21 de febrero de 2017

El asesino sindicalista


El asesino se acercó por la espalda. Levantó el puñal... y se marchó. Acababa de terminar su jornada laboral. No pensaba hacer más horas extras gratis.