24 de enero de 2014

Seis años de CULTURA en el periódico comarcal A21


Seis años de cambios

Nuestra vida ha cambiado mucho en estos seis últimos años. Si nos parásemos a pensar un minuto en todo lo que hacemos ahora mismo como algo habitual, puede que nos sonase a Ciencia Ficción hace tan solo poco más de un lustro… nuestra vida, nuestro pueblo, nuestra comarca… todo ha cambiado mucho en solo seis años. A21 supuso uno de esos cambios a los que ahora estamos tan habituados que apenas le damos importancia, pero la tienen ¡y mucho! Especialmente en el ámbito de la cultura.

La Sierra Oeste de Madrid (incluso el agrupamiento de nuestros municipios en comarca es un cambio reciente, al menos en el ideario colectivo) siempre fue una tierra fecunda en lo cultural, no hay más que rascar un poco para encontrar profundas raíces que se ramifican en asociaciones teatrales o culturales, en excelentes pintores, escultores, escritores… algunos son recién llegados, pero muchos llevan toda la vida en esta agraciada región de Madrid. En todos los municipios podemos encontrar cultura casi sin buscarla, desde Bailes Regionales a escritores de Graffitis, desde fiestas únicas a leyendas comunes, el nacimiento de A21 sirvió para que todos pudiésemos sentirnos orgullosos de nuestras raíces, de nuestras gentes, de nuestra cultura. Para que todo el mundo pudiese saber la riqueza real de nuestros municipios: el trabajo de sus vecinos. El orgullo ya existía, eso no lo duda nadie, pero gracias a un periódico que siempre ha pretendido la globalidad comarcal, pudimos regalarlo.

No hay un elemento más vertebrador de una sociedad que su cultura. Desde la llegada de A21 se enriqueció considerablemente la oferta informativa de la Sierra Oeste, pudimos leer sobre nuestros vecinos, pudimos ofrecer aquello que sabíamos que era único y era nuestro, pudimos vernos reflejados en los pueblos cercanos. A través de reportajes, artículos y entrevistas hemos fortalecido unos lazos imposibles de romper, hemos entrelazado nuestras raíces. Siempre hubo una gran oferta cultural en cada pueblo de esta comarca, por separado, ahora, gracias en parte a A21, podemos asegurar que existe una gran oferta cultural y grandes adeptos a ella en toda una región.