30 de julio de 2010

Fragmentos de Burbuja



La Ciencia Ficción, cuando no se trata de una Space Opera o un western ambientado en el espacio, no suele ser un género que me llame mucho la atención. La Ficción Especulativa siempre resulta algo densa en su lectura y suele estar repleta de futuros apocalípticos o demasiado buenos para ser verdad (tanto, que suelen acabar desmoronándose de golpe), está llena de pensamientos filosóficos y de utopías, ucronías y fines del mundo varios. Esto pasa tanto en la literatura como en el cine y casi siempre nos presenta un mundo al que nos nos gustaría llegar nunca, pero al que nos lleva nuestra forma de vida y nuestras torpezas como humanos.

Me llegó esta novela como la primera publicación de una nueva editorial, NGC Ficción, que prometía convertirse en una editorial de referencia en cuanto a la ciencia ficción española... partiendo de la base de que nunca entiendo del todo la ciencia ficción de calidad, tengo que decir que "Fragmentos de burbuja" queda desde ya englobada en lo que yo considero que es buena ciencia ficción (o de calidad). No lo he pasado demasiado bien con su lectura, aunque sí que he disfrutado en momentos, pero no porque esté mal escrita o tenga elementos aburridos, sino porque pensaba en el terrible futuro que nos presentaba el autor y no podía dejar de sentirme mal mientras leía.

El libro está escrito exquisitamente, quizas en algunos párrafos, demasiado exquisito, porque hubo líneas que tuve que leer dos o tres veces para entenderlas del todo. Hay párrafos, sobre todo en la primera parte, que hay que leer varias veces para sacar todo el jugo a lo que nos cuenta el autor o para disfrutar de algunas frases en particular.

"Fragmentos de burbuja" es una parte de la historia futura de la Tierra que está englobada en varias decenas de relatos, en otros libros y en la mente de un autor con una mitología propia que ha explotado en muchos de sus escritos. Para quien no haya visitado nunca ese mundo, el inicio de la novela le resultará una locura, ya que se trata de los pensamientos entrecortados de un personaje que parece recuperar la conciencia después de más de un siglo de locura... el caso es que, a través de varios personajes y de fragmentos de pensamiento, se nos narra la historia pasada, presente y futura del mundo soñado por el autor. Se nos cuenta todo a través de retazos, lo que hace que la lectura sea algo extravagante pero que, a la vez, resulta más que interesante, en serio.

He de decir que creí que este libro me iba a durar semanas y semanas en las manos, pero poco a poco me empecé a involucrar en la historia que nos cuenta, en su mitología, en su mundo y no me duró más que tres tardes. Sinceramente, tengo muchas ganas de volver a leer historias o fragmentos de esta ucronía tan original y cautivadora.

Cada uno de los personajes pueden equivaler a modernos prometeos anclados a los sentimientos y decisiones de sus creadores, pero al mismo tiempo guardan ensoñaciones muy humanas y mundanas que les hace terminar ocupando su lugar en el mundo y superar a estos moldeadores de vida natural artificiosa. "Fragmentos de burbuja" incita a adentrase en la ficción ucrónica de Juan Antonio Fernández Madrigal referida a las máquinas que se creen pequeñas deidades y sus enemigas espaciales, las extrañas vívoras de las formas... una aventura extraña y natural en la que no hay ni buenos, ni malos, ni aventuras ni aburrimiento, sino una englobación de historias que te trasladan a mundos irreales, pero a la vez naturales y creíbles.

No sé qué decir de esta novela que no parezca una contradicción... si tuviese que recomendarla a un posible lector lo haría advirtiendo que va a encontrar mil cosas diversas en su interior, algunas muy emocionantes y otras muy extrañas. El caso es que terminaría por recomendarla. Ya tengo más ganas de leer detalles acerca de las relaciones entre las burbujas, los nuhomos y las "bichas".

"Fragmentos de burbuja" no te dejará indiferente, será una novela que se ancle a ti como las buenas historias que nunca se olvidan.