25 de mayo de 2011

El loco


Aquel día empezó a soñar, alboratada y disparatadamente, empezó a soñar con un mundo mejor y más justo. En el pueblo le llamaban "El loco", pero él sabía que los que realmente estaban locos eran todos los demás. Nunca les discutió el apelativo, nunca les recriminó. Se limitó a vivir y a ser feliz. Creo que fue el único del pueblo que consiguió vivir como quiso.

Y al final de sus días, fue el único capaz de recibir a la muerte con una sonrisa y un abrazo fraternal.

2 comentarios :

Cuenta que te cuento dijo...

Las limitaciones de acceso a Internet en mi país Cuba, hacia donde retorno luego de 15 meses, me privaran de leerte, así que quiero agradecerte el inmenso placer que me produjeron las lecturas de tus letras. Si alguna vez estas limitaciones, dadas por la voluntad expresa del gobierno norteamericano me lo permiten, no dudes que volveré con gusto a navegar por tu espacio.
Un abrazo, Mila Roldán de Cuenta que te cuento.

Mili dijo...

Hola
cuando puedas pasate por mi blog

http://momentosdemili.blogspot.com/2011/06/premio-para-ser-compartido-y-su-vez.html

Un beso