#MalditaGuerra

Porque la Guerra es una mierda, se mire como se mire

"La gran aventura de Sir Wilfredo - El asedio de las sombras"

Una novela para disfrutar de las princesas y de los caballeros.

Microrrelatos en 3 Capítulos

Disfruta de más de cien historias cortas

La importancia de las librerías

Artículo publicado en Diábolo Magazine

23 de abril de 2009

Cosecha Negra

.
Buenas tardes a todos, queridos oyentes de El Bosque de las Palabras, hoy vamos a hablar de Cosecha Negra, el segundo volumen de la tetralogía de Susana Vallejo Porta Coeli, pero antes quería comentaros algo.

Desde que estoy preparando estos comentarios sobre literatura fantástica, me estoy dando cuenta de que la literatura, en general, es como las setas, con perdón, me explico. Cuando uno va a coger setas y no es más que un simple aficionado, ve las que están al borde del camino, cerca de los surcos de las cosechas de los agricultores o esas venenosas de colores que son facilísimas de ver. Pero si estás algo más iniciado en el arte de la “recogida de setas”, es posible que sepas que excavando un poco la tierra en ciertos puntos o levantando las agujas de los pinos que llenan el suelo a su alrededor, puedes encontrar muchas más que si no lo haces y que están ocultas, esperando a ese maestro recogedor que las encuentre y disfrute. Y claro, si eres todo un experto, serás capaz de adentrarte bajo las zarzas, entrar donde no suele entrar nadie y de ver lo que otras miradas menos entrenadas son incapaces de ver, no sé si me estoy explicando.

Cuando uno sólo es aficionado a la lectura o la escritura, suele conformarse con leer lo más convencional, lo más conocido o lo que le llega a las manos por casualidad. Entonces sueles leer lo que todo el mundo lee y sueles hablar de lo que todo el mundo habla. Si pasas de grado y te conviertes en un lector más selectivo y ligeramente más conocedor del sector literario, es posible que te encuentres con títulos en los que nadie se fija nunca, selecciones libros menos conocidos que leer o conozcas gente interesante que te hable de libros que no conocerías de otra forma. Y después, cuando eres todo un experto, es posible alcanzar cotas de conocimiento y selección a las que aún no he llegado, pero que estoy seguro tiene que ser algo increíble.


Yo, de momento, me conformo con el segundo paso, el de ser un iniciado en el tema de la literatura fantástica. Gracias a mi intervención en el programa y a mi buceo continuo por el mundo de las letras, he conocido a Marta Durán, que trabaja para la editorial Vía Magna, pues bien, Marta me ha comunicado la existencia del sello Pegasus, dentro de su editorial Vía Magna. Y se me ha abierto de pronto todo un abanico de nuevos títulos de la literatura que más nos gusta que podremos comentar por aquí. Para no aburriros con mis impresiones al respecto, sólo os voy a dar los títulos y los autores que he descubierto gracias a Marta. Muchos de esos libros pasarán por aquí en próximos programas, seguro.

Además, he sabio que hay otra escritora española que escribe sobre Fantasía, se trata de Carolina Lozano Ruiz, que al igual que Susana Vallejo, Antonio J.Bazalo, Santyago Moro y Laura Gallego, que ya han pasado por aquí, tiene su propia página web, que es www.carolinalozano.com. Carolina tiene tres títulos publicados en Pegasus: La cazadora de profecías, El poder del mago y Diabólica, todos del género fantástico y de los que vamos a hablar en El bosque de las palabras muy pronto.

Otros títulos de Pegasus, algunos con muy buena pinta a simple vista, son: Lazos de Sangre, de Pamela Freeman; Pillage, de Obert Skye; El mago inocente, de Karen Miller; Alanna la Guerrera, de Tamora Pierce; El guerrero heredero, de Cinda Williams y El misterio del grial, de Amanda Hemingway. Seguro que de todos esos libros hablamos por aquí poco a poco, que no me da tiempo de leer tan rápido.

Una cosa de la que me estoy dando cuenta es de que, últimamente, casi todos los escritores que se dedican a la literatura fantástica son mujeres. No sé por qué será, pero casi todos los nombres que traemos por aquí son de mujeres. O al menos eso es lo que me parece a mí, habrá que investigar las causas.

