21 de enero de 2011

Solo entre la gente

Sentí una punzada en lo más profundo del estómago y me encogí todo lo posible. Dudé entre enderezarme y continuar agazapado, tenía frío y calor al mismo tiempo y la cabeza me daba vueltas. La vista borrosa, las piernas me temblaban y sabía, en algún lugar de mi conciencia, sabía, que mi mundo acababa de dar un vuelco sin retorno...

Me enderecé como pude, la música retumbaba en mis oídos y tuve que apoyarme en la barra para no caer a plomo allí mismo. Tambaleante, me sentí terriblemente solo en medio de toda aquella gente que cantaba, bailaba y reía. Me sentía solo, sencillamente solo en medio de un gentío inmenso...

Mis ojos se fijaron en tu espalda, te marchabas de allí, te marchabas. Te alejabas de mí para siempre. Había estado tan cerca de besarte... tan cerca de acariciar tus mejillas y besarte, de abrazarte, de sentirte, de quererte... había estado tan cerca... Y, sin embargo, mientras veía cómo te alejabas sonreí con tristeza, sabía que nunca volvería a verte y tu dulce recuerdo quedaría para siempre en mi memoria.


Safe Creative #1101218306034