3 de marzo de 2011

Lagunas


En el interrogatorio, el policía, como en todas las películas de policías, enfocó la luz del flexo hacia los ojos del presunto asesino.

-¿Qué hiciste la noche del 3 de marzo?
-No lo sé... -contestó el detenido, amedrentado- tengo lagunas...

El policía miró al hombre con aspecto de suponerle un despojo humano...

Barba de tres días, aspecto desaliñado y ojos de querer dormir, al menos, cuatro horas seguidas... no era demasiado difícil imaginarle en ambientes nocturnos y poco recomendables realizando cualquier tipo de acción sospechosa. Al reanudar la "conversación" no hizo nada por ocultar el asco que aquel tipejo le daba...

-Te voy a repetir la pregunta muy despacio... -y se la repitió, claro. Y muy despacio.
-Ya le digo que tengo lagunas.

¡ZAS! La bofetada salió de él como un acto reflejo, se miró la mano, alarmado por lo que acababa de hacer, si por lo menos no le hubiese visto nadie... pero Beltrán, el inoportuno Beltrán, el cabronazo de Beltrán acababa de entrar en la habitación, con la tirria que le tenía desde que eran niños.

-¿Qué coño has hecho? ¿Por qué le has pegado una leche al detenido?

-Mierda –pensó ¿y ahora cómo leches iba a salir de esa manera airosa?- Mira Beltrán, este tío es un auténtico cabrón –dijo, como si eso fuese a servirle de algo con Beltrán, aunque luego recordó que pertenecía al sindicato, que era un tío bastante concienciado socialmente y que le gustaba hacer de abogado de los pobres. Miró al detenido, para ver si se merecía lo que iba a hacer y pensó que mejor el detenido que él ¿no? Pues eso-. Le hemos pillando robando carteras en la cola del INEM y resulta que ahora me dice que tiene lagunas...
-¡Me cago en la puta! -Gritó Beltrán hecho un basilisco, no habría habido ser en la tierra capaz de calmar su mosqueo- ¡cómo me joden los cabrones como tú! Terrateniente de mierda...

¡ZAS! ¡ZAS! Las bofetadas de Beltrán volaban a un ritmo que ni una vuelta rápida de Fernando Alonso.

Y mientras Beltrán seguía esgrimiendo su conciencia social para recriminar al ricachón que se atrevía a robar a los pobres parados y darle más palos que a una estera, el policía aprovechó para salir del cuarto oscuro, con una sonrisilla en la boca. A veces no hay nada como el atacar a la conciencia social de un tipo involucrado para salir de un apuro... y después miró al detenido, cuya cabeza daba más botes que un balón pegado por Cristiano Ronaldo. Casi le dio pena por un segundo…

-Que se joda –pensó al poco- eso por tener lagunas... por cierto ¿dónde las tendrá? A lo mejor se las pueden expropiar los del ayuntamiento y nos sacamos unas perrillas...

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Me da un poco de pena el pobre detenido... igual solo estaba en el sitio equivocado en el momento justo!!... pero a veces para librarnos de un marrón!! metemos a alguien en otro... la ley del más fuerte!! La selva en la que algunos estamos destinados a extinguirnos!!!

Aunque pensandolo bien... el peor de todos es el concienciado!! Beltranito!! se quita el estrés, pa un mes!! jijiji!

A mi me ha gustado mucho!! tiene mucha miga!!
Aquí te dejo mi sonrisa!! :D

Eva

Javi dijo...

Muchas gracias Eva, no sabes bien el gustirrinín que da mirar si tienes mensajes y encontrarte un comentario aderezado con una estupenda sonrisa. Muchas gracias y sí, a veces, los peores son los "aparentemente" concienciados...

Anónimo dijo...

owao no sabes cuan hermoso es esa historia a mi me gusto y mucho como me gustaria q me pase esoo a mi woa esta historia esta muy interesante en verdad me gusto y tambien me parecio muy bien bueno chicos 100pre declarense lo antes posible no vaya a ser q pase mucho, tiempo y te quite todo una vida ............... asta luego bye.....¡¡¡¡♥♥♥♥ ♥____♥ ♥♥♥♥!!!!!! xD
alexandra...!!!!!♥♥♥

Anónimo dijo...

javi sabias q somos del mismo signo owaoo !!!!
otra vez yo pz ...
alexandra...!!!♥♥♥♥