22 de enero de 2013

El lobo, ese compañero de viaje aún tan temido y tan desconocido


Aún sabemos muy pocas cosas sobre el lobo ibérico, aún puebla nuestras pesadillas y nuestras leyendas más terroríficas, aún desconocemos cuántos ejemplares habitan en nuestro país, a pesar de los esfuerzos de tantos y tantos naturalistas, como Félix Rodríguez de la Fuente o Carlos Sanz, que han luchado por darle a conocer y por conseguir que este hermoso animal, que aporta equilibrio medio ambiental a nuestros bosques y que ha sido tan perseguido a lo largo de la historia de la humanidad, el lobo continúa siendo el personaje malvado de los cuentos, una de las criaturas de la noche a las que tanto tememos, un enemigo a batir…

El viernes 19 de enero de 2013, el grupo Acción Lobo, en colaboración con el Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias, organizó en el Café Teatro de la localidad una conferencia sobre el lobo ibérico con la que pretendía, por encima de todo, romper los tópicos que rodean a este mamífero salvaje y contar la historia de cómo estos mitos se instalaron en nuestro subconsciente, además de concienciar a los presentes sobre las auténticas carnicerías a las que se ha visto sometida esta raza, maestra del hombre en cuanto a modos y hábitos de caza.

El evento comenzó con un comentario genérico sobre el lobo y con la noticia de que, en teoría, se está realizando actualmente un censo real del lobo ibérico en nuestro país, pasando después a la historia de por qué es un ser tan odiado y temido por el común de los mortales, algo que creció exponencialmente en la Edad Media, con una sociedad dedicada casi exclusivamente a la ganadería y la agricultura, que declaró una guerra abierta al lobo por resultar perjudicial para la economía. Fue precisamente en esa época en la que nació esa idea de Dios como “buen pastor” y el lobo como su enemigo declarado, el Diablo. Se recorrieron varios mitos, como el de los Berserker o el de la Bestia de Gévaudan que trajo de cabeza al mismísimo Luis XV…

A través de fotografías, muchas realmente terribles, y comentarios, comprobamos las salvajadas que se han llevado a cabo con el fin de exterminar al lobo a lo largo y ancho del mundo, en especial en Estados Unidos donde a día de hoy existe un potente extremismo contra la especie, aunque también pudimos ver carteles y folletos firmados desde ASAJA con la petición “¡Matemos a los lobos!

Extractando las palabras de la ponencia, “Se da la circunstancia de que en España no hay registrado un solo ataque de lobo sano a una persona adulta. A pesar de ello, cada año se permite cazar en nuestro país entre 500 y 700 lobos, lo que supone el 30 % de una población realmente pequeña. Se ha demostrado que las políticas de subvenciones con las que los ganaderos eran pagados ante los ataques no han funcionado y que se dan habitualmente casos de fraudes o irregularidades. Si hay en nuestros bosques herbívoros grandes y sanos la caza de ganado disminuye a cotas extremadamente bajas.

Para finalizar el coloquio se dieron algunos sistemas de protección que están siendo efectivos a la hora de luchar frente a los ataques de lobos a ganado y que evitan que se tengan que cazar, que se sigan usando cepos o incluso cebos envenenados peligrosos incluso para los humanos. Pastores eléctricos, barreras de banderas, pistolas con pelotas de goma e incluso una original idea que consiste en introducir llamas entre el ganado a proteger… aunque lo mejor, como siempre, es tener entre el rebaño a nuestros compañeros de siempre, los mastines, que vieron reducida drásticamente su presencia cuando el hombre sintió que la presencia del lobo era menor.

Todos los presentes pudimos ver un documental en el que se aportaban diversos puntos de vista a través de naturalistas, ciudadanos corrientes y pastores. Como colofón al evento, a todos nos quedó una frase muy clara: “Aporta más a nuestra naturaleza un lobo vivo que un lobo muerto”.


Artículo del 21 de enero de 2013 sobre la Conferencia ofrecida por el grupo Acción Lobo en el Café Teatro de San Martín de Valdeiglesias. Publicado en A21