3 de febrero de 2013

Piedras Brillantes


Roy vio las primeras piedras brillantes y no pudo evitar una tenue sonrisa que se borró enseguida de su cara. Era hermoso verlas relucir en la oscuridad de aquel estrecho pozo, iluminadas por la luz de la minúscula linterna. Arremetió con algo más de ánimo con el pico mellado, aunque las ampollas de sus manos le escocían a horrores. Se le metió polvo en los ojos, lo que le hizo lagrimear, aunque ya llevaba bastante tiempo llorando antes de descubrir las piedras que buscaba...

Tardó aún casi una hora en poder sacar las primeras piedras de la pared, la veta era muy buena, pero todavía no la había alcanzado del todo. Una hora más tarde empezó a llenar el cubo situado a su espalda y varias horas después, por fin, tenía suficientes piedras como para salir del angosto y tétrico agujero para regresar al exterior y poder llenar sus pulmones de aire limpio, para poder quitarse algo del polvo que tenía encima y le provocaba tos e irritación en la nariz y en la garganta…

Cuando alcanzó la soga situada a casi media hora de caminar a gatas en la oscuridad más absoluta y se la ató a la cintura, no pudo dejar de pensar en que esa noche podría cenar, porque llevaba un buen montón de piedras, seguro que los dueños de la mina se mostraban satisfechos. Pero al llegar arriba notó un empujón y alguien le arrebató de las manos el cubo oxidado. Desde el suelo, magullado y dolorido, escuchó unas carcajadas y se sintió la persona más infeliz del mundo. Le habían robado las piedras, los dueños de la mina no le darían el dinero estipulado y ni sus hermanos ni su madre tendrían nada que comer esa noche… a sus ocho años Roy se sintió tan débil como un anciano de ochenta…

2 comentarios :

MaRo SaDi dijo...

Tienes buenos articulos, Felicitaciones por tu Blog, Visita tambien el mio, comenta, suscribete y sigueme, que yo tambien hare lo mismo.

Ceciely dijo...

"En la boca del horno se quema el pan" un dicho que encaja bien en esta historia. Muy bien contada y es una gran lección. Un bonito blog.
Saludos cordiales y buena semana.