#MalditaGuerra

Porque la Guerra es una mierda, se mire como se mire

"La gran aventura de Sir Wilfredo - El asedio de las sombras"

Una novela para disfrutar de las princesas y de los caballeros.

Microrrelatos en 3 Capítulos

Disfruta de más de cien historias cortas

La importancia de las librerías

Artículo publicado en Diábolo Magazine

27 de agosto de 2009

Corazón de Tinta

.
Buenas tardes exploradores del Bosque ¿cómo estáis? Seguro que todos bien y disfrutando de uno de los mejores programas sobre libros y escritores de toda la radiodifusión española ¿verdad? Pues bien, espero contribuir con mi granito de arena a que sigáis disfrutando con el programa, así que vamos a visitar las páginas de un nuevo libro de literatura fantástica, para que engordéis vuestras estanterías y para que os decidáis a embarcaros en una de esas lecturas que dicen que son infantiles y juveniles, pero que yo no me canso de recomendar a todo el mundo. Hoy tengo en mis manos el voluminoso primer tomo de la trilogía del Mundo de Tinta, escrita por la autora alemana Cornelia Funke. Así que hoy, en la sección fantástica de El bosque de las palabras, hablaremos de Corazón de Tinta.

¿Alguna vez habéis pensado que un personaje está tan bien trazado por el autor que se hace casi visible ante nuestros ojos? ¿Habéis mirado hacia atrás con un ligero resquemor cuando en cierto pasaje el asesino se sitúa a la espalda del protagonista de turno? ¿Habéis imaginado qué podría ocurrir si un personaje literario saliese de su historia y llegase a la nuestra? O peor aún… ¿si pudieseis recalar en uno de esos mundos que componen la literatura mundial? Pues Cornelia Funke sí que lo hace y al narrarlo consigue que lo pensemos nosotros. Esta ilustradora licenciada en bellas artes y escritora de multitud de cuentos infantiles logró con Corazón de Tinta llegar a decenas de países y vender más de cuatro millones de libros, llegando a los trece millones si reunimos en la cuenta las dos continuaciones de este libro fantástico que suena ya a clásico del género, Sangre de Tinta y Muerte de Tinta.

Y es que lo que nos ofrece Corazón de Tinta es algo que a cualquier lector compulsivo le tiene que sonar de maravilla… si no se tiene la suficiente idea de cómo pueden llegar a ser en la realidad los personajes que tanto nos gustan en la ficción. Ser capaces de extraer personajes, animales u objetos de los libros sólo leyendo en voz alta algún párrafo en el que se encuentren. Una idea de lo más original que ha cautivado a millones de lectores en todo el mundo. La escritora alemana además puebla toda la historia de un amor incondicional por los libros y por los cuentos infantiles, usando personajes y referencias de todos los tiempos. Peter Pan, Las mil y una noches, El señor de los Anillos, Tom Sawyer… son algunos de los libros y cuentos que se enumeran entre las páginas de un libro divertido a pesar de su grosor e inocente a pesar de su oscuridad.

Mortimer y Meggie, los dos protagonistas principales de la novela, padre e hija, viven solos y en continuo movimiento desde hace más de nueve años, Meggie no sabe a qué se debe esa forma de vida, pero su amor por su padre y por el trabajo de éste hace que a sus doce años apenas se haga preguntas al respecto. Mortimer o Mo, como le llama su hija, es un médico de libros, un encuadernador capaz de restaurar cualquier libro en mal estado, cambiando tapas y cosidos a través de sus viajes y ocultando a su hija un secreto que muy pronto veremos en acción.

La vida de padre e hija transcurre en aparente tranquilidad hasta que son descubiertos por Dedo Polvoriento, un personaje misterioso y extraño que convence a Mo de irse de la casa en la que viven en ese instante y buscar un escondite mejor. Asustado, el padre de Meggie hace las maletas y pide a su hija que haga la suya, sin olvidar una caja de madera en la que la niña tiene sus libros favoritos. Para que os hagáis una idea, en este libro, una niña de doce años es una lectora habitual que ha leído Peter Pan cinco veces y que ya ha visitado la Tierra Media de Tolkien al leer El Señor de los Anillos y el Hobbit.
En su huida llegarán a casa de la tía de la madre desaparecida de Meggie, Elinor, poseedora de una mansión atestada de miles de libros y con una biblioteca en la que se guardan incunables de valor incalculable.

Así comienza Corazón de Tinta, una bonita historia de aventuras alrededor de páginas escritas, libros leídos en voz alta y personajes de ficción arrancados de su mundo y traídos a la realidad, aunque algunos de ellos no se tomen demasiado bien el cambio y añoren profundamente su hogar, ese que está recogido en los renglones de un libro.

