19 de febrero de 2017

Volviendo a viajar a bordo de la Odiseus gracias a la "radio"


Quizá la primera serie que me atrapó de verdad en mi infancia

Ayer, por culpa de esa mala gente que hace La Órbita De Endor me entraron unas ganas terribles de volver a ver ULISES 31, una serie que me entusiasmó de pequeño, pero que no me había atrevido a revisitar por miedo a llevarme una gran decepción.

Y vi el primer capítulo... y me reencontré con momentos y recuerdos que creía no tener y que, sin embargo, fueron golpeándome en forma de "¿te acuerdas?", "¡claro!" Y otros detalles parecidos. Creo que esta serie tiene bastante culpa de que me guste la Fantasía y la Ciencia Ficción, la Mitología y algunos personajes que, inexplicablemente siempre me han atraído.

Y cuando escuché a los de Endor hablando de Merchandising, me acordé de una estupenda pistola-espada de agua que me regaló mi madre después de una insistencia tremenda y de ver esta serie realmente atraído por cuanto pasaba. Recuerdo haberla recibido como un premio excepcional, como un tesoro inaudito, como una manera de parecerme a mi héroe de aquel entonces. Recuerdo a mi hermano pidiendo que se la dejase. Recuerdo que, egoístamente (y con toda la razón), no se la quería dejar. Y recuerdo que, sin haberla llenado ni una sola vez con agua... perdí el tapón, por lo que nunca valió para el uso que tenía. Eso sí, por unos instantes fui el mismísimo Ulises, aunque apenas tuviese 6 o 7 años (o incluso menos) y la barba aún ni siquiera fuese un proyecto de futuro.

Gracias, gente de ENDOR. Gracias a todos los que hacéis buenos PODCAST capaces de hacernos viajar a otros tiempos.

PD. No creo que llegue el mes que viene sin haberme visto la serie completa, porque, en contra de lo que me imaginaba, no me decepcionó, sino que me atrapó, de nuevo y para siempre.