El blog de Javier Fernández Jiménez

18 de julio de 2011

Prima de Riesgo

Yo tenía una prima de riesgo, por desgracia ambos crecimos... ella se casó con un abogado con muy malas pulgas y yo con una profesora de ciencias con la que ya no me hablo. Nuna conseguí besarla. Ahora solo coincidimos en las reuniones familiares. Nunca pasamos de las miradas y las hormonas revueltas.

¡Qué lástima!

0 comentarios: