4 de mayo de 2011

Asesina


Estaba preparada para cualquier contingencia y, como siempre, estaba en perfecto estado de revista. Se sentó a esperar su momento, sabía que llegaría tarde o temprano y estaría lista para alcanzar el objetivo fijado. Era su primera vez, pero llevaba entrenando meses para no errar. Su cuerpo estaba en tensión, aguardando el instante en el que debiese entrar en acción. El error no era una opción...

…y no estaba dispuesta a convertirse en un error. Desde el mismo día de su nacimiento había sido aleccionada para ser perfecta, para no tener ni un centímetro de más, para no errar jamás el blanco. Era perfecta y lo sabía. Ahora lo sabrían todos los demás. Mientras tanto, seguía aguardando pacientemente su momento. La cumbre de su existencia, su inmolación y sacrificio por los demás…

Había llegado el momento, lo supo en el mismo instante en el que escuchó el chasquido del metal liberado, respiró profundamente para tranquilizar las pulsaciones de su corazón. Estaba lista. Errar el blanco no era una opción. El túnel oscuro se iluminó violentamente y se vio arrastrada a su destino con una potencia imposible de detener. Ahora demostraría que siempre había estado preparada para ese momento. La bala dorada surgió del cañón e impactó en la frente del asesino al que tanto esfuerzo se había dedicado a lo largo de casi una década. La asesina no erró el blanco, se incrustó con limpieza en la carne morena y cumplió su objetivo vital. Murió en su empeño, pero su inmolación significó la muerte de un tirano sin imperio.

6 comentarios :

Nora dijo...

Siempre me sorprendes, Javier, tus protagonistas no pasan desapercibidos nunca. ¡Vaya giro!

Javi dijo...

Muchas gracias Nora, la verdad es que siempre intento sorprender con un giro final, aunque a veces no se consiga.

Es un placer saber que me lees.

Un beso.

juank dijo...

¡Ah, muy bueno! Me ha gustado, si señor.

La atalaya de la bruja dijo...

Muy buen relato, ¿tiene algo que ver con la reciente muerte del sanguinario Osama?

Javi dijo...

Grancias Juank

Y sí, algo tiene que ver con la muerte de ese tipejo a manos del "Nobel de la Paz"...

Un corazón enamorado dijo...

Ingenioso relato que ve la luz, en momento cumbre para el mundo, en el que habrá un antes y un después.