#MalditaGuerra

Porque la Guerra es una mierda, se mire como se mire

"La gran aventura de Sir Wilfredo - El asedio de las sombras"

Una novela para disfrutar de las princesas y de los caballeros.

Microrrelatos en 3 Capítulos

Disfruta de más de cien historias cortas

La importancia de las librerías

Artículo publicado en Diábolo Magazine

31 de diciembre de 2014

El último cuentito del año en Menudo Castillo

El burrito que perdió la sonrisa

Había una vez un burro que no sabía sonreír, o quizás había olvidado cómo se hacía. Era un burro muy pequeñito que casi ni se asomaba por encima de la cerca de madera de la granja en la que vivía. Los corderos y las gallinas lo miraban de soslayo cuando salían a pasear y murmuraban lo triste y cabizbajo que caminaba siempre. Pocos sabían, porque eran demasiado jóvenes para haberlo vivido, que la causa de la tristeza del burro era la partida de su dueño, Antonio, de apenas veinte años, que un buen día se tuvo que marchar de la granja de sus padres por culpa de una guerra que aún no había terminado. Desde entonces el burro había encogido hasta ser tan pequeño como lo era y había perdido la sonrisa, como Jonás, el granjero y Juliana, su mujer. La propia granja parecía marchita ante la partida del joven. Una noche, una tormenta sacudió los cimientos de toda la casa, del establo e incluso de todos los seres vivos que la habitaban. La furia de los truenos parecía demasiado potente para ser producida por la naturaleza. A la mañana siguiente todos supieron que algo extraño había sucedido en los alrededores y Jonás, con lágrimas en los ojos, pronunció una palabra que sonaba a humo y cenizas, a sangre y a dolor, Bombardeo… dicen que aquel burrito, años después, recobró la sonrisa e incluso su tamaño y lustre original, hay quien afirma que incluso recuperó la juventud perdida durante la guerra y los primeros años de posguerra, dicen que fue a causa del regreso de Antonio, que vino con una sonrisa en la cara y los años perdidos grabados en el corazón. Dicen que Antonio, Juliana y Jonás vivieron años muy duros, pero muy felices y que, tiempo después, llegó un terremoto que sacudió los cimientos de la granja, un pequeño vendaval llamado Julián, que cabalgó durante años a lomos de un burro que nunca dejaba de sonreír y que era la envidia de todas las granjas colindantes, aunque esa es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.


La fantástica ilustración que acompaña al cuento es un regalo de la ilustradora Susana Rosique, ¿a que es lo mejor de la entrada?

16 de diciembre de 2014

Muy orgulloso de mi trabajo como formador de curiosos


Menudo Castillo nació como un pequeño proyecto de programa de radio, pero hoy es mucho más, algo que se demuestra día a día en los programas e invitados cada vez más estupendos, en las actividades que realizamos y en las visitas tan interesantes que nos regalamos siempre que podemos. Esta temporada somos menos que en la anterior, pero creo que estamos haciendo un trabajo realmente bonito y que, tarde o temprano, tiene que fructificar en aún más cotas por alcanzar. Es una pena que tantos peques se lo estén perdiendo y que no le pueda dedicar todo el tiempo que necesita, pero bueno, pasito a pasito estamos haciendo algo muy importante, estamos formando a pequeños inquietos como buenas personas y ciudadanos informados y curiosos.

Ojalá pueda seguir adelante mucho tiempo con este proyecto tan genial que es Menudo Castillo, quizá uno de los trabajos del que más orgulloso me siento (aunque aún sea algo muy pequeño y humilde). Y como muestra, dos botones, os dejo los últimos resultados del Taller de Radio Menudo Castillo, dos publicaciones en el periódico A21 con la SOLIDARIDAD como punto fuerte y protagonista.

Y es que, estamos formando mejores personas para que hagan de este mundo algo mucho mejor de lo que nosotros lo hemos hecho.




12 de diciembre de 2014

Esta Navidad añade, al menos, un libro en tu lista de regalos


10 Consejos para regalar libros en Navidad

Ahora que se acercan las navidades, llegarán también las listas de recomendaciones, las de los más vendidos, las de los más baratos... Libros, discos, películas, ropa… habrá listados de todo lo imaginable y de todo lo que se pueda regalar. La verdad es que yo no soy demasiado de listas, porque considero que todas son injustas y que se quedan solo en la superficie y porque pienso que son tan subjetivas como interesadas en la mayoría de las ocasiones, así que, hoy os traigo una lista de 10 consejos para regalar, lo he adaptado a los libros, pero creo que valen para todo, aun así y para no resultar incongruente, seguro que me dejo cosas por mencionar y que resulta una lista tan injusta e incompleta como todas.