Pero vamos ya con el libro del que vamos a hablar hoy. La segunda parte de Porta Coeli. Cosecha negra es un libro algo menos divertido que La orden de Santa Ceclina, que no sé si os acordáis que os dije que era un libro muy original y divertido, además de muy bien trazado y narrado. No es que esta segunda parte sea peor que la primera, lo que ocurre es que el anterior podía leerse como algo muy novedoso y casi podías terminar el libro sin la necesidad de una continuidad, aunque la trama estaba pidiendo más partes casi a gritos.

En este segundo tomo de la saga de Susana Vallejo, la historia es algo más oscura y gris, sus personajes no son los héroes que nos encontrábamos en la primera parte, aunque aparecen de poco en poco, recordándonos que pertenecen a la historia. Además, aquí son personas más comunes, aunque algunas de ellas sean capaces de realizar proezas extraordinarias y posean unos poderes que podrían poner a la mismísima Inquisición tras sus pasos por brujos y herejes. Además, Cosecha Negra, tiene afán de continuidad, es como si fuese una frase o un párrafo a medio terminar, como si tuvieses que esperar a la tercera parte de la historia para poder terminar de enterarte de todo.

Unas extrañas desapariciones de niños y alarifes de renombre en la ciudad de Toledo del siglo XIV, hacen que el arzobispo de Tarragona, don Juan de Aragón, envíe a Enrique de Rascón y Cornejo a investigar qué es lo que está ocurriendo. El enviado se hace pasar por maestro de gramática, aunque lo que es en realidad es el primer enviado de la Inquisición a la ciudad toledana, con el fin de averiguar todo lo relacionado con esas desapariciones y con un poco de suerte poder culpar a los judíos de ellas.

En la ciudad todo el mundo comenta esas desapariciones tan extrañas y muchos de ellos piensan que los judíos están detrás de ellas, que roban a los niños para descuartizarlos por la noche y hacer cualquier cosa con sus cuerpos. Veridiana, perteneciente a la nobleza y viuda del marqués de Toulusse, tuvo que escapar de la ciudad francesa para no ser asesinada por los parientes del noble y vive junto a su hermano Juan y sus sobrinos Clara y Rodrigo. La curiosidad de Veridiana la harán descubrir quién está detrás de las desapariciones y en su camino se cruzará casi por casualidad con Enrique, el inquisidor…

A partir de ese momento, la rueda del destino comienza a girar y los acontecimientos harán que Veridiana y Enrique vivan una aventura más allá de este mundo, haciendo que todas sus convicciones y su vida cambien de golpe y de manera drástica, algo que no os voy a desvelar, porque quito la gracia al libro de Susana, publicado por Edebé y que os recomiendo, aunque os invito antes a leer la primera parte, la Orden de Santa Ceclina, de otro modo no os enteraréis bien de la historia.

Espero que Susana nos desvele los misterios que se quedan pendientes en este libro, aunque leyendo el final del mismo, no me extraña nada que la tercera parte se vaya a llamar El principio del fin…

Como curiosidad os contaré que el libro tiene algunos dibujos realizados por la propia autora del libro y que los apellidos Rascón y Cornejo, pertenecían a una leyenda familiar de la propia Susana Vallejo, que afirmaba que su familia procedía de estos nobles, aunque como dice la escritora al final de la novela, ahora sí que existe algo que sólo era un cuento de familia.

Os recomiendo la serie entera de Porta Coeli, un éxito seguro de una autora española.

Y hoy, antes de despedirme y aunque me pase de tiempo, os quiero invitar a todos a acudir a la II Feria del Libro de Navas del Rey, será este domingo 26 de abril a partir de las 10.00 de la mañana. Habrá un montón de escritores a disposición de los visitantes, podremos escuchar un programa de radio en directo y contaremos con la presencia de la librería El dragón lector. Un evento que no os podéis perder los oyentes de El bosque de las palabras.

Un saludo y nos vemos por Navas del Rey el domingo.

16 de abril de 2009

Dobles Sentidos Literarios

.
Hola a todos. Buenas tardes. Espero que hayáis pasado una buena Semana Santa y estéis todos de vuelta, perdidos una vez más en este bosque de palabras tan mágico en el que Francisco nos adentra cada martes. Yo, como siempre, ando vagando entre historias fantásticas de caballeros y princesas, de dragones y magia y sobre todo de aventuras y hazañas increíbles. Y como todas las semanas voy a procurar invitaros a visitar los reinos de la fantasía.

