17 de marzo de 2011

La pregunta del millón

¿Por qué no apuestan las editoriales por los escritores noveles?


Muchas veces he escuchado ese reniego hastiado de los nuevos escritores, gimiendo al viento que son unos incomprendidos y que las editoriales no apuestan por su talento… aunque sí que me he topado con escritores noveles que han sido publicados a la primera de cambio. ¿Quién tiene razón? ¿Los que dicen que las editoriales apuestan solo por los valores seguros o los que opinan que las editoriales son capaces de arriesgarse cuando saben que va a merecer la pena?

No hay que olvidar que las editoriales son negocios, privados o públicos, que tienen que generar beneficios al final de cada curso y claro, no van a tirar piedras contra su propio tejado. Estoy seguro, no habría un solo editor que no publicase a un novel si estuviese completamente seguro de su éxito. Pero el público es muy difícil, preguntaos a vosotros mismos ¿qué leeríais antes, una novela de un autor al que conocéis y sabéis que os gusta cómo escribe o la obra de un autor novel que aún ni siquiera habéis escuchado nombrar?

Creo que es más que evidente ¿verdad? Y aun así, de tanto en tanto, el mercado se ve salpicado por obras de noveles, de excelente calidad y repletas de energía que hacen que ese escritor deje pronto de ser considerado un novel y pase a la lista de los más vendidos. Sí, estoy de acuerdo, hay autores conocidos, consagrados y famosos que, a veces, escriben fatal o cuyos nuevos libros nunca llegan a alcanzar el nivel de aquella obra que les catapultó a la fama… vale, es verdad. Pero a cambio cuentan con la fidelidad de sus viejos lectores y con el apoyo de los medios.

¿Cómo y cuándo una editorial cualquiera se fijará pues en un autor novel? ¿Cuándo preferirá arriesgarse con una obra realizada por savia nueva? Está claro, cuando sepa de antemano que lo que tiene en su poder, ante sus ojos, es una obra de calidad, una obra que no tiene por qué ser una obra de arte, ni una maravilla filológica, ni siquiera necesita obligatoriamente tener una calidad literaria excelsa. Solo tiene que tener los elementos básicos para asegurar el éxito de ventas y eso, amigos míos, es como encontrar la Piedra Filosofal. ¿Cómo saber que un libro será un éxito? ¿Cómo saber que se generará una nueva moda o un fenómeno de fans? No se sabe, nunca se sabe y por eso es tan complicado publicar a los noveles. Por eso las editoriales continúan apostando sobre valores seguros y solo de vez en cuando se animan a un gesto tan arriesgado como el de publicar a un novel.

No desesperéis, tengo la certeza de que los que escribís bien de verdad, tarde o temprano, llegaréis a publicar. Quizás no sea hoy, ni mañana. Puede que estéis años guardados en los fondos de un cajón, pero creedme. Si vuestro talento va unido a la constancia y las ganas, terminaréis siendo publicados.

6 comentarios :

OSCURA FORASTERA dijo...

Bueno yo pienso, que en su día , los escritores que ahora son famosos, también fueron noveles, y les dieron la oportunidad de demostrar lo que valían. A algunos les costó más que a otros, pero apostaron por ellos.

Diego Castro Sánchez dijo...

Porque es una carrera de fondo y solo puede quedar uno, Javi. Si las editoriales publicaran a todos los que nos creemos con derecho a ello las librerías estarían colapsadas de obras...de hecho ya lo están. Según dicen, España es uno de los paises donde más se publica...otra cosa, ¿quién dice que sólo se publica a los autores consagr4adas? Yo me voy a una librería y a más de la mitad de los autores no los conozco.

Diego Castro Sánchez dijo...

Porque es una carrera de fondo y sólo puede quedar uno, Javi. De todas formas ¿quién dice que solo se publica a autores consagrados? Si me voy a una librería seguro que no conozco ni a la cuarta parte de los auotores que me encuentre en las estanterias.

Marcos DK dijo...

Perseverancia y mejorar cada día; si llega la ocasión, que nos pille preparados.

Laura Morales dijo...

dimelo a mi... después de un año y medio dando por saco a las editoriales, al fin encontré una, muy pequeñita, pero algo es algo!!!

ya no seré novel jejeje

pero vamos, yo leo lo que sea, noveles, consagrados... me da igual, cierto es que cuando ya conoces a un autor y te gusta como escribe, siempre continuarás leyendo sus libros.

pero vamos, lo más cierto es que toooooooodas las editoriales son negocios, muchas veces, estafas, y cuando te topas con ellas, te dan ganas de gastarte el dinero en autopublicarte, o publiar en páginas webs con opción a compra o descarga, que siempre ganarán mas dinero.

tambien es cierto que un escritor, con una editorial gana por decirse una "mierda", a no ser que vendas millones de libros y ganes mas, pero hoy en dia, eso de vivir solo de la escritura.... no se... un poco imposible.......

pero volvemos a lo de siempre... el pez que se muerde la cola.... un autor ahora consagrado, en su día también fue novel... porque hoy en día los noveles no podemos convertirnos en consagrados????

ea, ahí queda...

besos!!!

Relatos de sal dijo...

Muy interesante tu reflexión, Javier. Dices verdades como puños. Las editoriales, como cualquier otro negocio, se nutre de las ventas, pero no olvidemos que, para ello, primero hay que realizar una inversión. Quién arriesga el dinero es el editor, no el escritor...De ahí que muchas editoriales, como bien apuntas, apuesten por autores consagrados. Creo que hoy día el problema va más allá. El acceso a los medios de telecomunicación es global: cualquiera puede disponer de un ordenador para escribir lo que se le ocurra y lanzarlo a la red. Esta situación ha derivado en la proliferación en masa de aficionados (entre los que me incluyo), que aspiran a ser escritores de reconocido prestigio. Moraleja: hoy día es mucho más difícil hacerte un huequecito en el mundo de la literatura que hace veinte años. Eso sí, también más admirable es la frustración de aquél que jamás consigue publicar la obra que ha parido, que la de quien intenta entrar en GH para hacerse famoso enseñando cacha e insultando y no lo consigue. Al menos, nosotros, aportamos algo al mundo.
¡Un abrazo!