1 REGALA PENSANDO EN LA PERSONA A QUIEN REGALAS

Esta es la premisa principal. No hay nada más reconfortante que ver una cara ilusionada al recibir un regalo que has realizado. Cuando acertamos en el presente podemos apreciarlo y le contamos al receptor que hemos pensado en él, que nos hemos devanado los sesos buscando algo que sabíamos que le iba a gustar. A veces cometemos el error de pensar que a todo el mundo le va a gustar lo que nos gusta a nosotros o de regalar algo para procurar amoldar cualquier gusto a lo que nos conviene. Devoluciones, malas caras u olvidos eternos suelen ser los resultados. No hay mejor regalo que el que se toma con cariño y al que se regresa siempre que es posible hacerlo, el que deja una ilusión memorable por mucho tiempo que pase. Pensar bien en el género, en el título y, especialmente, en el ánimo y gusto de la persona a la que queremos regalarle algo suele ser siempre sinónimo de acierto. No regales por hacerlo, piensa mucho en el receptor antes, así será muy difícil errar en el regalo.

2 BUSCA TÍTULOS QUE PODÁIS COMPARTIR 

Otro detalle a tener en cuenta cuando regalamos libros es el elegir aquellos que se puedan compartir entre varios miembros de la familia o entre las amistades. Leer es un divertimento, quizá uno de los pocos que te permiten viajar sin gastar demasiado dinero o esfuerzo en hacerlo, pero si podemos compartir nuestras experiencias, si tenemos a alguien cerca con quien comentar lo que hemos sufrido o disfrutado entre las páginas, todo es mucho más rico y haremos mucho más fácil la tarea de inclinar a leer o de conseguir que los nuestros le cojan el gusto a esta acción cada día más complicada que es leer.

3 COMPRA EN LIBRERÍAS PEQUEÑAS

Puede que en los grandes centros comerciales, en plataformas de internet o en enormes librerías sea más sencillo encontrar un título cualquiera o incluso que esté un tanto más barato, que te puedas llevar con tu libro un bolígrafo que dejarás olvidado en un cajón o una pegatina gentileza de la editorial, pero comprar en una librería pequeña te asegura una experiencia mucho más enriquecedora y productiva. Para empezar te llevarás gratuitamente una primera recomendación por parte del librero, que te ofrecerá su amistad y buen trato en la mayor parte de las ocasiones, su conocimiento sobre el mundo editorial y las novedades editoriales que más te puedan interesar y te indicará aquellos títulos que se acerquen más a tus gustos o aficiones. Cuanto más visites una librería mejor crecerá tu propia biblioteca y tu lista de lecturas. No hay nada mejor para un aficionado a la lectura como un librero de confianza y eso, por mucho que quieran, no te lo puede ofrecer ninguna gran cadena comercial, a veces, objetivamente, es preferible al póster de regalo o al cinco por ciento de descuento.

4 NO TE QUEDES EN LO MÁS COMERCIAL, BUSCA LA EXCLUSIVIDAD

Probad a mirar las interminables listas de los más vendidos, ahí estarán las novedades editoriales de los autores más famosos, de los títulos más publicitados, de las tramas más parecidas al último best-seller… a mí no me disgustan los grandes éxitos comerciales, he disfrutado enormemente con los libros de Dan Brown (excepto con el primero y el último, tengo que reconocer), he pasado largas horas en compañía de Ken Follet e incluso he compartido lecturas con Stephen King, no tengo problemas con ellos, ni mucho menos, pero esos son los libros y los autores que todo el mundo va a regalar, los que estarán en todos los carros de la compra, los que los libreros tendrán que solicitar al almacén muchas más veces… ¿por qué no buscar algo original? Tenemos una red editorial inmensa y extensa en nuestro país, ¿por qué no buscar a otros escritores y otras editoriales?, ¿por qué no encontrar un libro especial que solo tengamos unos pocos elegidos? Acertar con un libro es una gran noticia, pero descubrirle a aquel a quien queremos un autor en especial es algo que nunca olvidará y que nos agradecerá toda la vida.

5 ¿POR QUÉ NO REGALAR UN LIBRO INFANTIL?