Y qué mejor manera de empezar nuestra sección fantástica de esta semana que hablando de la presentación de un libro de la literatura que más nos gusta y de una de las escritoras de este género de las que más hemos hablado por aquí, porque este jueves, 16 de abril, la valenciana Laura Gallego presenta Alas Negras, será en la Fnac de Callao a las ocho de la tarde. Aunque si queréis tener toda la información al respecto o si queréis saber en qué otros actos o eventos participará Laura, sólo tenéis que entrar en su web personal, www.lauragallego.com, porque esta joven escritora tiene un trato continuado y muy cercano con sus lectores e informa en su web de todos los sitios en los que va a estar, dónde va a firmar y cosas así. Si os pica la curiosidad, ya sabéis, el jueves tenéis una cita con Laura Gallego en la Fnac.

Y para continuar os cuento que hay un nuevo concurso literario especialmente pensado para los aficionados a la literatura fantástica y de terror. Porque la Asociación Besarilia y la Editorial Salto de Página convocan el primer premio Avadoro de Novela Gótica, que se celebra en el contexto de la primera Semana Gótica de Madrid. Hay de plazo hasta el 1 de junio para presentar una novela que se ajuste a la definición de gótica, con una extensión mínima de 150 páginas. El premio son nada menos que ocho mil euros y la edición de la novela ganadora, que no está nada mal ¿no? Aunque la Editorial Salto de Página se quedará con todos los derechos de la novela ganadora durante 10 años… no sé yo si habrá mucha gente interesada en participar, pero yo os lo dejo caer, para que estéis bien informados.

Y vamos ya con nuestro comentario de la semana. Esta semana además estoy muy contento, porque mi colega Yosu, que nos escucha desde Galicia, me escribió un mensaje la semana pasada diciéndome que le había hecho pensar de tal manera con uno de mis comentarios que había tenido que escribir un artículo en su blog. Así que, por lo menos, ya hemos provocado que uno de nuestros amigos se vea obligado a escribir después de escucharnos o leernos, porque muchas de las cosas de las que se hablan en este programa también se pueden leer. Con lo que, habiendo hecho que Yosu tuviese que escribir por nuestra culpa, ya me puedo sentir más que satisfecho, aunque espero que nos lleguen muchos mensajes más parecidos al suyo.

De todas maneras, de lo que hoy os quería hablar es de los dobles sentidos en la literatura, o de los dobles sentidos que muchos lectores encontramos en las líneas de algunos escritores sin que existan en realidad. Yo, sin ir más lejos, hace unos meses me leí el Gusano del Mezcal de Miguel Sandín, una novela que no es de Fantasía, pero que también os recomiendo. El caso es que entablé conversación con el escritor y le dije que estaba muy bien aquel significado que daba a sus palabras al envolverlas con el olor del alcohol del mezcal cuando hablaba de las heridas y eso, porque el alcohol escuece las llagas y tal… y Miguel me dijo que era una buena idea, pero que él no había buscado ese significado en especial, así que yo encontré un significado donde no lo había…

Y es que eso de los significados ocultos o las dobles intenciones siempre me ha dado mucho que pensar, cuando en clase de literatura me decían que este o aquel escritor al escribir una palabra específica lo que quería decir era en realidad un mensaje oculto o que esas palabras guardaban una doble significación, yo siempre pensaba en cómo era posible que alguien que ni siquiera se había aproximado a la época del escritor en cuestión podía afirmar eso de una manera tan firme.

Es como cuando yo hago uso de mi recurso favorito en los cuentos, el Dragón, y alguien me dice que uso la figura del saurio para ocultar la presencia del diablo, de un ejército oscuro o una ideología en particular, o… y no es así, cuando yo saco a la palestra un dragón sólo quiero sacar eso, nada más, a no ser que haga uso de un caballero capaz de derrotarlo o que, por el contrario, encuentre una muerte lenta y dolorosa en su estómago protegido por escamas.

No siempre hay dobles sentidos, aunque parezca que siempre andamos buscándolos en casi todo y que, en muchas ocasiones, los haya en realidad.

Me pasó lo mismo al leer El Señor de los Anillos, al saber que muchos de sus pasajes e historias menores habían sido ideados en las trincheras del ejército aliado de la Gran Guerra, enseguida se me vino a la cabeza un símbolo, una explicación que desentrañaba todos los misterios ocultos en ese diminuto anillo de oro en el que residía el futuro de la Tierra Media, aunque, para ser sinceros, con esta teoría me ocurría como con las Profecías de Nostradamus o del Oráculo de Delfos, que a toro pasado, me cuadrada todo a la perfección.

