27 de octubre de 2011

Los panes y los peces...

Jesús alzó las manos al cielo, multiplicando con una oración los panes y los peces... había para todos, ¡era un milagro!

Pero llegaron los Mercados con unas caras tiesas y de pocos amigos, metieron en varios trailers cada pan y cada pez multiplicado, se lo llevaron por cuatro perras y a los pocos minutos ya lo estaban vendiendo por un valor diez veces superior al que habían pagado ellos...