9 de febrero de 2010

El Vuelo del Dragón


Esta tarde os traigo un libro de fantasía bastante extraño. Porque sí, es un libro fantástico, con dragones, caballeros, fortalezas feudales y demás asuntos propios de este tipo de novelas sí, pero en el que no existe un enemigo definido como tal. Al menos no el típico enemigo al que estamos acostumbrados. De hecho su autora, una de las escritoras de fantasía más importantes, Anne McCaffrey afirmaba que para ella era más Ciencia Ficción que Fantasía, en fin, os cuento un poco la historia y juzgáis vosotros mismos.

Hace siglos el planeta Pern fue colonizado por los hombres. Durante Milenios los dragones de Pern, cabalgados por unos jinetes humanos con los que, gracias a la telepatía, llegaban a convertirse en una única entidad, lucharon al servicio de la humanidad, combatiendo a las Hebras que llovían periódicamente sobre la Tierra. Las hebras, os explico, eran esporas que acababan con cualquier materia orgánica que tocaran y sólo el aliento de los dragones podía impedir que cayesen a la tierra acabando con todo lo que alcanzasen en su ominosa caída.

Pero la raza de los Jinetes de los Dragones está en decadencia, como todo Pern. Hace más de cuatro siglos que las Hebras no son más que un recuerdo escrito en las baladas de los trovadores y las enseñanzas de los maestros más puritanos; y los hombres del campo, así como sus gobernantes, piensan que los Dragones y sus jinetes ya no se merecen recibir el diezmo que les sustenta desde siempre. Y que tampoco merecen llevarse a sus jóvenes más fuertes y a sus hijas más bellas para criar nuevas nidadas de dragones. Porque cada vez que hay nidadas nuevas de dragones hacen falta muchachos jóvenes y fuertes y mujeres capaces de empatizar con las dragonas, que a la postre son las reinas de los dragones. La rebelión pues se está fraguando…


En ese contexto nos encontramos con Lessa, la única superviviente de la familia que gobernaba uno de los fuertes que rigen las vidas de los hombres comunes. Lessa sobrevivió al golpe de estado dado por Fax, un caudillo que pretende situar y de hecho sitúa bajo su yugo varios fuertes a la vez, algo inaudito en la historia de Pern. Lessa es descubierta por los desprestigiados Jinetes de los Dragones, Fax acaba muerto en un enfrentamiento directo con uno de ellos y la mujer se convertirá en la figura necesaria para criar una nueva reina dorada que comience a criar una nueva nidada de dragones.

A partir de ahí comienza una novela extraña y diferente con muchos requiebros en la historia. Con viajes al futuro y al pasado, batallas y muchos dragones surcando los cielos. Una historia que les encantará a los aficionados a la Fantasía.

Anne McCafrey es una escritora americana nacida en 1926. Casi toda su escritura gira en torno a la Fantasía y la Ciencia Ficción. Fue la primera mujer en ganar un Premio Hugo en 1968, aunque fue compartido con un hombre. También tiene en su haber el Premio Nébula y en 2005 fue reconocida con el premio Gran Maestra Damon Knigth Memorial, otorgado por la Asociación de escritores de ciencia ficción y fantasía de Estados Unidos. Es la creadora de Los jinetes de dragones de Pern, que es una extensa serie de novelas y relatos cortos que empezó Anne, pero que desde 2004 cuenta también con la colaboración de su hijo, Todd McCaffrey, que ha publicado en colaboración con su madre y en solitario.

Según he podido leer en internet los primeros libros de la serie tienen un claro enfoque fantástico, con sociedades feudales y niveles de tecnología muy bajos. Aunque la propia McCaffrey prefiere decir que son más de ciencia ficción haciendo énfasis en la ciencia que hay detrás del mundo de Pern. En las novelas más recientes, la serie se mueve hacia una ciencia ficción más evidente, conforme los personajes redescubren sus vínculos con el pasado y desarrollan niveles muy superiores de tecnología.

La verdad es que es un libro y una saga que a mí me llama mucho la atención y que espero seguir leyendo poco a poco y claro, que os recomiendo a todos, especialmente a aquellos a los que os gusten los dragones...

1 comentarios :

Sr Nocivo dijo...

Hola! sigo tu blog desde hace un par de semanas y aún no te había comentado nada.
Habrá que leer este libro, ya sois muchos quienes lo recomendáis.