Mirad, el anillo único, aquél capaz de gobernarlos a todos, es buscado y codiciado por Sauron para destruir a los pueblos libres y volver a enseñorearse con la Tierra. Por otro lado, los compañeros lo buscan y todos saben que, de usarlo, podrían derrotar al Mal con facilidad, aunque ellos serían entonces tan malvados y peligrosos para Varda como el mismísimo Oscuro…

¿A vosotros a qué os suena algo que puede desequilibrar la balanza por sí solo para cualquiera de los dos bandos? Algo que es mejor que esté en manos amigas porque en las enemigas sería el fin del mundo, aunque, de usarlo tú, sería tan malvado y peligroso como cualquier arma destructiva. O esas famosas armas de destrucción masiva, que en tus manos son buenas, pero en las de tus enemigos son suficientes para provocar una guerra ¿Y si ahora os digo que os hablo de la Segunda Guerra Mundial? Pues a vosotros no sé, pero a mí me recuerda mucho a la Bomba Atómica. Algo que todos codiciaban, pero que, incluso hoy en día, parece menos peligrosa para el mundo en las manos de tus aliados que en la de los enemigos, algo que cambió el curso definitivo de la guerra y de la historia y que, nos digan lo que nos digan, es tan terrible en poder de los unos como en el de los otros.

Cuando me leí El Señor de los Anillos por segunda vez, defendí durante mucho tiempo que el Anillo era en realidad la Bomba Atómica, la compañía del Anillo eran los países aliados y Sauron… pues eso, el malo de la película. Sin embargo, todo aquel con el que he hablado sobre esto, me ha dicho que a Tolkien ya le hicieron esa afirmación en vida y que él decía una y otra vez que eso no era así, que el Anillo era sólo el Anillo Único, nada más y parece ser que aquellas teorías no le gustaban demasiado.

Sé que mucha gente escribe con dobles sentidos y con significados ocultos, pero la inmensa mayoría de las veces las cosas son simplemente eso que representan, nada más. ¿Por qué nos empeñamos tanto en complicarlo todo?

Hasta la semana que viene.

¿Sería el Anillo un símbolo que representase a la Bomba Atómica?

6 de abril de 2009

La Trilogía de Bartimeo

.

Buenas tardes, no sé por qué será, pero este bosque de las palabras cada día está más poblado, poblado de musas, de libros, de escritores y de casi todos los personajes que alguna vez han pululado por las mentes extraordinarias de los más extraordinarios escritores. Pero hay que tener mucho cuidado, pues no todos los personajes que aparecen en los libros son inofensivos, todos tienen algo que deberían hacerte pensar si es saludable encontrarte con ellos, sobre todo si hablamos de personajes o criaturas pertenecientes al género de esta sección, quizás uno de los géneros literarios más libres e imaginativos de todos ellos, una semana más nos adentramos de nuevo en los Reinos de la Fantasía y la Magia, de la mano de los libros fantásticos con los que me he ido topando en mis mejores ratos de lectura, cuidado, no vayamos a encontrarnos con dragones o con una terrible quimera, comienza aquí la sección fantástica, el más extraño paraje de todo el Bosque.

Y hoy, antes de comentar la trilogía que tengo en mis manos, quisiera contaros un par de noticias de estos mundos literarios fantásticos y voy a procurar hacer lo mismo cada semana, siempre que encuentre una noticia interesante que contaros de los reinos de la Fantasía os la traeré aquí, aunque eso me cueste el recortar algo el comentario propiamente dicho, hay que estar informado ¿no?

Esta semana empiezo anunciando la publicación de las segundas partes de dos libros que ya hemos comentado por aquí. Uno es Astralis 2, el enigmático mundo astral del que hablamos hace unos meses, ideado por el malagueño afincado en Barcelona Antonio J. Bazalo, que lanza la segunda parte de su saga literaria gobernada por los Astrales, de la que espero que os acordéis por aquí, la publicación de Astralis 2 será mañana miércoles, 1 de abril y podréis comprarla a través de su web, que es www.astralis-saga.com.

El otro libro que se publica en abril y que yo ya tengo en mi casa es Cosecha Negra, la segunda parte de la tetralogía Porta Coeli, de la barcelonesa Susana Vallejo, hace muy poco que hablamos aquí de ella y de su originalísima saga fantástica, seguro que lo recordáis. Pues bien, ya tenemos desde esta misma semana Porta Coeli II, que como sea la mitad de buena y entretenida que la primera parte, gozará de una recomendación en esta sección muy pronto.

