14 de febrero de 2015

Como dijo Confucio, está claro que la televisión es un medio del que nos fiamos muchísimo y que nos mantiene pegados al sillón durante muchísimas horas de nuestro tiempo libre y ayer, mientras veía un conocidísimo programa de entretenimiento que encanta a los más jóvenes y que se nutre de actores, cantantes, políticos y demás, me dio por pensar… ¿y qué pasaría si, por lo menos de vez en cuando, el invitado o la invitada escribiese literatura infantil y juvenil?, ¿no haría leer mucho más que cualquier campaña de fomento de la lectura? En fin, cosas mías, ya sabéis…