#MalditaGuerra

Porque la Guerra es una mierda, se mire como se mire

"La gran aventura de Sir Wilfredo - El asedio de las sombras"

Una novela para disfrutar de las princesas y de los caballeros.

Microrrelatos en 3 Capítulos

Disfruta de más de cien historias cortas

La importancia de las librerías

Artículo publicado en Diábolo Magazine

30 de diciembre de 2009

Quiero ser como tú

.
Había una vez un cerdito

que quería convertirse en gorrión
y el gorrión al saberlo
quiso ser como un lirón
y el lirón como una vaca
y la vaca una oveja
y la oveja una llama
y la llama un camello
y el camello un canguro
y el canguro un delfín
y el delfín un caballo,
el caballo león
y el león una ballena,
la ballena una jirafa,
y la jirafa un erizo
y el erizo un elefante
y el elefante una cebra
y la cebra un ratón,
el ratón quiso ser un cerdito
como el que quería ser un gorrión…

así que, cada uno,
como era se quedó.



Vale, ya sé que la poesía infantil es mucho más chunga que la que es para mayores, porque entretener a los peques con un poema requiere de dotes de recitación y de una imaginación desbordante.

Este poema no es demasiado bueno, ya lo sé, pero me parece muy musical y lo más importante, a Moisés, de dos años y pico, le encanta. Espero que no seáis demasiado duros conmigo.

Y estoy de acuerdo en que no es una poesía, sino algo raro, pero a mi hijo le hace mucha gracia y he pensado que sería bonito que lo leyeseis vosotros para conocer vuestra opinión.

18 de diciembre de 2009

El ratoncito que quería tocar la luna

.

Hubo un día un ratoncito
que quiso tocar la luna,
pero no sabía cómo hacerlo
y lo deseaba con premura,
así que le preguntó a Don Búho
marido de Doña Lechuza
y el Señor Búho le dijo
que no habría forma alguna
que un ratón no tiene alas
y que, sin ellas,
nunca podría tocarla,
porque sin alas no se puede volar
y sin volar era imposible
que un ratón la luna pudiese tocar.

Y el ratón se puso triste
y se puso a sollozar
y le oyó el hada del bosque
y le preguntó por qué lloraba
y el ratoncito, lloroso, le contó qué le pasaba,
nunca podría volar
porque no tenía dos alas.

El hada quiso saber
por qué un ratón quería dos alas
y el ratón le contó que
tocar la luna anhelaba.
El hada sonrió dichosa
y arrugó la naricilla
obrando en el ratón su magia
girando así su varita.

Hoy, en noches de luna llena
y de cielos estrellados,
cuando hasta los búhos duermen
y los lobos se han callado
los revoltosos murciélagos
juguetean con las hadas

¿Y sabes qué son los murciélagos?
Son ratoncitos con dos alas.



8 de diciembre de 2009

No, no os creáis que me he metido a poeta infantil, pero se nos ocurrió un cuento a Moisés y a mí sobre un ratoncito que quería llegar a la luna y lloraba porque no tenía alas para poder volar hasta ella, en fin... que después lo retoqué un poquito y escribí este poemilla infantil (también tengo cuento adjunto, que subiré otro día).

Espero que os guste, aunque sea un poquito, a Moisés le encanta (aunque, claro, él tiene dos años y unos meses...)

16 de diciembre de 2009

Cuentos del Lobo Blanco

.
Hola a todos. Bienvenidos una semana más a la sección fantástica de El bosque de las palabras.

De pequeño me encantaba echar un vistazo a la revista del Círculo de Lectores, ahora tampoco me disgusta, pero como suelo tener en casa más libros de los que puedo leer y me gusta comprar muchos más, prefiero no mirar el interior de una revista que todavía me incitaría a comprar más libros aún. Recuerdo una ocasión en la que convencí a mi madre para que me comprase una colección de literatura fantástica que anunciaban, aunque había algunos títulos que no me llegaban a convencer del todo… aun así no tuve problema con esos libros que no me gustaban, porque la crisis de entonces logró que a mi casa sólo llegasen dos de los libros que quería comprar, los dos volúmenes de las Nieblas de Avalon, de la estadounidense Marion Zimmer Bradley.