Y para acabar con las noticias literarias y antes de ponernos en materia con nuestros libros de hoy, una noticia que estoy seguro de que gustará a todos los aficionados a la escritura y a la literatura fantástica de El Bosque de las Palabras, porque nuestros amigos de la Asociación Cultural Los Espejos de la Rueda, han puesto en marcha un concurso de relatos de Fantasía Épica, cuyos únicos requisitos son: estar escritos en lengua castellana, ser originales e inéditos y no superar las ocho páginas de extensión. Si os animáis a participar, sólo tenéis que entrar en la web, recoger las bases y enviad un correo electrónico con vuestro relato, tenéis hasta el 13 de abril para enviar un texto. Para entrar en la web podéis buscar Los Espejos de la Rueda en Google o si no os queréis tomar la molestia, también podéis entrar en mi blog No me cuentes más cuentos. Allí tendré la dirección a vuestra disposición, al igual que están los textos de todas las recomendaciones que hago por aquí.

Bien, y después de consumir casi la mitad de la sección en estas interesantes propuestas fantásticas, vamos con la recomendación de tres libros, pertenecientes a una trilogía con principio y fin, sin ánimo de continuidad por el momento, aunque el universo creado por Jonathan Stroud daría para varias novelas y trilogías más. La serie en cuestión comenzó a publicarse en 2004, con una novela tan buena como divertida y original, sumamente original, El Amuleto de Samarkanda.

El Amuleto de Samarkanda nos presenta un mundo en el que el Imperio Británico nunca ha dejado de serlo, gracias a una élite que se mantiene en el gobierno, los Magos, que gobiernan con mano de hierro gracias a su dominio sobre las criaturas del Otro Lado, los genios o espíritus. América es un continente en guerra perpetua y el mundo presenta un orden establecido un tanto diferente al real de hoy en día.

Y claro, el autor nos lleva a Londres, al centro del Imperio, a un lugar en el que los ministros del parlamento se pelean entre sí por sus ambiciones personales de poder y riquezas. Nada parecido a un libro fantástico habitual. Allí, en Londres eso donde nos topamos con uno de los protagonistas de la historia, Nathaniel, un niño, que bien podría ser la antítesis del bueno de Harry Potter. Nathaniel, que ha sido vendido a un mago como aprendiz, es obstinado, ambicioso, taimado, egoísta y rastrero, todo un aprendiz de mago de su mundo, aunque para quien haya leído las aventuras del otro joven aprendiz de mago, es ligeramente diferente a su colega de Hogwarts. Nathaniel, deseoso tras un castigo de vengarse de su malvado maestro, y con unas capacidades para la magia superiores a lo común, se enfrasca en el aprendizaje de los libros de conjuros que caen en su poder, hasta el punto de, tras leer libros prohibidos para los aprendices, ser capaz de realizar invocaciones de grado medio alto.

Tras preparar un pentagrama poniendo mucho cuidado en no equivocarse en nada y en no dejar ninguna línea sin cerrar, pues el demonio en cuestión podría escapar o llevárselo al abismo con él, Nathaniel invoca a Bartimeo, un genio de segunda que se convierte al momento en el protagonista de la trilogía junto con el niño mago.

Bartimeo es un genio con más de 5000 años de existencia, ha pasado por amos muy poderosos y afirma haber entablado amistad con el propio Ptolomeo. El demonio en cuestión es maleducado, siniestramente jovial, simpático y goza de una ironía que para sí quisieran muchos escritores. La mezcla de Nathaniel, serio y ambicioso y de Bartimeo, pasota y de vuelta de todo, provocan en el lector muchos momentos muy divertidos. Aunque las tres novelas que componen la serie tienen buenas dosis de magia y aventuras. La verdad es que es una saga para pasárselo muy bien leyéndola.

Los capítulos van turnando el protagonismo entre Nathaniel y Bartimeo, cambiando el tono, aunque manteniendo siempre una prosa jovial y desenfadada que te hace mantener una media sonrisa durante la mayor parte de la lectura. Tres libros muy divertidos que recomiendo a todos nuestros oyentes.

El Amuleto de Samarkanda, El Ojo del Golem y La Puerta de Tolomeo, publicados por Montena en su Serie Infinita. No dejéis de leerlos, porque os vais a divertir mucho con las ocurrencias de estos anti héroes tan especiales, palabra.

Hasta la semana que viene.

Jonathan Stroud