11 de marzo de 2011

La cita


Estaba contento y caminaba mirándose en cada espejo. Sonreía como un bobo y se descubrió dando los buenos días a todos con los que se topaba de camino a la estación. Habían quedado. Por fin habían quedado. Antes de coger el tren se acercó a un puesto de flores y compró un ramo de rosas, quería que ella se llevase buena impresión, las flores nunca estaban de más cuando se quedaba con una mujer.

Se subió al vagón sin perder la sonrisa, habían quedado en Atocha, porque les pillaba a los dos a la misma distancia de sus casas y lo habían hecho temprano, demasiado quizás... pero llevaban tanto tiempo queriendo quedar... que querían aprovechar el día que por fin se habían decidido a dar el paso. Con la frente en la ventana imaginó cómo se sentiría al besarla...

Estaba nervioso como un chiquillo. Parecía evidente que se gustaban pero uno nunca podía estar completamente seguro de algo así. La imaginó al pie del andén, sorprendida por el ramo de rosas que llevaba, sonrojada y un tanto avergonzaba. ¡Estaba tan enamorado de ella! La boca del túnel indicó que el instante estaba cerca, lo saboreó antes de tiempo... y de pronto una explosión apagó el mundo para siempre.


En homenaje a todas las personas a las que se les apagó el mundo antes de tiempo por culpa de unos locos... para todos vosotros.



5 comentarios :

Diego Castro Sánchez dijo...

Muy emotivo. El mundo se nos apagó a todos aquel día...aunque para algunos el apagón durara eternamente.
Un saludo.

Laura Morales dijo...

ay javi, me ha gustado mucho...

yo me libré... iba a una entrevista de trabajo, pero mi padre no me dejó ir, pues no le gustaba el anuncio... y poco después llamó mi madre a casa (que estaba currando) y medio llorando preguntó por mi...

que mal que lo pasamos...

nadie, ni los que no estuvimos alli, ni los que si.. NADIE podremos olvidar lo que pasó, pasen los años que pasen

Javi dijo...

Cuánta razón tienes... me alegro de que tu padre desconfiase...

VENUS dijo...

uau muy fuerte eh. que feo debe haber sido eso.

La atalaya de la bruja dijo...

Muy emotivo, me ha tocado el corazón.