23 de enero de 2013

Disfrutando de la Quema del Tomillo de San Vicente


Colmenar del Arroyo celebra cada 21 de enero la festividad de San Vicente, en honor a su patrón y en recuerdo de un hecho antiguo no recogido en crónicas pero que se guarda en los corazones de los colmenareños como una realidad incontestable. Decidí dar un paseo por las estrechas calles empedradas de Colmenar, a la búsqueda de las hogueras, de las historias sobre la procedencia de la tradición y sobretodo, en busca de buena compañía y me topé con una noche estrellada, con el olor de los tomillos impregnando las callejas tenuemente iluminadas, con hogueras diseminadas por todo el municipio en las que se reunían amigos, vecinos y familiares, con la cálida acogida de los colmenareños y, como afirmaba casi todo con el que me topé, muchas menos hogueras de lo deseado, porque un lunes no es el mejor día para celebrar una festividad nocturna. Además, tuve la fortuna de disfrutar de queso, morcilla, chorizo, panceta…

Dicen que en algún momento de la Edad Media, el antiguo enclave de Colmenar del Arroyo sufrió una terrible peste que diezmó alarmantemente su población y que a pesar de los intentos de los magos, científicos, médicos y expertos más destacables de la época nadie podía frenarla, la muerte se convirtió en el día a día de los vecinos, que cada atardecer quemaban tomillos y retamas para disimular el hedor de los muertos que poblaba el lugar, muchas veces de sus propios familiares y siempre de sus vecinos. Bajo el gran Olmo el Concejo del municipio decidió una drástica decisión… quemar casas y enseres, arrasar el pueblo, dejarlo todo allí, convertido en cenizas y trasladarse al otro lado del arroyo para construir un nuevo pueblo y alejarse por fin de la peste. Desde entonces, cada 21 de enero, los colmenareños queman tomillos y retamas, para no olvidar que un día tuvieron que recurrir al fuego para huir de la peste…

Esta leyenda no está constatada cronológicamente –se conservan vestigios de la antigua ermita de San Vicente, erigida a finales del Siglo XII- pero está recogida en la página web de Colmenar del Arroyo y además la confirman los vecinos con los que me topé en mi agradable paseo nocturno a través de la localidad, en busca de hogueras y calor, como “Lola” Maeso, una colmenareña de 87 años –y a punto de cumplir los 88-, que durante muchos años regentó junto a su marido el Bar Mariano, situado en la Plaza del Ayuntamiento, “donde estaba al tanto de todo lo que ocurría en el pueblo” y que conoce como nadie las tradiciones e historias de su pueblo. Con “Lola” y buena parte de su familia, al calor del fuego y a la puerta de la acogedora casa rural Las Tres Lunas pude disfrutar de una breve velada nocturna y familiar, como la que comparten muchas familias de Colmenar del Arroyo cada 21 de enero, que aún se reúnen ante una hoguera en la que quemar tomillos y retamas. Una tradición que ha ido cambiando a lo largo de los años, como me contaba Lola, que afirma que antes se aprovechaba para quemar en la hoguera todos los muebles viejos y todas las cosas de las que uno se quería deshacer, mientras que ahora se aprovechan las ascuas para asar chorizos, panceta, morcillas y para compartir una velada en familia o junto a los vecinos y amigos.

En la mañana del día 22, como viene siendo tradición desde hace tantos años, se llevó a cabo la misa en honor a San Vicente, a quien algunos, entre los que se encuentra “Lola”, atribuyen realmente la desaparición de la peste que asoló el municipio, y la procesión hasta el punto más alto de Colmenar del Arroyo para bendecir el pueblo. Después hubo limonada con tostones para todo el mundo en un encuentro amenizado por una banda de música y ya por la tarde, en el centro polifuncional se realizó el fin de fiesta con una fiesta ambientada con diversos espectáculos musicales.

Una de las fiestas y tradiciones de nuestros municipios que muy pocos conocen o disfrutan, pero que invito a vivir, porque es una de esas tradiciones repletas de historia que continúan albergando algo de nuestra magia, nuestro pasado y nuestras leyendas. El año que viene no os perdáis la Quema del Tomillo de Colmenar del Arroyo.


Artículo sobre las Fiestas de San Vicente, de Colmenar del Arroyo, publicado en A21 el 23 de Enero de 2013