El blog de Javier Fernández Jiménez

Un ejército para Hans



Este libro va dedicado a todos los niños que han sufrido a causa de las guerras provocadas por sus mayores

Durante la II Guerra Mundial fueron muchos los huérfanos que se vieron obligados a malvivir en las calles de las ciudades ocupadas. Con un ojo puesto en la consecución del sustento o el cobijo diario y otro en evitar a los soldados, cuyas intenciones eran a menudo arrestarlos para llevarlos a los siniestros campos de concentración o cosas aún peor...

Hans es uno de esos niños. Vive en Ámsterdam y quedó huérfano en los primeros momentos de la invasión. Desde entonces sólo ha tenido una obsesión: ingresar algún día en las filas de la Resistencia Holandesa y expulsar a los arrogantes nazis de su patria ¿será capaz de hacerlo?

Y lo más importante, ¿de verdad existe una resistencia?




OPINIONES


Reseña en "Todo está por hacer y todo es posible", el Blog de Charo Bolívar

Llegó un momento en mi vida en que me vi saturada por todos los libros y películas que había leído y visto sobre el tema de la II Guerra Mundial y los campos de concentración. Y es que llega un momento en que el cerebro no puede asimilar más horror y dice basta. Yo no podía más, hasta que mi amigo Javier Fernandez me envió su libro Un ejercito para Hans. Cómo he sido muy bien educada, pensé :"No voy a hacerle el feo de no leerlo ya que ha tenido la gentileza de enviármelo (y dedicármelo)" Así que me armé de valor y salté la barrera para ver de cerca al toro. Y no me arrepiento.

Aparte de ser una novela entrañable, donde se mezcla el horror, la guerra, la muerte con la fantasía, con esos mundos paralelos que mucha gente niega que existan, es una reflexión sobre algunos de los temas más importantes de la vida. Y creo que la principal idea que Javi nos transmite (dime si me equivoco) es la de que todos somos iguales, aunque tengamos religiones diferentes, color de piel, cabello y ojos diferentes, nacionalidades diferentes, ¿Acaso la esencia no es la misma en todos los rincones del mundo? Y para ello me remito a dos de los personajes más entrañables que he encontrado en el libro, Mohammed, musulma, y Raba, hindú. Y como no, el padre Tobías, un católico un tanto atípico. Son ellos tres la representación de lo mejor de cada religión, de lo que debería ser en realidad. Tolerancia y respeto por el que no piensa como nosotros. Y un niño que lleva en al bolsillo una cruz, una svastica, una Estrella de David y una media luna, todo eso en el marco de la Amsterdam ocupada por el ejercito nazi en 1943.

Pero yo sé que Javi es un enamorado de la fantasía, que todo hay que decirlo. Y consigue mezclar todo esto con imágenes que todos tenemos en la cabeza sobre la navidad y ese ser mágico que nos deja regalos al lado del árbol. Y con esa leyenda urbana sobre las bicicletas que hay en el fondo de los canales de Amsterdam...

Para descubrirlo, hay que leer Un ejercito para Hans y, aunque seguro que derramaremos alguna lágrima, nos quedará el regusto de que el ser humano puede crear magia en los peores momentos de su vida. Para eso, se nos dio el poder de imaginar.

Y os dejo mi frase/párrafo preferida:

"...Yo no creo que exista un único dios... creo que hay uno para cada creyente verdadero. Pertenezca a la religión que pertenezca. Tobías creía en un dios bueno y sabio que carecía de nombre; el de Mohammed era muy parecido, tanto que me cuesta entender que los hombres lo consideren diferente; los campos de concentración están llenos de gente que tienen un dios llamada Yavhé, un ser orgulloso y recto, aunque también sabio y justo... y todos los dioses en que creía Raba son tan buenos, sabios y orgullosos como los otros. ¿Sabrías decirme quien entre ellos conoce la dios verdadero? Yo creo que todos lo son. Puede que sólo exista uno entre todos ellos o puede que en realidad todos sean reales. Para mi todas las ideas sobre ese asunto son igual de respetables, incluidas las que piensan que no existe ninguno."

Javi, me ha encantado tu libro.


Ana María Rubio Esteban 

Podría decir muchas cosas de 'Un ejército para Hans', pero voy a resumirlas... Me ha sorprendido, primeramente, porque no esperaba una historia así cuando comencé a leerlo, tenien ...do en cuenta sobre qué iba. Creo que es el primer libro que leo que aborda esta temática con un tono de alegría y optimismo, y es de los pocos que me ha hecho llorar al mismo tiempo que sonreir, casi al mismo instante. He derramado bastantes lágrimas con él y me encantan los momentos tan emotivos que he vivido a través de sus personajes. Una de mis frases favoritas es la última: 'Puede que en ti resida la esperanza que nos haga continuar a los demás'.

Gracias por tu libro, Javier. Gracias por escribirlo y por compartirlo. Y os animo a todos a leerlo también.


Acantilados de Papel


Un ejército para Hans es una novela un tanto atípica. No lo digo por que esté dividida en cuatro partes o capítulos, dos de ellos (el segundo y el tercero) muy extensos, ni por que trate de la II Guerra Mundial, incluso tampoco por que el protagonista sea un niño en un mundo en guerra, ni por las pinceladas de drama o ese episodio de cuento de hadas que representa la relación de Hans con su especial ejército de Biclips comandados por Dief van Fietsen; no, ni tan siquiera la aparición de San Nicolás en la trama.

