El blog de Javier Fernández Jiménez

21 de enero de 2018

Perdiendo el miedo


En algún rincón de París un niño se asomó a la ventana en plena noche. El sonido de un avión lo había despertado. El pequeño se asomó y sonrió. Ese día habían llegado rumores al orfanato que afirmaban que toda una división de soldados aliados y carros de combate se acercaban sin respuesta de los nazis.

Abrió la ventana con cuidado de no despertar a sus compañeros y se sentó en el cerco. Miró al cielo nocturno e imaginó que en aquel avión oculto bajo el manto de la noche viajaban un aviador y un niño que conversaban sobre zorros domesticados, rosas y corderos...

Aquella noche soñó con un pequeño planeta en mitad del universo y, por primera vez en mucho tiempo fue incapaz de tener miedo de los soldados alemanes.


Este microrrelato es un minúsculo homenaje a un libro que cambiará la vida y la manera de ver un libro de muchos niños y niñas en todo el mundo. Mi más sincera enhorabuena al autor que ha escrito un libro redondo. Muy bueno Santiago García Clairac, muy bueno. En unos días te quiero en la radio.

No os perdáis la lectura de "El Principito se fue a la guerra"

0 comentarios: