14 de marzo de 2013

Filosofía y política femenina en San Martín de Valdeiglesias



Porque aún hay mucho por conmemorar y reivindicar

Cada año ocurre igual, muchas personas (yo también me lo he preguntado alguna vez, conste), en su gran mayoría mujeres, se preguntan el porqué de la conmemoración anual del Día de la Mujer, el porqué necesitamos recordar cada año que las mujeres se merecen un día propio si los hombres no lo tienen como tal… no está mal que, de tanto en tanto, recordemos todos que las mujeres están aún a años luz de los hombres, no en cuanto a preparación, aptitudes o inteligencia, sino al hablar de puestos de referencia o de poder en cualquier ámbito de la vida. Eso si nos referimos al mundo occidental, porque si nos alejamos un poco, camino del tercer mundo, podemos encontrarnos con situaciones de vulnerabilidad de los derechos fundamentales o directamente de discriminación que son del todo punto insoportables. La mujer aún está lejos del hombre, por eso es tan necesario seguir conmemorando este día tan discutible para algunos y algunas.

En España no estamos del todo mal, aunque aún nos falte mucho para que la igualdad sea plena y para que hombres y mujeres puedan convivir en paridad de condiciones, pero si estamos hoy relativamente bien, con respecto a otros países, es gracias a unas cuantas pioneras que ofrecieron lo mejor que tenían para que nuestro país fuese un lugar mejor y más justo. María Zambrano, Victoria Kent y Clara Campoamor fueron tres de estas pioneras que lograron que nuestras mujeres fueran poco a poco ganando derechos y libertades que hoy nos parecen indispensables y totalmente justos.

Y la Asociación Cultural Teatro Sierra Oeste, en colaboración con el Ayuntamiento de San Martín de Valdeiglesias quiso recordarlas en el segundo acto del ciclo “Hablamos de mujeres autoras”, celebrado el pasado 9 de marzo en el Café Teatro, en la clausura de la semana de la mujer, un evento coordinado y presentado por Concha Salazar que contó con las ponencias y actuaciones de las actrices Isabel Gil, Marisa Herrera y Montse Moreo, además de la de Araceli Escudero, presidenta de la asociación y la visita y participación de la abogada y política Cristina Almeida.

Isabel Gil nos acercó la figura de María Zambrano, una de las mujeres más preparadas de nuestro siglo XX, compañera de fatigas de la Generación del 27 y exiliada durante muchos y largos años por sus ideales y pensamientos. Aunque el momento cumbre de la conferencia-coloquio fue el instante en el que Marisa Herrero y Montse Moreno se pusieron en la piel de Victoria Kent y Clara Campoamor para rememorar la lucha dialéctica que las enfrentó en las Cortes Españolas por la aprobación o no del sufragio femenino en tiempos de la Segunda República Española, ambos discursos nos recordaron a todos los presentes un tiempo en el que los políticos eran realmente brillantes.

Y para finalizar, todos los presentes que abarrotábamos el Café Teatro hasta el punto de no dejar una silla vacía, pudimos disfrutar de la fuerza moral y algunas experiencias de una política con una larga trayectoria en la consecución y defensa de los derechos de la mujer, Cristina Almeida.

Un acto que nos recordó que aún no somos iguales del todo y que, aunque a algunos les pueda llegar a molestar, hay que seguir conmemorando el Día de la Mujer y reivindicando que todos tengamos los mismos derechos.