5 de noviembre de 2011

La palabra que faltaba

Ni los filósofos, ni los sabios, ni los escritores, ni los políticos, ni los científicos, ni los ingenieros, ni los premios Nobel… al final fue un niño el que descubrió la palabra que faltaba en el vocabulario de los Hombres. La gritó un buen día al despertar y todo el mundo quiso escucharla, se extendió como un relámpago, llegó a todos los rincones de la Tierra y consiguió lo que nadie antes había logrado: la ansiada Paz de la humanidad. 

Solo un niño podía encontrarla.