19 de julio de 2017


Cuando el barco racista naufragó, fueron los negros quiénes rescataron a los tripulantes y los hicieron subir a sus pateras.