Corazón de tinta es un libro para todas las edades, aunque yo recomendaría que se leyese a partir de los doce o trece años. La verdad es que es muy divertido el juego que se trae con la ida y venida de personajes ficticios e incluso con la figura del escritor, figura con la que juega y a la que uno no sabe muy bien si critica o elogia, aunque siendo del oficio, no me extraña que muestre al escritor en cuestión como una persona normal con rasgos de niño travieso. Cada capítulo comienza con una cita de un libro infantil o juvenil relacionada con lo que va a pasar, recordándonos pasajes de esos clásicos de siempre, como Jim Botton y Lucas el Maquinista, por ejemplo.

Hace poco se ha estrenado en España una adaptación del libro en nuestros cines y os puedo decir después de verla que no está mal, es una película divertida y de entretenimiento, aunque falte demasiado al texto original para mi gusto y carezca de las profundidades psicológicas que esconden las palabras impresas del libro. Unas profundidades que no son descritas en sí mismas pero que se dejan ver casi a simple vista.

Podría ser muy divertido poder extraer de un libro a quien quisieras con sólo leer en voz alta, pero podría haber consecuencias imprevistas. Por cierto ¿cuánto hace que no lees en voz alta? Cornelia parece añorar la lectura en voz alta de los libros, a mí me gusta hacerlo y sé que no soy capaz de sacar a nadie de entre sus hojas, si vas a probar, ten cuidado.

Os recomiendo a todos Corazón de Tinta, de Cornelia Funke, editado en España por Ediciones Siruela, quizás un libro que sea un bonito homenaje a otro libro dentro de otro libro, como éste, La Historia Interminable. Hasta la semana que viene.

19 de agosto de 2009

Hijos de los Hombres

.
Una semana calurosa más, buenas tardes a todos, queridos amigos y amigas de El Bosque de las Palabras, después de faltar a la cita dos semanitas (aunque creo que Francisco ha usado recomendaciones pasadas), vuelvo con una buena recomendación literaria de este tipo de literatura que tanto nos gusta y en la que cada vez nos adentramos más y más, vamos por tanto a empezar la sección fantástica de El Bosque de las Palabras.

Y hoy os traigo un nuevo libro de Ciencia Ficción, uno de esos inquietantes libros en el que se nos cuenta un posible futuro de la humanidad más negro que el carbón o que el petróleo del que comen nuestros coches y fastidian nuestro aire. En fin, vamos a ver qué nos depara este nuevo futuro fantástico en el que una ditopía es la que rige nuestra sociedad.

No sé si os he comentado alguna vez, aunque supongo que sí lo he hecho, que suelo leer novelas que no lee casi nadie más, tengo esa extraña costumbre. Hombre, también leo best sellers de vez en cuando, clásicos, novelas aclamadas por los premios y las críticas… yo qué sé, un poco de todo, pero entre ese poco se incluyen casi siempre libros de autores noveles, novelas de saldo y libros viejos. Buscando en uno de esos montones en oferta de un gran centro comercial me topé con un libro que me llamó mucho la atención, no sé por qué. No me hagáis mucho caso porque lo perdí después de leerlo y lo leí hace mucho tiempo, pero creo que la portada era roja… no me acuerdo bien de ese detalle, lo que sí que recuerdo es que la historia me gustó, aunque se hacía algo pesada de leer y que no entendía por qué ese libro de ciencia ficción no estaba en una lista de los libros más conocidos o vendidos, aunque puede que para cuando lo encontré estuviese descatalogado y por eso no llegó a costarme las mil pesetas.

Hace unos días vi una película que me entusiasmó y entonces recordé ese libro que me había leído hace muchos años y que se perdió, para mi desgracia. El libro en cuestión era una versión en español de The children of the men, o lo que es lo mismo, Hijos de los Hombres, que el mexicano Alfonso Cuarón llevó a la gran pantalla en 2006 en una adaptación genial del libro de Phillis Dorothy James, una exitosa escritora de novela policiaca inglesa que escribió, sin demasiada fortuna en cuanto a ventas, este relato de ciencia ficción en el que la humanidad ha dejado de ser fértil y que, por tanto, está condenada a la desaparición.

Como he leído en páginas especializadas en la Ciencia Ficción, esta novela no es de las que se ajusta a los cánones del género, es más bien una novela casi policiaca, narrada en tercera persona y en primera a través del diario del protagonista y que no saca demasiado partido a asuntos típicos en la ciencia ficción, no nos habla apenas de las causas que llevaron a los hombres a dejar de tener niños, no alude demasiado a las catástrofes que han asolado el mundo entero y no extrema la violencia, aunque sí que nos describe un mundo en declive de una manera muy visible y certera.