Uno de los títulos que no me llenaban del todo era uno que se llamaba Elric de Melniboné, nunca supe por qué, pero me parecía un título rimbombante y demasiado sonoro como para pertenecer a un buen libro. Por cierto, es una novela que aún no he comprado ni leído. Años más tarde sí que compré un libro de cuentos más o menos cortos, Cuentos del Lobo Blanco, que estuvo en mis estanterías perdido hasta que hace un par de meses decidí desempolvarlo y empezar a leerlo. Por cierto, aún no he conseguido leer todos los cuentos y relatos que hay en sus cerca de 400 páginas, la verdad es que algunos son una locura.

Elric de Melniboné es un personaje creado por Michael Moorcock allá por finales de la década de los sesenta, de estética muy dura y con filiaciones con el heavy metal. De hecho, algunos grupos de rock duro homenajean a este antihéroe del Multiverso creado por Moorcock. La verdad es que un personaje de lo más raro que me he encontrado hasta la fecha y os puedo decir que los relatos que he leído hasta ahora son, al menos, tan raros como él.


Según la sinopsis de Cuentos del Lobo Blanco, Elric de Melniboné, trágico antihéroe de la literatura moderna, es una pieza fundamental de la literatura fantástica desde su primera aparición hace más de 40 años. Según la propia sinopsis Elric ha influido en todo el género de la espada y brujería, además su extraña y torturada historia ha inspirado innumerables representaciones de artistas afamados y desconocidos, además su leyenda ha inspirado canciones de grupos muy diversos entre sí.

Un escritor suele guardar con celo todo lo que guarde referencia con uno de sus personajes y por supuesto Moorcock no ha sido una excepción, pues ha escrito sobre Elric muchas historias. Sin embargo, para esta antología de homenaje al príncipe albino Michael Moorcok permitió a otros escritores coger prestado a su creación para protagonizar un relato. El universo creado por este escritor londinense habla de un Multiverso, un universo con diferentes planos gobernado por una lucha eterna entre los Dioses y los Demonios del Caos. Además, según su filosofía existe un Campeón Eterno que sólo cambia de nombre por cada universo diferente, así que, no hay problema para que un personaje como Elric pueda visitar en estos relatos la Inglaterra del Rey Arturo, el Milán del siglo XV que incluye una conversación con Leonardo Da Vinci, la Alemania Nazi o incluso nuestro presente de hoy. En fin, el multiverso es así.



Os he comentado antes que el personaje es un poco raro. A ver… voy a describiros a Elric, aunque si leéis el libro del que hablamos hoy encontraréis mil y una descripciones del mismo, ya que cada uno de los autores que lo toman prestado le dan su propio enfoque a su descripción eterna. Elric es un príncipe albino, con los ojos rojos como dos rubíes, perteneciente a una raza ancestral asociada a uno de los demonios del Caos, así pues es un noble, de hecho es el emperador de un antiguo imperio ahora en decadencia. Elric es frágil y su salud es muy delicada, por lo que se ve obligado a consumir drogas para subsistir e incluso para realizar cualquier mínimo esfuerzo. Sus ropas suelen ser descritas muy oscuras, de cuero y ajustadas, muy modernas para ser un personaje ambientado inspirado por la edad media o los imperios griego o romano, podríamos decir de Elric que pertenece a esa literatura pulp. Además parece sacado de una tragedia de Shakespeare. Su conciencia siempre parece estar atormentada, se debe a unas obligaciones y tradiciones que su propia mente se niega a acometer, pero que termina acometiendo quiera o no.

En los relatos no deja de añorar a su amada Cymoril, que también es su prima y a la que ha dejado en manos de su hermano Yirkoon, que anhela el trono de Elric y que también pretende los amores de su hermana, vamos… un lío a lo clásico ¿no? Primos, hermanos, tronos, deberes…

Elric de Melniboné ha inspirado muchos juegos de rol, películas, libros y videojuegos, sin volver a mencionar la estética de algunos grupos heavys o letras de ciertas canciones de rock. En internet he encontrado tanto fervientes admiradores del príncipe albino como detractores en toda regla de las historias de Moorcock, que no obstante es un prolífico autor de literatura fantástica, que ha usado muchos pseudónimos para publicar y que es ganador de algunos de los premios literarios más importantes del género fantástico.

