28 de enero de 2011

La más hermosa

Te miré bajo la lluvia, ¡estabas preciosa! Así, con los ojos cerrados y el cabello chorreante era como siempre te había imaginado, con la piel empapada y el rostro levantado hacia el cielo. Estabas más hermosa que nunca...

En mi trabajo había visto a muchas como tú, magníficas todas, perfectas, sencillamente perfectas o eso me parecía a mí entonces, aunque ninguna había alcanzado la cima a la que tú te asomabas sin recato, ninguna había subido tan alto...

Mi señor estaría contento cuando te viera, tan suculenta y jugosa como me lo parecías a mí, casi podía saborearte yo mismo, aunque aquello era un imposible, le pertenecías a él, como siempre. Serías un bocado inigualable con unas formas tan apetitosas y un cuerpo tan bien contorneado como el que tenías. Estaba seguro de recibir una paga extra cuando te llevase al castillo esa misma tarde y el duque degustase tu carne, la carne de la mejor ternera de todo el rebaño.


Safe Creative #1101288359060