Publicada en 1992 nos habla de un mundo en el que el último niño nació en 1995, el año Omega, desde el que el mundo ha ido sufriendo colapso tras colapso por la ausencia de niños. La población envejece sin remedio y todo el mundo sabe que la generación Omega, de niños violentos y malcriados, los dueños de la Tierra, será la última. Y para comenzar el libro PD James hace que el último niño que nació en 1995 muera en una pelea. La novela comienza así, golpeándonos de lleno e involucrándonos en un mundo que vive una pérdida continua, representada de una manera bestial en las mujeres que bautizan gatitos o en esas que llevan las muñecas que habrían llevado sus niñas de haberlas tenido: "En la madrugada de hoy, 1º de enero del año 2021, tres minutos después de las doce, murió en una pelea en un suburbio de Buenos Aires el último ser humano nacido sobre la faz de la tierra: tenía veinticinco años, dos meses y doce días."

La acción transcurre en Inglaterra en el año 2021 y el protagonista es Theo Faron, un historiador de Oxford que acaba de cumplir cincuenta años y empieza a llenar las hojas sueltas de un diario. A través de su diario, Faron se nos presenta como un hombre reflexivo, irónico hasta el sarcasmo, solitario y desengañado de su vida y de sus semejantes. Más tarde conoceremos las causas de su personalidad, que pasan por la pérdida de un hijo durante una impresionante pandemia que acabó con una gran cantidad de población. Además, en un mundo sin futuro el egoísmo parece ser tan necesario como el aire para poder respirar.

En esta Tierra de 2021 abocada al fin de los hombres, las ciudades y naciones han ido dejando de existir, la mayoría de la gente sólo piensa en vivir tranquila, pero la violencia y los disturbios han hecho acto de presencia y un grupo terrorista ataca la aparente vida normal de la única nación que ha logrado erigirse como un lugar fuerte, Gran Bretaña, que ha dejado el gobierno en manos de El Guardián, un tirano que lleva el poder con mano de hierro y que ha promulgado una ley para expulsar a todos los inmigrantes extranjeros… o masacrarlos, excepto a los Omegas. Este dictador resulta ser primo de Theo, nuestro atípico protagonista y eso da pie a que la jefa del grupo terrorista acuda en su ayuda y lo involucre en una carrera contrarreloj que nos hará correr junto a él en dirección a la costa.

Suicidios colectivos, preparados de veneno repartidos a toda la población, masificación, represión policial, violencia… esos son los ingredientes de esta novela que por otro lado termina resultando tierna en ciertos momentos. Cuando se nos describe el sentimiento de pérdida de las mujeres o cuando una comadrona habla de los bebés que ayudó en su día a traer al mundo.

La carrera de Theo, su huida, se debe a un milagro que nadie debe conocer. Una mujer, una emigrante que debería ser expulsada de Gran Bretaña, está embarazada y sólo el grupo terrorista lo sabe, un grupo terrorista liderado por Julia, ex mujer de Theo y a la que no ve desde hace veinte años. Sin embargo algunos miembros del grupo no quieren obedecer las órdenes de Julia de llevar a la chica y al bebé hasta la costa para que un barco legendario se la lleve a un lugar en el que se está investigando qué ha pasado y cómo se puede solucionar, el Amanecer, perteneciente a Proyecto Humano.


Así, perseguido por los terroristas, por la policía, el ejército y el gobierno Theo y la muchacha tendrán que viajar a través de un mundo en ruinas, sin valores y en el que nadie debe saber que la chica está embarazada. No es una novela trepidante y su protagonista es un hombre escéptico que no llega a caer bien del todo al principio, pero que al final resulta un personaje carismático y apreciado por el lector. La película es buenísima y recuerdo que el libro me gustó mucho. Os recomiendo para esta semana Hijos de los Hombres, novela que supongo que está reeditada por el éxito de la película.

Hasta la semana que viene.



17 de agosto de 2009

Mañana en el Bosque

.
Manaña, entre las 18.00 y las 19.00 podréis escuchar una crítica acerca de esta novela de PD James. Hijos de los Hombres, una novela de Ciencia Ficción atípica en la que la Humanidad deja de ser fértil... inquietante ¿no?

Hay una peli reciente con el argumento de esta película, os la recomiendo, me ha encantado. En serio, no os la perdáis si podéis verla.

6 de agosto de 2009

Magia de una noche de verano

.
Hola a todos, ¿cómo estáis? Imagino que tan asados como yo, pero bueno, es lo que tiene el verano, seguro que en un par de meses nos quejamos del frío y de la lluvia. En fin, vamos ya con la sección fantástica de El bosque de las Palabras.

¿Vosotros sois de los que leéis menos en verano? Yo creo que es un mal común, pero que no se puede evitar, yo soy de los que me quedo en el sillón hasta las tantas, devorando páginas de papel como un loco hasta que las líneas se entrecruzan y desaparecen como por arte de magia ante mis ojos y me encuentro a las tantas de la madrugada tirado en el sillón con el libro en cuestión por los suelos o en mi regazo, casi siempre con el marcapáginas perdido.