La saga de Elric de Melniboné, que para colmo de males es poseedor de Portadora de Tormentas, una espada mágica con vida propia que suele acabar con la vida de todos los que se acercan a su portador, sobre todo a aquéllos a los que éste quiere, es la verdad bastante atrayente, sobre todo después de leer estos Cuentos del Lobo Blanco. Si a alguno de nuestros oyentes le interesa leer los títulos que componen esta saga le diré que son: Elric de Melniboné, Marinero de los mares del destino, El misterio del lobo blanco, La torre evanescente, La maldición de la espada negra y Portadora de Tormentas.

Además hay otros libros relacionados con Elric, como son La fortaleza de la perla, La venganza de la rosa o Elric at the end of time. Y como os he dicho antes Elric ha protagonizado videojuegos, novelas gráficas, tebeos y juegos de rol.

Bueno, y por esta semana vamos a dejarlo ¿no te parece? Hasta la semana que viene.


Puedes escuchar ésta y muchas recomendaciones literarias más, noticias interesantes y curiosidades "escritoriles" en El Bosque de las Palabras, de Francisco Legaz, los martes, de 19.00 a 21.00 en Radio Morata.

11 de diciembre de 2009

Esta Navidad, todos con una SONRISA

.

Me sumo a esta iniciativa fomentada desde Castillos en el Aire (que a su vez se la ha copiado a los peluches de las Islas Cook). Se trata de una muestra de solidaridad muy sencilla y barata, sólo hay que convencer a los más peques de la casa de que este año, además de pedirse la Barbie de turno o el mejor coche de radiocontrol del Hiper... se pidan una sonrisa para los niños que no suelen sonreír muy a menudo, ¿qué os parece? A mí me parece una idea estupenda para concienciar a los más peques de la casa de que no todos disponen de regalos durante la Navidad...

Además, no estaría de más que todos los niños que fuesen a las diferentes cabalgatas de Reyes que hay por toda España, llevasen uno de sus juguetes nuevos o viejos a los Reyes, para que éstos los pudiesen llevar a los niños que no se pueden pedir tantas cosas como ellos, sería una imagen preciosa la de los niños no sólo recibiendo, sino también regalando a los demás, sería un perfecto día de Reyes.

¿Te sumas a la iniciativa en pro de una sonrisa para los que no la tienen?

3 de diciembre de 2009

Esperanza a la Mar echada

.

Os dije el otro día que iba a subir aquí el otro poema que quería haber presentado al concurso literario de la Mancomunidad los Pinares, pues bien, aquí lo tenéis, espero que os guste.


Esperanzas.

Sueños entregados a la marea,
navíos imposibles que se lanzan a la mar embravecida,
portando en sus cascarones de juguete
ilusiones, sudores, anhelos, orines, miedos…
muertes.

y cuando Poseidón decide no cobrar la pieza
y permite a esos seres asustados, ateridos de frío, hambrientos…
alcanzar la otra orilla tan duramente buscada,
como Ulises atormentados por el canto de las Sirenas,
entonces…
entonces llega la condena
de saberse diferentes en tierra extraña, cohibidos, señalados…
marcados de por vida por una Estrella de David eternamente tatuada,
siempre sospechosos, siempre apartados
y de nuevo, ya en tierra
tienen que embarcarse rumbo a lo desconocido,
en otro mar incierto,
con la esperanza de hacerse un hueco entre los hombres
de esa tierra tanto tiempo soñada.



25 de octubre de 2009

1 de diciembre de 2009

Hoy hablaremos de Los cuentos del Lobo Blanco en El bosque de las Palabras

.
¿Habéis oído hablar del Lobo Blanco? ¿Del Príncipe Albino? Si lo habéis hecho no os hará falta que os hablen de él, pues estoy seguro de que guardaréis su recuerdo en vuestra mente, pero si no sabéis quién es Elric de Melniboné os recomiendo que os guardéis de su Portadora de Tormentas y de su cuerpo aparentemente frágil...

Esta tarde, en el Bosque de las Palabras, a eso de las 20.30. Los cuentos del Lobo Blanco, en Radio Morata.

Las historias que hablan sobre el aliado del Duque Arioco, el príncipe destronado, el portador de Stormbringer se cuentan por decenas y ninguna es desechable, os recomiendo que os acerquéis a este personaje, aunque con mucho cuidado.