22 de marzo de 2011

El lago donde viven las palabras


El lago donde viven las palabras
es un patio de colegio,
a veces se llena de platas y dorados,
la alegría lo invade
y todo se puebla de sonrisas,
de juegos, de pecas y caricias,
de felicidad y amor
y fantasía…

Otras veces
las sombras y nublados lo conquistan
y todo es gris y azul oscuro
y nostalgia, llanto, dolor,
melancolía…

El lago donde viven las palabras
es un patio de colegio,
allí todas son iguales
y esperan que alguien las acoja
y las mezcle y las eduque…

El lago donde viven las palabras
es un patio de colegio
y los poetas,
pescadores que acuden a él cada mañana,
esperando que sus plumas
sean capaces de pescarlas,
para tejer con ellas tapices
de pasión,
dolor, amor, entrega, tristeza, anhelo, fantasía,
sonrisa, nostalgia, plata, gris, azul oscuro,
dorado, melancolía
y una pizca pequeña de esperanza.

El lago donde viven las palabras
es un patio de colegio
repleto de risas, dudas, certezas,
lágrimas, paz, libertad, ansia, añoranza…
allí pescan los poetas
usando sus plumas
como redes o como cañas.