12 de noviembre de 2011

Pasión


Se acercaron en una tormenta de pasiones desatadas. Durante infinitos minutos fueron mares embravecidos, incendios, huracanes capaces de arrasar el mundo en su revuelo. Nadie supo de su osadía, de la desobediencia de aquellos dos dioses rebeldes condenados a no encontrarse jamás, de su amor extremo. Dejaron de ser dos para ser un todo inmenso, fugaz, incontrolable... pasado el momento se alejaron para siempre.

No volvieron a verse jamás, aunque siguieron amándose durante toda la eternidad. El mundo respiró tranquilo, pero el recuerdo de aquel amor truncado se quedó para siempre impregnado en los corazones de sus habitantes, que no pudieron ser nunca plenamente felices.

Dicen que en el futuro, volverán a ser un solo ente. Entonces, solo entonces, llegará el fin de los tiempos...

1 comentarios :

vandrés dijo...

Hola, queríamos darle la enhorabuena por su blog y además
ofrecerle nuestro servicio gratuito de intercambio de
banners con el que conseguirá más visitas para su blog.
Puede informarse sobre nuestro servicio en:
www.simban.site50.net