Pero todo ello la hacen una novela que no sabríamos definir. Como ya os he comentado, y así podemos leerlo en la contraportada, durante la segunda guerra mundial fueron muchos los huérfanos que se vieron obligados a malvivir en las peligrosas calles de las ciudades ocupadas. El protagonista de esta novela, Hans, es uno de esos niños. Vive en Ámsterdam y a muy temprana edad quedó huérfano, siendo su gran sueño ingresar en la resistencia holandesa y luchar por expulsar a los nazis de su patria. Javier Fernández, con esa idea, desarrolla una trama que tiene características de literatura infantil, colocando al final fragmentos idóneos para el lector adulto, buscando la especial sensibilidad de quien sabe del tiempo pasado, de la pérdida, del adiós, de algo que los niños no entienden cuando creen que vivirán eternamente, pero que un adulto comprende y teme.

¿Una novela de fantasía?; no, aunque fantasía es que un niño no precise “más armas que la magia de la inocencia, tu voluntad y tu valor” para tomar un campo de concentración (pag 136), según le asegura San Nicolás a Hans. Fantasía, cuando no cuento de hadas, es poner a las órdenes de ese niño, Hans, un ejército de Biclips (perdonad, desconocidos lectores, pero no quiero desvelar qué son los o las Biclips, pues la magia no hay que desvelarla). Magia es que los niños rescatados del campo de concentración descubran “con agrado que a cada golpe sufrido por uno de los guardias, alguna de sus propias dolencias comenzaban a desaparecer sin dejar rastro. Era como si los soldados les estuviesen librando del dolor al sufrirlo ellos mismos” (pag 143).

Como os digo, es más que eso. Javier Fernández se atreve incluso con un intento de conciliar las diferentes creencias religiosas, representadas por los personajes de Mohammed, Raba, el padre Tobías… y llevar en su bolsillo una cruz cristiana, la esvástica hindú, la media luna y la estrella judía…

Puede parecernos increíble, pero el propio Hans nos asegura que “Así ocurrió todo. Puede que para algunos de vosotros resulte una historia increíble. Ya me lo imagino. No es fácil creer que pueda existir gente tan malvada como para invadir naciones o matar a personas inocentes sólo por ser diferentes. Pero quien no se lo crea que viaje hasta Ámsterdam, se asome al borde de uno de los canales y susurre el hombre de Dief van Fietsen. Seguro que él estará encantado de corroborar todas mis palabras”.

Podéis hacerlo, pero antes, leedlo.


Rocío Ordóñez Rivera

Es un libro tierno, cruel, mágico... un regalo para la imaginación.


Fernando Jimeno Martín

en mi opinión... Me gusta mas... "Un ejército para Hans"... que "El niño del traje de rayas"...


José María

Es una novela narrativa con tintes de fantasía, está ambientada en la segunda guerra mundial, donde Hans su protagonista vive en Amsterdam bajo el acoso del ejercito nazi.

Empece a leerla y me fue sosprendiendo como Hans se superaba día a día a pesar de sus calamidades. Era un niño que nunca perdía la fé.

Es una historia que te transmite dolor y vergüenza de lo que podemos hacer los seres humanos, y como la pureza de los niños puede hacer que nos ayude a ser mejores.

Me ha gustado mucho, si queréis leer de una forma diferente la ocupación de los nazis , os recomiendo que no dejéis de leer esta novela.


Esther Sanz Ayorga

Gran Libro "Un ejército para Hans" de Javier Fernández Jiménez. He de decir que me ha emocionado mucho, vamos que he llorado... Pobres chiquillos y no tan chiquillos, lo que tuvieron que sufrir, sin embargo,prevalecía la ilusión y la creencia en que algún día todo podía mejorar...La fortaleza interior de un niño y sus ansias de protejer a su gente despiertan un mágico acontecimiento que solo un niño puede crear...

Es dificil entender que existieran tales sanguinarios sin escrúpulos. Desgraciadamente todavía hay personas, por denominarlas de alguna manera, que disfrutan cometiendo esta clase de atrocidades...

Me ha gustado mucho y me ha enganchado desde la primera frase...


Josué Ramos Casal (Desde el Puerto...)


Hace ya varios días que prometí escribir una reseña de esta mi última lectura: Un ejército para Hans, de Javier Fernández Jiménez. Sin embargo, las circunstancias que dominaron estos últimos días me han llevado a prorrogarla hasta hoy.

Y, ¿qué puedo decir de esta obra que no se haya dicho ya en Internet?

Antes de nada, he de decir que ya había tratado de leer esta novela, pero no había sido capaz de pasar la introducción. En parte, porque me costaba mucho hacerlo en ebook y, en parte, porque trata un tema del que no me gusta mucho leer.

Sin embargo, al volver a intentarlo ahora, las cosas cambiaron. A pesar de volver a intentarlo en ebook, la historia logró engancharme de tal forma al empezar a meterme en el ajo que la leí en dos tardes, literalmente.
Porque Un ejército para Hans no es la típica historia de la II Guerra Mundial. Es novela histórica, sí, pero ante todo es una historia fantática. Fantástica en el doble sentido. El aspecto histórico hace que esta novela se salga de la obra típica que sigue Javi. Sin embargo, se nota su toque en cuanto entramos en el mundo fantástico, en el que mejor se maneja.

Poco a poco, el protagonista nos va metiendo cada vez más en ese mundo hasta que termina con un glorioso final. No se regodea para nada en los sufrimientos de la guerra ni en el lamento por los muertos o los presos, sino que resulta una novela agradable de leer en todo momento.

Y, sin duda, nos deja un buen sabor de boca; culminado con la conclusión del autor.

Una novela, sin duda recomendable tanto como histórica como fantástica.





2 comentarios:

Susana Deseo Libros dijo...

¡¡Impresionante historia!!
No conocía la novela y me ha impactado....Felicidades.
Besos.

Javi dijo...

Hola Susana... ¿lo has leído? Porque me encantaría conocer tu opinión.