Otra gran idea es la de regalar a los adultos un buen libro infantil. Puede que esto a algunos os pueda llegar a sonar extraño, pero con la enorme calidad que tenemos en España en cuanto a la literatura infantil y juvenil no estaríamos cometiendo ninguna locura, más bien todo lo contrario. Los libros infantiles y juveniles son aquellos que también pueden leer los niños y los jóvenes, pero podemos… debemos leerlos los mayores. Puede que haya existido una época en la que cualquier cosa podía valer para los niños, pero ahora es la literatura más cuidada y trabajada que existe en nuestro país, los títulos que leo semana a semana para Menudo Castillo están escritos con inteligencia, con el toque de redacción necesario para la comprensión, pero con un fondo, con una intención… que convierten estos libros en grandes historias sin necesidad de más etiquetas. Leer un libro infantil es desear repetir lo antes posible.

6 EN NAVIDAD, AL MENOS, UN LIBRO PARA CADA UNO

Queremos que nuestros hijos lean, es una lucha constante en un país que dedica muchos fondos económicos (cada vez menos) en un Plan de Fomento de la Lectura, siempre afirmamos que deberíamos leer más o que nuestros hijos deben leer para enriquecerse, sin embargo, cuando llegan los regalos navideños pocas veces nos acordamos de incluir un libro entre la lista de obsequios. Lo ideal sería preguntar a aquellos que queremos regalar, hacerles incluir en su listado de peticiones uno o varios títulos. No está nada mal tener en nuestro saco de presentes juguetes, herramientas, películas, discos o videojuegos, pero si entre todo ello hay un libro, estaremos enviando un mensaje a su receptor, que a nosotros nos importa la lectura y que todos en casa estamos convencidos de que no solo es útil como herramienta para comprender el mundo, sino que es un elemento más con el que ocupar nuestro tiempo de ocio.

7 PROCURA NO REPETIR TÍTULO

Conocer aquellos libros que pueden interesar a la persona a regalar es también un tema a tener en cuenta a la hora de hacerlo. En casa suele ser relativamente sencillo el conocer el listado de libros para no repetirse, pero es probable que podamos cometer algún error en este asunto o encontrarnos con una persona con una biblioteca a la que no podemos acceder tan fácilmente, por eso estaría muy bien el conocer una lista de preferencias literarias de nuestro homenajeado. Acertar y no repetirse es otro síntoma de que nos hemos preocupado realmente por nuestro regalado y hemos ocupado parte de nuestra atención en acertar lo mejor posible con el título elegido.

8 NO TE IMPORTE REGALAR POESÍA O CLÁSICOS

A no ser que sepamos con seguridad que este es un tema al que nuestra persona a regalar no se quiera ni acercar, incluir poesía también puede ser una fórmula perfecta para acertar. Una buena antología de un autor muy querido por él o de un conjunto de poetas, una novedad para descubrir a un escritor nuevo y acompañar el regalo de una invitación a una presentación literaria, buscar un tema en concreto… también es una gran idea ofrecer libros clásicos u olvidados, podemos hacer que nuestro homenajeado se sienta muy especial con una buena edición de un clásico o con un buen libro de poemas. Hay títulos ilustrados que son auténticas joyas en papel.

9 NO TE GASTES DEMASIADO DINERO EN TU LIBRO

No hace falta. A ver, si no tienes problema en gastar, hazlo, busca ediciones exclusivas, maquetaciones especiales, buenas reediciones… pero no hace falta gastar mucho dinero para regalar un muy buen libro. Estamos en una época donde la mayoría no disponemos de mucho para gastar, ¿por qué dejarnos un dineral en un libro? Hay ediciones de bolsillo, libros en oferta, antiguas ediciones… solo hay que molestarse y buscar un poco para encontrar verdaderas joyas realmente económicas, puede que un libro de saldo o incluso de segunda mano haga más ilusión que la última edición de la cima de los más vendidos. Solo hay que elegirlo bien, lo demás no suele importar demasiado.

10 REGALES LO QUE REGALES, UTILIZA TODO TU ESFUERZO EN HACERLO

¿Cuántas veces has ido a comprar a la desesperada y has encontrado el regalo en un segundo? Ese regalo que solo te ha costado el esfuerzo de gastar dinero, que no te has molestado en elegir, en buscar con mimo, en encontrar porque lo ibas buscando… no se puede regalar el primer libro que veamos en la estantería, dedícale tiempo, esfuerzo, mimo y cariño, verás como aciertas, regales el título que regales.


Te lo he dicho al comenzar, me dejo muchas cosas interesantes, no hablo de cómics, de álbumes ilustrados, de libros para bebés… tampoco hay consejos que, seguro, tú seguirías o sigues habitualmente… esta es una lista, no está completa, como ninguna. Coge lo que quieras y deja lo que desees, eso sí, regala con cariño, ese será tu mejor presente durante esta Navidad.