28 de febrero de 2017

Al borde del abismo


He visto el abismo
infinito y distante
Lo he visto a mis pies
¡me acechaba!

Estaba tan cerca del borde...

Y lo he hecho
aunque resultase una locura,
he saltado
con todas mis fuerzas

y he fallado

Y cuando empezaba a caer,
a punto de ser devorado por las sombras
me has salvado, una vez más...
me has devuelto a la vida,
me has zarandeado sin mesura
me has arrastrado a la aventura
me has besado en los labios 
me has calmado
y
finalmente
me has dejado, exhausto,
sudoroso e intranquilo
allí
donde me has encontrado...

con el libro en el regazo,
soñando.