16 de agosto de 2016

Amor Imposible


Recorrerte lentamente
disfrutarte,
rozar tu ardiente piel entre jadeos. Y abrasarme.
Sin respiración, sin aire, beber de tus miradas y deseos.
Agonizar de amor 

                                y soñarte 
                                                 y anhelarte 
                                                                     y desearte…


Y por fin saborear tus labios un segundo.

Quizás, con suerte, tenerte un instante entre mis brazos
y morir poco a poco cuando llegue el alba y me abandones
resbaladiza, irremediable
y te desvanezcas en el día. 


Y me mates.



Hace unos días participé en uno de los concursos propuestos por Diversidad Literaria. He vuelto a tener la suerte de ser seleccionado para formar parte de la antología recopilatoria que publican con los concursantes. Espero que os guste el poema.