El caso es que en verano intento leer, pero me duermo sin remisión, qué se le va a hacer. Soy de los que pienso que hay lecturas apropiadas para verano y para invierno, es como todo.

Ya os decía el otro día que os recomendaba leer el Señor de los Anillos en invierno u otoño. Pues bien, el libro que os traigo hoy es mejor leerlo precisamente en esta época estival, porque es como un chorro de agua fresca, como una alegre brisilla refrescante.

El libro en cuestión se titula Magia de una noche de verano, publicado por EDEBÉ y os puedo asegurar que es de lo más ocurrente y divertido. Está escrito por la catalana Maite Carranza, autora de cuarenta libros más, que también es la autora de la trilogía La guerra de las brujas, que tengo también en la recámara para cuando el calor me permita leer con más rapidez que ahora, que estoy de lo más vago.

Para que os hagáis una idea de qué va el libro, aunque luego os lo cuente yo con mis propias palabras, os voy a leer lo que la propia Maite dice de él. Os lo leo textual. Es una comedia de hadas y jóvenes. O de jóvenes y hadas. Es mágica, pero también es realista. Habla de temas serios, pero en clave de humor. Es una historia de amores equivocados (como la mayoría) Y de confusiones. Nadie es quien parece (como ocurre a menudo) Y de odios, de malentendidos, de deseos inconfesables y sueños imposibles. De dobles vidas y secretos ocultos. De hermanas perfectas y comparaciones odiosas. De padres estrictos e hijos adictos a la red. De frikis y jetas. De cursos de inglés y clases soporíferas. ¿Quién no ha odiado, ha soñado, ha tenido un secreto, ha fingido ser quien no es o no ha entendido un pimiento cuando le hablaban en inglés? Marina, protagonista discutible de esta novela, pasará por esas peripecias y mil más. Pero no os cansaré por hoy. Habrá tiempo para ir desvelando poco a poco los entresijos de la aventura.

Un lío ¿verdad? El libro está destinado a un público juvenil, aunque os puedo asegurar que un adulto se reirá mucho con todos los líos que transcurren a lo largo de sus quinientas páginas, que no está mal para una novela juvenil. Como dice la propia Maite la discutible protagonista de la novela es Marina, que tendrá que suplantar a su hermana perfecta, Ángela, en un viaje de estudios de inglés a Dublín.

A ella no es que la importe mucho el hacerlo, porque resulta que está secretamente enamorada del novio irlandés de su hermana, así que… ya que va para ayudar a su hermana, que ha caído repentinamente enferma, de paso intentará ligarse a Patrick, el irlandés buenorro.
Pero estamos hablando de una novela de fantasía. Ángela… digo Marina, descubre de pronto que su hermana, rubia, guapa, estudiosa, educada, inteligente, amena, sociable… vamos, todo lo contrario a ella que es… bueno, todo lo contrario. Además de todo, mantiene tratos con las hadas, o al menos con una Liliam, lo que ha provocado en realidad su extraña enfermedad. Así, empujada por sus padres, que ya han pagado el viaje a Dublín y por la propia Liliam, Marina viaja a Irlanda.

Además, el hada asegura que sólo Marina puede desembrujar a su hermana, porque no está enferma, está embrujada por las hadas. Marina no tiene ni idea de inglés, aunque su hermana es una experta. Disfrazada de un modo un tanto peculiar para pasar por el bombón de su hermana la guapa, Marina viaja a Irlanda, donde conocerá a sus compañeros de viaje de estudios, que no son para nada como se los imaginaba y pasará por mil y una aventuras, casi todas desafortunadas. Una heroína algo incierta que tendrá que tratar con un grupo de personas muy extrañas, con hadas, duendes, países míticos, armas legendarias y con el mismísimo señor oscuro para liberar a su hermana y cabalgar junto al rey de las hadas en la mítica cabalgata de que se celebra anualmente y que la reina se empeña en estropear a toda costa.

De algún modo misterioso Marina no sólo logra llevar a cabo su misión, sino solucionar mil y un conflictos peligrosos y muy divertidos para el lector. La verdad es que me he reído mucho leyendo Magia de una noche de verano, de Maite Carranza, una extraña historia de hadas y cuentos, mezclados con juegos en red, internet y friquismo a más no poder.
Indispensable el capítulo del centro comercial en el que una de las “amigas” de Marina roba un ordenador portátil y lo mete en la mochila de otro de los protagonistas, un aficionado a los juegos en red de rol que conoce al dedillo los mundos fantásticos gracias a sus paseos virtuales. La verdad es que esta novela es una locura, aunque una locura muy divertida.

Ya sabéis, leed este verano Magia de una noche de verano, de Maite Carranza. Un libro la mar de divertido en el que nada es lo que debería ser.