura.

Y luego sosegada
el paso entre los árboles torciendo,
el suelo de pasada
de verdura vistiendo,
y con diversas flores va esparciendo.

El aire el huerto orea,
y ofrece mil olores al sentido,
los árboles menea
con un manso ruïdo
que del oro y del cetro pone olvido.

Ténganse su tesoro
los que de un flaco leño se confían:
no es mío ver el lloro
de los que desconfían
cuando el cierzo y el ábrego porfían.

La combatida antena
cruje, y en ciega noche el claro día
se torna, al cielo suena
confusa vocería,
y la mar enriquecen a porfía.

A mí una pobrecilla
mesa de amable paz bien abastada
me baste, y la vajilla
de fino oro labrada
sea de quien la mar no tema airada.

Y mientras miserable-
mente se están los otros abrasando,
con sed insacïable
del no durable mando,
tendido yo a la sombra esté cantando.

A la sombra tendido
de yedra y lauro eterno coronado,
puesto el atento oído
al son dulce acordado
del plectro sabiamente meneado.

5 de febrero de 2009

La Orden de Santa Ceclina

.
El otro día te dije que si me daba tiempo de leerlo, te hablaría de un nuevo libro de Fantasía escrito por una escritora española. Bien, pues aquí traigo hoy mi comentario sobre el primer libro publicado de Susana Vallejo, una madrileña adoptada por Barcelona que fue finalista del premio Minotauro 2008 con una novela que se titula Switch in the Red, que es más que probable que se publique por Edebe en este 2009 y que yo me voy a leer, sin duda alguna.

Pero el libro que vamos a comentar no es ese relato de ciencia ficción con un toque de novela negra que Susana presentó al concurso de literatura fantástica por excelencia en España, al que, por cierto, se presentó como anónima. Porque parece que Edebe ha puesto sus ojos en esta escritora, que también ha sido finalista del premio de Jaen o el de literatura juvenil de la propia Edebe y en el último trimestre del año pasado publicaron la primera novela de una nueva saga fantástica escrita por una española, aunque tengo que admitir que es muy distinta a lo que estamos acostumbrados los aficionados al género.

La saga en cuestión, compuesta por una tetralogía, se llama Porta Coeli y trata sobre un mundo diferente al nuestro… bueno, o sobre los personajes que viven en él… o sobre criaturas extrañas que sólo pueden ver algunos… será mejor que empiece por el principio, que me estoy liando.

El primer título de la colección es La Hermandad de Santa Ceclina, un libro de 280 páginas que se lee en un par de agradables tardes, palabra y que te hace adentrarte en este extraño mundo al que nos quiere llevar Susana Vallejo, de la mano de personas normales que habitan en un mundo real. Las novelas de literatura fantástica suelen estar ambientadas en mundos lejanos o extraños, con razas desconocidas, dioses… incluso los dragones famosos de los que tanto hablamos aquí. Pues bien, en primer lugar y como primera sorpresa grande, nos encontramos en un mundo real, ambientado en nuestra España medieval, en campos del Reino de Aragón o de Galicia. Algo que, es de agradecer, porque representa, por lo menos, un toque original. Aunque yo más bien diría que es el primero de muchos toques más de originalidad, porque si de algo se puede tildar a este libro, es de original, además de ameno.


He estado conversando con la escritora a través del correo electrónico, cosa que es de agradecer, porque uno no está acostumbrado a cartearse, aunque sea por mail, con una escritora a la que acaba de leer y que le ha gustado y he estado husmeando por Google, como hago siempre antes de hablar contigo y contarles a los oyentes mis impresiones sobre cualquier libro que comento. Y me he topado con que los pueblos que salen en la novela son reales, con que existe una iglesia de Santa Ceclina, aunque no sea la del libro, con que muchos parajes son lugares que la escritora ha visitado, en fin, que es una novela fantástica muy verdadera, por lo menos en su entorno, porque la historia es otro cantar. Vamos con ella.

El relato comienza cuando Nuño acude a buscar a su amigo Bernardo para decirle que ha visto un unicornio, algo que ambos saben, o sabían, que no existe. Los dos protagonistas son hombres maduros que en su día estudiaron en el monasterio de Santa Ceclina, una Orden religiosa y militar que instruye a sus miembros en todos los saberes: botánica, matemáticas, literatura… La orden acumula en su monasterio y en muchos monasterios desperdigados por todo el mundo, todo el saber y el conocimiento que los hombres del Medievo podían atesorar, es una organización sumamente rica que ha prestado dinero a muchos nobles y reyes, al mismísimo Papa y que, gracias a sus favores, se ha granjeado la envidia de medio mundo cristiano. Ha combatido en las cruzadas y guarda en su biblioteca la mayor colección de libros que conozca la humanidad, incluso libros llegados de la propia biblioteca de Alejandría… ¿no te recuerdan a los templarios? A mí sí.

Tanto Bernardo como Nuño pertenecen a la Orden de Santa Ceclina, pero en su día prefirieron no ordenarse como monjes y vivir fuera del monasterio, Nuño como viajero incansable y juglar; Bernardo como consejero de un rey en su corte, sin embargo, a pesar de su libertad, viven para su Orden y deben obedecer si son llamados al monasterio para cumplir alguna misión.

Debido a sus saberes en medicina, botánica y mil cosas más, han tenido que sufrir en muchos casos el que fuesen llamados hechiceros o brujos, cuando sólo son eruditos consagrados a Dios. Y claro, en la Edad Media… todos sabemos lo que les solía pasar a los brujos. Por eso, cuando Nuño afirma haber visto un unicornio, un ser mítico que se supone que no puede existir y que nadie más puede ver, decide acudir en busca de su amigo Bernardo, para que le ayude.

Juntos acuden al lugar en el que Nuño afirma haber visto al unicornio y se dan cuenta de que hay muchas más criaturas extrañas que sólo ellos pueden ver. Una serie de circunstancias les hacen conocer a Yebra, una joven de cabellos blancos y ojos negros que también puede ver a esas criaturas. Una muchacha considerada una bruja por los vecinos de un pueblo, que intentan matarla.

Yebra no es una bruja, pero claro, cualquiera explica eso en la Edad Media a un pueblo encolerizado. Nuño, Bernardo y Yebra atrapan al unicornio y deciden llevarlo al único lugar en el mundo donde no les quemarán por brujos o les tomarán por locos, al monasterio de Santa Ceclina, donde pronto comprenderán que está el secreto de la extraña aparición de esas criaturas, una aparición en la que la propia Yebra parece tener algo que ver también.

Así comienza la saga fantástica Porta Coeli, que abarcará un milenio de historia en sus cuatro tomos. Comenzando en la Edad Media y concluyendo en un cuarto volumen que se adentrará en la Ciencia Ficción. Yo os recomiendo este libro y que estéis muy atentos a esta joven escritora española que acabo de descubrir, pero que lleva toda la vida escribiendo, anotando en una pequeña libreta todas las historias que se la iban ocurriendo en momentos de su vida en los que no tenía tiempo para escribir, una libreta que ella misma asegura, está repleta de buenas historias.

De momento leeros La hermandad de Santa Ceclina y disfrutad de una excelente novela de fantasía ambientada en España.


Vídeo de La página web Porta Coeli






Mi intervención en El Bosque de las Palabras